Línea de fondo » Pepe Ravelo

Archivos para el tag ‘Pepe Ravelo’

Maldita cantera (I)

Santiago Cordero | 14 de junio de 2011 a las 11:39

Desde Kiko Narváez, Quique Romero, Juanlu y Cheché hasta llegar a Bruno Herrero. Antes de estos y después de estos son muchos los jerezanos que han tenido que emigrar para triunfar en el fútbol sin pasar siquiera por el Xerez CD. ¿Porqué esta fuga de talentos? muy simple la cantera en Jerez está maldita. Maldita para nosotros, para los intereses de nuestra ciudad, para los intereses del primer equipo, el Xerez. El caso es que en Jerez salen jugadores a patadas, pero por distintos motivos no llegamos a disfrutar de ellos, al menos, en sus primeros años de profesional.

 

No es un problema de tener o no tener una ciudad deportiva, que por supuesto ayuda, sino de una serie de factores que impiden que el Xerez CD sea el catalizador del gran potencial que tiene la cantera de nuestra ciudad. Digo que la tan deseada ciudad deportiva no es el problema porque solo tendríamos que mirar a Sudamérica para confirmar este extremo. Brasil y Argentina son el paradigma de la oportunidad para el talento futbolístico. Las condiciones no importan, la necesidad obliga y a los 16 o 17 ya eres un hombre para jugar al primer nivel e incluso una estrella de proyección internacional. Si venden a Ronaldo con 18 años, hay tres de 16 esperando para ocupar su lugar.

 

Evidentemente sería ideal mirar hacia el otro lado, es decir, hacia el resto de España y Europa. La Masia (hoy por hoy la referencia mundial del trabajo de cantera), Valdebebas, Lezama, Mareo, Ajax, Milán, Manchester etc. Instalaciones de primer nivel, entrenadores de primer nivel, coordinación y filosofía definidas. A pesar de ello, Jerez ni tiene la Masia, pero tampoco es un favela. Nuestra ciudad está dotada de infraestructuras para la práctica del fútbol, por lo que, insisto, este no es el problema.

 

Uno de los factores que influyen en que no se aproveche todo este potencial futbolístico de la juventud jerezana, lo encontramos en el propio Xerez CD. La filosofía de esta entidad, de sus dirigentes, de sus técnicos y sobre todo de su afición ha sido que lo de fuera es mejor que lo de dentro (evidentemente es una generalización). Desde siempre, históricamente, salvo pequeños periodos en los que la cantera fueron la base del primer equipo, el Xerez ha apostado por el profesional de fuera. El Xerez ha recurrido a la cantera cuando ha tenido problemas económicos, nunca por una apuesta, por convencimiento, ni mucho menos por filosofía. Reina Aroca, en su época del Florida, y sobre todo Pepe Ravelo (en la historia del Xerez moderno), como entrenador del filial, impulsaron la subida de jugadores canteranos al primer equipo. Pero estos periodos son la excepción. Hay más nombres que trabajaron y creyeron en los jóvenes de Jerez como Helio Huarte o Felipe Quintana, pero por norma, por tradición,  en  el Xerez (todos los que lo forman) nunca, nunca, nunca se ha creído en los canteranos.

 

En próximo artículos, os daré mi opinión sobre otros factores que han influido en que la cantera de Jerez sea maldita en nuestra ciudad.

Ravelo, capitán de capitanes

Santiago Cordero | 14 de diciembre de 2010 a las 21:43

Conocer nuestra historia nos da identidad, nos permite saber quienes fuimos, de donde venimos, como crecimos y nos ayudará a marcar nuestro destino. Esto es aplicable a cualquiera de nosotros a título individual, a los pueblos o a un colectivo emocional que gira en torno a club llamado Xerez CD. En ese sentido, ya se han realizado diferentes estudios y recopilaciones en torno a la historia del Xerez. Yo no voy a adentrarme en ese campo que otros como Ramón Molina, Rafael Tarrío y otros más han realizado con éxito. Lo que pretendo con este post y otros que iré escribiendo más adelante, es recordar la figura de aquellos futbolistas y personas que forman parte de mi memoria y mis vivencias como xerecista. Todos ellos contribuyeron a crear el club que hoy tenemos, ¡Dios mío en que manos está! Pero eso es otra historia.

Si hay alguien que se merece en mi particular universo azul inaugurar estos artículos, este es sin lugar a duda Pepe Ravelo. Es más, considero que es el mayor estandarte que tiene hoy en día el Xerez CD. Su trayectoriaPepe Ravelo001 como jugador está jalonada de éxitos, de compromiso con el equipo, y de muchos, muchos partidos jugados. Solo Moreno le supero recientemente. Fue capitán y marcó toda una época en este club. La década de los setenta fue suya. Intachable, sobrio, con visión, con toque, líder (hay que verlo hoy en día cuando juega sus pachangas). Fue un gran capitán. Hasta aquí, siendo importante, no hay nada que eleve a Ravelo al pedestal que le otorgo.

La leyenda de Pepe Ravelo llegaría después, fuera de los terrenos de juego. Pepe fue uno de los primeros que se volcó con la cantera del Xerez. Recuerdo como cada verano organizaba en el campo de las bombonas (Hoy sería la zona del Palacio de Deportes y la Pradera de Chapín aproximadamente) con el difunto de Pepe Varela un torneo para que todos los niños que quisieran jugar en el Xerez pudieran ser visto por los entrenadores. ¡Qué grande era su figura! Al menos así lo veía yo cuando mi padre lo señalaba con orgullo – ese es Pepe Ravelo, el mejor capitán que tuvo el Xerez- me decía. Y además, hablaba con nosotros los niños.

