La yenka

Antonio Méndez | 18 de marzo de 2012 a las 10:54

Reconozco que de niño prefería bailar el twist a la yenka. Aunque era la primera modalidad de Rock and roll en la que no tocabas a tu pareja, algo que a esa edad carecía de importancia. Con lo espigado que es, al alcalde de Málaga también le pega más esa fórmula de contonear el cuerpo, a la que invita el primero, más que el movimiento almibarado de la segunda, aunque también causó furor en los 60. Pero De la Torre ha optado por el inmovilismo y apuesta por tener la ciudad en danza continua pero sin avanzar.

A punto de licitarse por fin la obra para completar la línea del Metro entre la Malagueta y la Alameda Principal, seis años después de la primera piedra de esta deseada infraestructura, el regidor propone que se retrase el inicio hasta que nuevos estudios del Ministerio de Fomento indiquen por dónde discurrirían una futura ampliación del Cercanías o el tren litoral  procedente de la costa oriental. Por si el trayecto es coincidente con el Metro en la zona centro. De esta forma, cuando se ejecute la actuación del suburbano, el gran cajón soterrado contemplaría las alternativas de los otros transportes.

Un razonamiento intachable si le aplicamos sólo el sentido común. Absurdo abrir la ciudad en canal una vez, otra para el Cercanías y hasta una tercera, si sus raíles son incompatibles, para el ferrocarril de velocidad alta. Completa los estudios ahora y déjalo todo preparado antes del primer tajo. Sólo que si a partir de 2020 arranca alguna obra será, como es obvio, el tren de Fuengirola a Marbella. Échele décadas para enlaces a la Axarquía. Sólo que el alcalde en su día únicamente pidió a la Junta que ese doble cajón llegara hasta la Plaza de la Marina nada más. Yahora plantea que a la Malagueta.

El tramo que resta del Metro son tres años de obras, mínimo. Aguardar hasta que Fomento elabore el otro informe de un proyecto que no figurará entre los más urgentes del país equivale a un suicido para la infraestructura. Espero que no estemos ante una maniobra para ganar tiempo por un ataque de pánico, como le sucedió con la Carretera de Cádiz, ante las repercusiones electorales de una Alameda y el Parque sumidas en el caos.

¿Se acuerdan de la letra de la canción? Izquierda, Izquierda, derecha, derecha, adelante y atrás: un, dos , tres. Pero al finalizar el baile siempre en el mismo lugar.

Los comentarios están cerrados.