Gámez arranca con un equipo a su bola

Antonio Méndez | 10 de junio de 2011 a las 18:13

Menos mal que la candidata socialista a la Alcaldía de Málaga exigió a todos los integrantes de su lista el compromiso de mantenerse como concejales durante los cuatro años del mandato. Porque, sí es cierto, todos se quedan, pero la mitad lo hará a su bola.

En el juego del Risk dicen los estrategas que para conquistar una fortaleza necesitas tres veces más efectivos que los que sumen los defensores. Con esa teoría, imposible alcanzar alguna vez el sillón principal de la Casona del Parque: De la Torre cuenta con 19 concejales. Pero afortunadamente la labor de oposición no consiste en derrocar al amo del castillo sino desgastarlo para que llegue el refuerzo de los votos en los siguientes comicios e intentar entonces el asalto. Aunque tampoco pues ir tan sobrado como para prescindir de la mitad de tus fuerzas.

De los ocho concejales con que contará María Gámez para su grupo, cuatro no se dedicarán en exclusiva al Ayuntamiento de Málaga. Es decir, seguirán con su trabajo habitual, con muchos más ingresos de los que les asegura esta siempre oscura y muchas veces ingrata labor municipal, y el tiempo que les quede lo podrán dedicar a esa labor de control al gobierno. Llama la atención que dos de los concejales que no tendrán esa dedicación total, Anabel Cerezo y Cristina Guerrero, fueron fichajes personales de Gámez como  personas independientes del partido. Su incorporación provocó no pocas quejas en algunas agrupaciones del PSOE que nunca vieron que aportaban de especial estos aspirantes respecto a otros integrantes posibles de la militancia socialista. Ahora se comprueba que su grado de compromiso con la portavoz socialista sólo estaba ligado a que se consiguiera el gobierno municipal

Admito que es un poco demagógico, pero a De la Torre no se le quiere ir nadie del Ayuntamiento y a Gámez técnicamente ya se le ha escapado la mitad.

Los comentarios están cerrados.