Archivos para el tag ‘Scyla’

Scyla y Zafiro, la oferta literaria en formato digital se amplía

Agustín Velasco | 21 de noviembre de 2011 a las 19:18

Estoy realmente excitado. No tanto como cuando allá por 1995 recibí la llamada de una mujer que se identificaba como vicerrectora de la Universidad de Sevilla para comunicarme que había ganado un concurso literario (y yo respondí “estás de coña, ¿no?”, uffff, esas palabras me perseguirán hasta el fin de mis días, aún me ruborizo al recordarlo). Digo que estoy excitado, quizás no tanto como entonces, pero casi. Porque si de algo me estoy quejando siempre es de que para publicar en España hay que ser un autor extranjero y venir avalado por un bestseller en su país correspondiente. Pues bien, eso ya no es así… al menos en los géneros fantástico, ciencia ficción, terror y romántico, porque dos nuevos sellos editoriales han nacido de la mano de Planeta: Scyla y Zafiro. Ambos sellos pretenden ser una cantera de nuevos autores en lengua castellana, contando para ello con la colaboración de escritores ya consagrados de ambos géneros.

Zafiro eBooks y Scyla eBooks, son sellos digitales, primos hermanos de Esencia, Minotauro y Timun Mas, solo que para soporte digital en exclusiva. Zafiro eBooks está especializado en novela romántica y Scyla eBooks en ciencia ficción, fantasía y terror. Quería conocer de primera mano sus planes y para ello quién mejor que sus directores editoriales: José López Jara, editor de Scyla eBooks, y Esther Escoriza, editora de Zafiro eBooks.

¿Cómo surge la idea de este nuevo sello?La idea surgió cuando empezamos a ver, por un lado, lo que estaba sucediendo en el mercado americano, donde los lectores del género (ciencia ficción, terror y fantasía) suman el 30% de las ventas totales de ebooks en ese país” explica José López Jara. “Por otro lado, estábamos encontrando una serie de autores españoles que se merecían ser publicados, pero la situación del mercado (tanto a nivel general de la economía, como a nivel particular del sector editorial) no nos permitían publicarlos en papel con unas mínimas garantías de llegar al lector. Sumas esos dos factores y tienes un muy buen motivo para iniciar una editorial de ebooks. Y creemos que si el proyecto funciona, que funcionará, también tendrá repercusiones positivas para nuestras editoriales ‘de papel”. Por su parte Esther Escoriza me explica que las características del público médio de la novela romántica es lo que hace tan recomendable el formato digital para la edición de estos títulos. “Estamos hablando de una literatura que es puro entretenimiento. Nuestras lectoras son devoradoras de libros. Se los llevan a todas partes y no siempre tienen interés en conservarlos en una estantería ocupando espacio. Por eso es cada vez más común verlas sacar su ebooks en cualquier parte donde pueden dedicarles unos minutos a avanzar en esa historia que las tiene enganchadas”.

¿Cuál son los pilares básicos sobre los que se sustentará la línea editorial? ¿Qué la hace diferente a otras propuestas del mercado?De entrada, hay dos aspectos bien distintos. Por un lado ofreceremos novelas de autores inéditos y desconocidos, pero que a nuestro juicio tienen una calidad más que buena” comenta el editor de Scyla. “Y siempre dentro de las tres coordenadas del género: fantasía, terror y ciencia ficción. Por otro lado editaremos relatos y novelas breves de autores ya consagrados y que se han prestado a colaborar con el nuevo sello. De esta manera, el lector podrá descubrir nuevos autores por un lado, y por el otro disfrutar de nuevo material de autores que ya conoce bien. El elemento diferenciador con otras propuestas que hay en el mercado es que los ebooks de Scyla reciben el mismo tratamiento editorial que un libro de Minotauro o de Timun Mas Narrativa (nuestros sellos de género en papel). Se realiza una corrección de estilo, un diseño y maquetación, una revisión de las pruebas igual que cuando hacemos un libro en papel. Lo que cambia es que en vez de ir a la imprenta, lanzamos el libro en la Red. Y con ese lanzamiento viene otra gran diferencia: ofrecemos una promoción y una distribución que quizá alguien pueda igualar, pero en ningún caso mejorar”.