Más tarde fue entrenado del Xerez B. Sinceramente creo que uno de los más visionarios entrenadores de cantera que hemos tenido. Lo que pasa es que nunca fue hombre que quisiera encauzar su vida por ahí. Su tienda de ropa deportiva era su trabajo y sus hijos su vida. En alguna ocasión me dijo que el fútbol era muy ingrato para los entrenadores. Del Xerez B sacó a chavales que escribirían páginas de oro en el Xerez de los ochenta y noventa, como fueron Miguel Ángel Rondán, Fernando Román, Juanito, Paco Peña o Javi Peña. Todos ellos eran niños de Ravelo y del albero de Santa Fe.

Posteriormente llegó a ser directivo con Manuel Riquelme y Vicepresidente con Pacheco. Pero esa faceta jamás le gustó mucho. El prefería su negocio, pionero en Jerez, sus pachangas en el Ruiz Mateos de 2 a 3, sus partiditos con los veteranos y su asiento en la grada de Chapín.  Ravelo es serio en las formas aunque agradable en el trato. Siempre huyó de cualquier protagonismo. Si podía o puede evitar una entrevista lo hace. El habló como xerecista en el campo, habló como xerecista en los banquillos y estuvo lo justo en el palco, lo suficiente para saber que su vida se basaba en trabajo, trabajo y más trabajo, no en figurar. No tengo dudas, es mi modelo a seguir dentro del xercismo y ejemplo que deben conocer las nuevas generaciones. Es el más grande. Es el capitán de capitanes.

Bruno Herrero y Pepe Ravelo

Santiago Cordero | 25 de noviembre de 2010 a las 16:50

Llevo un par de días sin contaros nada. Desde entonces, tenía claro que quería hablaros de Bruno Herrero, pero tenía la sensación de que había algo más que sacar de mi corazón. Anoche, repasando fotos encontré la respuesta, era una foto, en blanco y negro, de uno de los emblemas del xerecismo, Pepe Ravelo. Intentaré explicarme un poco mejor. En el fondo se trata de una conexión emocional entre estos dos jugadores y yo. Mis primeros recuerdos  como xerecista datan de 1973 o 1974. A los cinco o seis años iba con mi padre y sus amigos a Fondo Norte en el desaparecido estadio Domecq. Mi padre siempre me señalaba a Ravelo, era el capitán, líbero por delante de la defensa, mandaba en el campo, controlaba el juego, recupera el balón y siempre, con el cuerpo muy recto y la cabeza alta, iniciaba el ataque del Xerez. Recuerdo a otros como Sarmiento, Trasante, Recio, Mancilla, y luego muchos más, pero mi primer ídolo en el Xerez fue Pepe Ravelo. Otro día hablaré algo más de él, porque creo que se lo merece.

”El

Como si de la película Regreso al Futuro se tratase, veinte años después, corría el año 1993 0 sería 1994, alguien me dijo que fuera a ver a un niño que jugaba en los alevines o benjamines de los Marianistas. Por aquel entonces trabajaba en Onda Jerez y era muy frecuente que me hablasen de tal o cual jugador de la cantera de nuestra ciudad. El caso es que tanto me insistieron que me fui a santa Fe a ver un partido. Allí descubrí a Bruno, era un retaquito que jugaba en el medio campo, pero que llevaba en volandas a su equipo. De sus compañeros solo recuerdo a Morales porque era el hijo de un compañero mío. Ese día quedé prendado de su fútbol y aunque no volví a verle jugar más, son de esas imágenes que no te olvidas jamás. Solo me pasó algo parecido viendo a Kiko Narvaéz jugar de joven y a Chicha en el Flamenco C.F.

Desde entonces, seguí su trayectoria a través de su padre Julio. Primero cuando Bruno se fue a la cantera del RCD Español de Barcelona con su compañero Morales. Luego su estancia en la cantera del Sevilla y posteriormente su periplo profesional. Lo seguía, pero de lejos, eso sí, con el recuerdo imborrable de aquel partido del pequeño Bruno a los 7 u 8 años. Cuando Viqueira tomó las riendas de la dirección técnica del Xerez y anunció el fichaje de Bruno Herrero me sentí feliz. Hasta ahora, que  he reflexionado sobre el tema, no he descubierto  el porqué de esa plenitud emocinal. Ahora sé que por fin cerré el círculo. Me hice xerecista siendo un niño viendo a Pepe Ravelo y el niño que me maravilló un día iba a ser xerecista. Hablando con amigos sobre el tipo de futbolista que es Bruno, suelo hacer comparativas con el fútbol de Xabi Alonso o incluso Busquet. Pero a partir de ahora diré que Bruno Herrero es el nuevo Pepe Ravelo. Da la casualidad que son como dos gotas de agua, al menos me lo parecen. Afortunadamente, Bruno tiene una educación humana e intelectual que le ayudará en su maduración como futbolista. Pero para Llegar a  ser como Pepe Ravelo tiene mucho camino por recorrer. Ojala sea capaz de hacerlo y nosotros de verlo. Ah¡ Si quiere, solo es cuestión de marcarse retos, Bruno puede triunfar no solo en el Xerez sino en cualquier equipo de primera división. Retos y sobre todo mucho trabajo.

bruno