Luces y sombras » Archivo » “Usted es mi alcalde”

“Usted es mi alcalde”

Antonio Méndez | 13 de junio de 2011 a las 13:19

 

“Quede claro que no le he votado. Y también me ha dicho que usted tampoco a mí”, se justificó al comienzo de su intervención en el Pleno de constitución del nuevo Ayuntamiento de Málaga el portavoz de IU, porque segundos antes acababa de proclamar con solemnidad: “Usted es mi alcalde”.

Y eso es lo que desde hoy debe esperar la ciudadanía de Francisco de la Torre, al que, en su discurso inicial tras tomar posesión, se le llegó a quebrar la voz por la emoción, según me confesó después al tiempo que pedía disculpas por ese motivo. Supongo que en los cánones con los que entiende debe ejercerse el cargo no figuran brindar ese tipo de gestos al público, que sin embargo lo humanizan. Al reelegido alcalde malagueño se le aprecia enormemente dichoso tras su gran victoria en las urnas. Ese caudal de votos en este su posiblemente último mandato es el que debe conducirlo a encarar los graves problemas que aquejan a la capital, sin que ello signifique, como bien hizo ayer, transmitir pesimismo, sino todo lo contrario. La ciudad y la provincia necesitan líderes ahora más que nunca y la gran ventaja para jugar ese papel es que a estas alturas ya no tiene nada que perder.

Una oposición al galope prometió ayer Pedro Moreno Brenes, eufórico porque el grupo cuenta con tres concejales y, por tanto, cree que multiplicará por tres el trabajo realizado durante este último mandato. Intervención de altura la del portavoz de IU, al que cada vez se le ve más sólido y siembra la admiración incluso entre sus contrarios.

Quizá consciente de que cuatro años son pocos para el camino que queda por recorrer, María Gámez está dispuesta a no desaprovechar ni un minuto. Decidió desde ese primer instante tomar la iniciativa e intentar incluso marcar la agenda de las prioridades que debe en su opinión afrontar el Ayuntamiento, al tiempo que promete que su grupo socialista se reinventará en sus maneras de realizar la oposición.

Admito que salí  satisfecho de la primera sesión de la nueva Corporación de la Casona del Parque, pese a que no puedo ofrecer al lector un elemento concreto para precisar esa sentimiento, pero me da la impresión de que hay mimbres para hacer política de verdad, que tanto se precisa. Y ojalá dentro de cuatro años podamos decirle con gratitud a De la Torre: “Usted ha sido mi alcalde”.