¿Cómo está la cantera de autores españoles en estos momentos?Veníamos manteniendo un seguimiento de ciertos autores que publicaban sus manuscritos en los foros especializados y compartían gratuitamente sus historias con otros seguidores del género romántico” desvela Escoriza. “Muchas incluso se autoeditaban. Pero para ser sinceros he de decir que las deficiencias de esas publicaciones son muchas. Podemos encontrar libros editados en papel que ni siquiera están corregidos, y eso se hace evidente al leerlos. Con Zafiro esa autora encuentra el apoyo de un grupo editorial consolidado, con un equipo de diseño, un editor… Es posible que un autor sea capaz de gestionarse una cubierta, pero tiene muchos menos recursos que un equipo especializado. Además está el apoyo en cuanto a la publicidad y la relación con la prensa. Mucha gente valora el acabado de un libro aunque se trate de un ebook. En definitiva ofrecemos un filtro de calidad literaria”. Sabemos que el género de la fantasía/ciencia ficción tiene infinidad de aspirantes a ‘autor’ pero cuando analizamos esas intentonas nos encontramos que una gran mayoría son répícas de los códigos establecidos por los clásicos del género, sin embargo José López Jara se muestra muy optimista: “La verdad es que hay sorpresas muy agradables. Esto era algo que ya habíamos detectado hace un tiempo, gracias a las convocatorias de nuestro Premio Minotauro de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror: nos llegaban algunos originales realmente buenos. Creo que siempre ha habido buenos autores de género en este país, pero siempre lo han tenido difícil, y ahora más que nunca con la gravedad de la crisis. Eso sí, no voy a descubrir nada cuando digo de que de cada 10 originales que recibimos, son uno o dos los que merecen ser publicados. El problema, como he dicho antes, es cuando ni siquiera puedes publicar esos dos originales porque ves que el mercado no los va a asimilar”. El ebook permite arriesgar menos y dejar la decisión en manos del lector, democratizar las variables que propician el éxito de un nuevo autor. “No hablamos de compartimentos estancos” me dice Escoriza cuando tocamos el tema de la diferencia de autores en papel y en formato digital. “Por un lado tenemos autores consagrados que van a apoyar este proyecto y que viniendo del papel van a apostar por lo digital. Por ejemplo tendremos a Megan Maxwell pronto. Y por otro lado, los nuevos autores que debuten con nosotros pueden encontrar un buen trampolín en este sello y hacer el viaje inverso, es decir, de lo digital al papel”.

En televisión escuché que la mitad de los libros que se descargan en Internet son pirateados, ¿cómo cree que el tema de la piratería puede afectar al devenir del ebook? Ambos coinciden en que los precios de los libros de estos dos nuevos sellos serán el principal escudo antipiratería. “¿Por qué se piratea? Por el precio básicamente” reflexiona Esther Escoriza. “Nuestro gran aliado en esa guerra serán nuestros precios. Además también nos protege la tecnología implícita en esos ficheros que no hacen los libros fácilmente pirateables”. José López Jara hace hincapié en la vertiente cultural: “El tema de la piratería yo lo veo con dos vertientes. Uno, hace falta que la gente sea consciente de que una novela (como una película, como un disco) es algo que le cuesta mucho trabajo a quien lo crea. Bajárselo por las buenas debería producir algún remordimiento como mínimo. Eso es un tema de educación. Dos, hace falta una legislación que proteja realmente a los creadores y a las industrias relacionadas con el entretenimiento. Ninguna de esas dos cosas se dan en nuestro país. Lo único que podemos hacer es poner un precio de lo más asequible. Si alguien prefiere descargarse una versión pirata de un relato que cuesta 0,99 euros, no va a poder decir que lo hace porque es demasiado caro. Y lo mismo vale para una novela a 4,99 euros”.

¿Comprendéis por qué estoy tan excitado? Me entusiasma la idea no sólo como lector, sino como autor. Así que ahora no sé qué hacer, si ponerme a leer como un loco o pulir alguna de esos manuscritos a los que no termino de ponerle el punto final.

Etiquetas: ,