Lecturofilia » Archivo » El señor de las moscas

El señor de las moscas

Agustín Velasco | 25 de junio de 2012 a las 22:00

Ya se sabe que los niños, libres de ciertas inhibiciones educativas y sociales que desarrollamos a lo largo de nuestra vida, pueden llegar a ser muy crueles. Pero lo que William Golding dibujó en su obra más conocida supera los límites de la imaginación. Creo que para este verano puede ser una buena idea repasar algunos clásicos de la literatura, y qué mejor que empezar por El Señor de las Moscas (Alianza Editorial) de William Golding, una obra que ha gozado de un par de adaptaciones cinematográficas que yo tenga constancia (1963 y 1990) y un tributo en Los Simpsons, ¿lo recordáis?

Creo que recordar de lo que va sobra, pero aún así… Una treintena de escolares  sobreviven a un accidente de avión cuando son evacuados de Inglaterra a consecuencia de la guerra. El destino ha querido que arriben a una isla desierta y allí se verán en la tesitura de tener que organizar una proto-sociedad si quieren sobrevivir. La lucha por el poder del clan entre Ralph y Jack los llevará a que la situación degenere sacando lo más terrible de la naturaleza humana a flote.

  • Título: El Señor de las Moscas
  • Autor: William Golding
  • Traductor: Carmen Vergara
  • Editorial: Alianza Editorial. El libro de bolsillo.
  • Páginas: 288
  • Precio: 9 €

Esta obra, que fue en gran medida por la que se le otorgó el Nobel a su autor, es una descarnada parábola de la naturaleza humana y la sociedad en que vivimos, que no es más que un reflejo del hombre que la construye. Golding construye personajes arquetípicos voraces y emotivamente desnudos, sin reservas, casi impúdicos, y extremadamente complejos en los que conviven dualidades antagonistas como la crueldad y el miedo.

Que nadie se confunda: si bien es una novela de niños no está dirigida a este público, creo personalmente que no es apta aunque en algunos programas escolares se incluya. La profunda metáfora multinivel que envuelve la historia solo es asumible por un cerebro maduro, receptivo y crítico. Esta es una obra que nos hace reflexionar sobre nuestra crueldad más primaria, nuestras ansias de poder y control, nuestra capacidad de supervivencia emocional, y sobre el destino que correríamos sin reglas sociales y morales.

La edición en bolsillo de Alianza Editorial cuenta con una excelente traducción a manos de Carmen Vergara que solventa de manera muy inteligente matices idiomáticos muy sutiles y que no desprovee de la inocencia lingüística que el autor quiso imprimir a sus protagonistas.

Los comentarios están cerrados.