La tía Mame

Agustín Velasco | 1 de febrero de 2011 a las 9:30

auntie mame

Cuando vi que la editorial Acantilado había publicado La tía Mame de Patrick Dennis he de reconocer que  sentí un escalofrío. Ese libro debía ser mío, mío… porque aquí donde me tienen yo soy un ferviente admirador de Tía Mame vía musical. ¿Cómo que no sabéis quién es Tía Mame? Pues es la mujer más loca y divertida, frívola e interesante que podrías toparte… si vivieras en Nueva York y retrocedieras en el tiempo tasta los años 20.

  • NACA178[1]Título: La tía Mame
  • Autor: Patrick Dennis
  • Traducción: Miguel Temprano García
  • Editorial: Acantilado
  • Páginas: 352
  • Precio: 19,50 €

Patrick Dennis es un pequeño huérfano que es empaquetado con destino a Nueva York con su nanny cuando su padre fallece. En su testamento deja claro que si algo en el mundo ha de lamentar es dejar en manos de la loca de su hermana a su hijo, pero que no hay otra solución pues es la única familia que tiene, eso sí, poniendo la pequeña fortuna que acompaña al jovencito en manos de un señor muy conservador que será su fideicomisario.

Lo que Dennis encontrará a su llegada a casa de su tía desbordará todas sus previsiones: una fiesta desmadrada, un mayordomo japonés y una alegre chica años 20 en el meollo de la movida social del momento con ideas muy peregrinas de cómo educar a un niño. Los gustos conservadores de su fideicomisario parecen chocar de frente con las avanzadas ideas de Mame, y la elección de colegio nudista para el chico por parte de esta es lo que hace que Patrick termine con sus huesos en un internado para alejarla de su perniciosa influencia. Pero no estará a salvo (afortunadamente) porque tía Mame lo seguirá de una manera u otra a lo largo de toda su vida causándole no pocas situaciones cómicas y alocadas.

No quiero extenderme sobre la sinopsis porque me conozco, me entusiasmo y termino desmenuzando todos los gags que se dan a lo largo de la novela. Solo decir que Mame es una mujer que se reinventa a cada paso, que se mete en un papel distinto para solventar cada situación, y que puede resultar verdaderamente desquiciante pero terriblemente divertida.

Yo ya la conocía esta obra, como comentaba más arriba, por sus versiones musicales. Por un lado tengo desde hace tiempo el CD de la obra representada en Broadway por Angela Lansbury en el papel de Mame, y tengo el DVD de la adaptación cinematográfica del musical en la que el papel principal fue encarnado por la grande grandísima Lucille Ball (no imagino a tía Mame con otra cara que no sea la de Lucille… está inconmensurable en este film). En ambas ocasiones, tanto en teatro como en cine, el papel de la amiga de Mame, la actriz Vera Charles, está encarnado por la genial Bea Arthur. También hay una adaptación de esta obra (no musical) de esta historia: Tia Mame (1958), dirigida por Morton DaCosta y protagonizada por Rosalind Russell. Y si no fuera poco, además tengo el libreto original de la adaptación teatral de Jerome Lawrece y Robert E. Lee que se llevó a escena en España el 29 de marzo de 1959 en el Teatro Calderón de Barcelona (y el 15 de mayo en el Teatro Lara de Madrid) con Conchita Montes en el papel de Mame y Mari Carmen Prendes como Vera Charles (publicado en el número 255 de la colección teatral de Ediciones Alfil en 1960).

Sí, lo reconozco, sufro frikismo total entorno a esta obra. Me encantaría que todos la leyerais porque creo que es una historia deliciosa que os enganchará tanto como a mí. Es divertida, fresca, original, divertida, chispeante, tierna, ¿he dicho que es divertidísima?

Pues eso, os dejo con el célebre número musical Bosom Budies del musical.

Próximamente: La detective miope (ed. Viceversa) de Rosa Ribas

Los comentarios están cerrados.