Archivos para el tag ‘Emaná’

¿Por qué no?

Santiago Cordero | 17 de febrero de 2013 a las 10:05

Una de las razones de la grandeza del fútbol radica en que, mientras la suerte de un equipo dependa de un partido, siempre hay posibilidades de salir airoso. El Xerez es colista, está a cinco puntos de la salvación, lleva una horrorosa racha  de 13 partidos sin ganar, pero todavía no está descendido matemáticamente.  Durante la semana todos hablamos, analizamos, criticamos, opinamos, es parte de la salsa del fútbol, pero hoy toca jugar y aquí no valen las palabras. El balón se convierte en un juez implacable y solo los jugadores pueden decidir, el entrenador es parte importante, pero de manera directa, solo los jugadores tienen el protagonismo.

 

El Xerez lo tiene muy, pero que muy complicado para evitar el descenso, pero ¿por qué no? Mientras queden partidos, mientras las matemáticas nos den una mínima oportunidad, la obligación y la responsabilidad de la plantilla es luchar por conseguirlo.

 

En la semana de la ratificación hasta final de temporada de Esteban Vigo, los jugadores no solo han asumido con honestidad su responsabilidad en esta situación, sino que han cerrado filas en torno a la figura del entrenador malagueño. Eso sinceramente me parece adecuado. Pero siguiendo el mismo argumento anterior, es hoy cuando deben hablar sobre el terreno de juego. Dicen ellos, entrenador y jugadores, que hay plantilla para estar mucho más arriba, pues eso, a demostrarlo hoy en Los Pajaritos ganando el partido al Numancia.

 

A veces debemos tocar fondo para iniciar un recuperación, sucede en la vida y también en el fútbol. El jugador sabe que más abajo no puede caer en la clasificación y debería jugar sin la presión que le ha venido atenazando en los últimos partidos.  Aquello que dicen –de perdidos al río- porque ahora ya queda poco o nada que perder, es lo único bueno (siendo muy optimistas) que tiene ser el último de la clasificación.

Además, no sé si será un presagio, pero ¡por fin! ¡aunque parezca increíble! Emaná puede jugar y ha viajado en la expedición de Esteban  Vigo. No quiero que malinterpreten mis palabras. No creo que Emaná deba ser la solución. ¡Ojalá el chaval se hinche a meter goles! Aunque siendo justos con el propio jugador, solo deberíamos exigirle que disfrute jugado al fútbol y juegue con desparpajo cuando le toque debutar. Lo de “por fin” es más bien una sorpresa porqué tras tantos despropósitos con la situación del jugador, con meses de retrasos, algo parece que ha funcionado en el Xerez. En cualquier caso, desearle a Emaná toda la suerte del mundo.

 

De final en final, de partido en partido, es el único camino que le queda al Xerez. Esteban ya lo logró una vez, aunque en aquella ocasión vino como entrenador revulsivo, esperemos que en esta ocasión lo vuelva a conseguir. ¿Por qué no?,Nn mis palabras.adores, que hay, esperemos que lo vuelva a conseguir. Si es asego. Dicen ellos, entrenador y jugadores, que hay

Cortito y con sifón

Santiago Cordero | 8 de enero de 2013 a las 18:33

Ya no podemos llevarnos a engaños, por muy forofo que seamos, el Xerez de este año es “cortito y con sifón”. La permanencia debe ser el único objetivo y olvidarnos de cotas mayores. Recuerdo que allá por el mes de octubre, tras la racha positiva de resultados del Xerez, exigí, reclamé el derecho de la afición a ilusionarse. También en ese mismo artículo destaqué que Esteban Vigo tenía claro que lo de ilusionarse no podía ir con él, ya  que era plenamente consciente de la plantilla con la que contaba (cuenta).

 

Con el paso de los partido y tras el mazazo del pasado domingo, porque dejarse empatar por uno de los colistas es un mazazo, los jugadores dejaron claro el nivel que tienen. Pero si alguno de nosotros teníamos duda, las declaraciones de Vigo al final del partido la aclararon sin anestesia “…si no lo remediamos pronto, lo vamos a pasar muy mal durante la temporada”.

 

Antes del parón de navidades también os dejé mi opinión sobre los que considero son los grandes problemas de este equipo. Al final todo se resumen en la necesidad de un hombre gol y un organizador.

 

Dinero no hay para fichar y si finalmente viene alguien, algo dijo Morales de sacar de la chistera algún refuerzo, lo que debemos que tener claro es que a coste cero o con algún dinerillo no encontrará Miguel Ángel Rondán a ningún jugador de garantías. Todo lo que queramos seguir hablando de este tema está demás.

 

Hoy leí en twitter al veterano compañero Ángel Revaliente preguntar “¿Emaná cómo solución?” a lo que le respondí “Si esa es la cuestión, entonces tenemos un problema de muy difícil solución”. Quiero decir, si desde el club alguien piensa o pretende hacernos pensar que arreglar (ya va siendo hora) los papeles para que Emaná pueda jugar es una posible solución a la actual situación del Xerez, entonces es cuando verdaderamente temeré por la permanencia. Un chaval de gran proyección como Emaná, pero sin ninguna experiencia profesional no puede, ni debe llevar la responsabilidad de salvar un equipo a mitad de temporada. Conociendo a Miguel Ángel Rondán y a Esteban Vigo no creo que ninguno de los dos piense ni de casualidad que Emaná pueda ser la solución de este Xerez.

 

Enero y febrero son los meses en los que se hace la criba en esta categoría y el Xerez se encuentra verdaderamente en una encrucijada. O aprieta a muerte, compromiso y más compromiso de los profesionales, vamos vergüenza torera que se suele decir, para tapar las carencias o se entra en una espiral descendente de difícil solución. De hecho, esto es algo que desde el club han venido pregonando, primero Miguel Ángel Rondán y después el propio Vigo cuando dijo “Los jugadores  tienen que remediar esto y sacar la garra y la concentración que mostraron el día del Villarreal porque jugando como aquella noche, este partido no se nos hubiera ido”.

 

El vestuario tiene la última palabra, los jugadores deben aceptar las críticas, callar y trabajar más que nunca. Hay mucho en juego, la permanencia del Xerez, su existencia incluso ¡Ah! y los contratos de muchos jugadores.