Archivos para el tag ‘Ángeles Muñoz’

Los otros

Antonio Méndez | 14 de febrero de 2012 a las 18:32

Con el ruido socialista, la lista popular por Málaga al Parlamento andaluz ha transitado en silencio. Candidatura renovada, con presencia de las comarcas, combina experiencia y veteranía, preparados profesional y políticamente. Así la resumió el PP, que ni siquiera distribuyó biografías de sus integrantes más desconocidos. Pero la candidatura en realidad responde a un reparto del poder entre los barones y baronesas del partido. Los que tienen peso en la formación imponen a los suyos,  sólo que ahora sin estridencias ni polémicas. Queda mucho poder por repartir y habrá para todos.

En cabeza, Esperanza Oña, médico, imbatible alcaldesa de Fuengirola e incansable azote del PSOE. Siempre agradeceré al PP su capacidad para aglutinar en sus filas a todo el espectro ideológico de la derecha. Si llega al Gobierno, no le ahorro las ganancias al presidente como mantenga su actual estilo autoritario. En el 2, su antítesis, el profesor Garrido Moraga. Un fichaje de Villalobos, la ex alcaldesa malagueña,  adoptado por Javier Arenas que ya le ha nombrado públicamente consejero de Cultura. Otra cosa es que al final exista esa cartera.

Tras él, Ana María Corredera, de Antequera y del ámbito de Manuel Atencia, el vicepresidente ejecutivo de Unicaja. Traductora de francés que se inició laboralmente en Renfe. Llegó a su primer cargo público al año de militancia y desde entonces lleva dos décadas.

Víctor González, el hombre del mandamás Bendodo. Diplomado a distancia en Turismo. Como su mentor, entró de joven en la rueda de áreas del Ayuntamiento de Málaga y ya no salió. Lo contrario de Antonia Ruiz, de profesión sus empresas. Ahora salta a la política por decisión del alcalde de Vélez. Tampoco quiso ser menos la regidora marbellí, Ángeles Muñoz, que transfiere su escaño a su teniente de alcalde, José Eduardo Díaz. Abogado. En su currículo sólo se reseñan servicios de asesor al PP. Ana María Rico, una funcionaria de la Seguridad Social con larga trayectoria política, pero lo más importante, también es del protectorado de Celia Villalobos.

En el puesto 9 figura Daniel Castillo, letrado, la cuota de Ronda, uno de los últimos fortines conquistados por el PP con María Paz Fernández. La 9, Maite Domínguez, alcaldesa de Jimera de Líbar y ya diputada en la anterior legislatura. El 10, Cristóbal Ortega, un perito de Coín, ahora concejal en la localidad que en mayo pasado acabó con la hegemonía del socialista Gabriel Clavijo.

Ya sabemos también los criterios que utiliza el PP para escoger a sus futuros parlamentarios.

Sin prisioneros

Antonio Méndez | 10 de febrero de 2012 a las 20:41

El secretario provincial del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, defendió ante los 200 miembros del comité provincial, reunidos en Mijas, que la lista de candidatos que instantes después se pasaba a votar estaba consensuada con el secretario regional del partido, José Antonio Griñán. Conclusión, que la decisión de excluir a cualquier miembro del grupo Socialistas Hoy, el denominado sector crítico del partido, no era solo cosa de él. La propuesta aprobada sólo suscitó el respaldo del 64% de los asistentes,  incluidos los votos de los casi 50 miembros de la ejecutiva provincial designada por el propio secretario provincial socialista. Una contestación que hace muchos años no se recordaba.

Nada de integración ni algo que se le parezca. La guerra se ha desatado y no hay que disimular con el enemigo. Una candidatura en clave interna de ajuste de cuentas. Si los críticos podían presumir de victoria en el Congreso Federal con el triunfo de Rubalcaba ahora los oficialistas con el poder que ostentan en la provincia sencillamente los han laminado y se han repartido  los últimos puestos que quedan por distribuir. Al fin y al cabo están en plena huida ante la que se les avecina el 25 M.

Otra cosa es si a la vista de lo que sucede, Rubalcaba se estará ya arrepintiendo de haber ofrecido a Griñán el puesto del presidente del partido en vez de haber forzado su caída junto a la de Carmen Chacón tras la derrota en el cónclave de Sevilla. Porque algunos pueden pensar que en Málaga y en otras provincias hay patadas por elevación.

El comité provincial se ha desarrollado en Mijas y en pura esencia democrática. Como no figuraba en el orden del día, la presidenta del organismo y del partido en Andalucía, Rosa Torres, no ha dejado ejercer el uso de la palabra a ningún disidente. Para qué debía discutir la concurrencia la candidatura y más si ella misma figuraba de número 2.

En cuanto a la lista de marras, la presencia menos cuestionable es la de quien la encabeza, el consejero de Turismo, Luciano Alonso. Es cierto que su área ha sido muy atractiva y en esta provincia, crucial. Se está pendiente de cada gesto o de cada anuncio porque nos va la economía en ello. Y además, porqué no reconocerlo, los medios de comunicación salimos beneficiados directamente porque somos los vehículos naturales para transmitir las campañas de promoción para atraer visitantes. Pero además es el único de todo el Gobierno que ha tenido una presencia constante, a veces incluso excesiva, en esta provincia durante estos cuatro años.

De 2, como he dicho, va Rosa Torres, su mérito, perder la Alcaldía de Antequera a manos del PP. De tres, el delegado de Obras Públicas, Enrique Benítez, aparte de que le encanta leer, poco se puede decir de su trayectoria, incluido los años como delegado de Economía. Ha pasado totalmente desapercibido. De 4 Marisa Bustinduy, el reconocimiento a que durante su etapa de secretaria provincial del PSOE el partido avanzó con celeridad para ocupar la meta que por fin está a punto de alcanzar:la nada.

De 5, el último que puede salir si se cumplen las encuestas más optimistas de ahora, el consejero de Cultura, Paulino Plata, admirable por su capacidad de supervivencia durante tantos años pese a que siempre ha jugado en los equipos contrarios. Ahora le han dejado en ese puesto para que sufra. De 6, la delegada de la Junta, Remedios Martel. También debe ser la recompensa por la gran imagen que en Málaga ha logrado el Gobierno andaluz en esta legislatura, después de incumplir todas sus grandes promesas. Eso sí, en otro comité provincial defendió que Heredia era de los mejores secretarios que había tenido el PSOE de Málaga en su historia. Y de 7, por citar los escaños que ahora ostenta el PSOE de Málaga, José Bernal, también entre sus méritos la derrota en Marbella ante Ángeles Muñoz en las últimas municipales, pese a que no tuvo el más mínimo pudor de utilizar la empresa pública Acosol que dirigía.

La lista es sólo una escaramuza con la guerra declarada en el PSOE andaluz. Heredia ya ha mandado un mensaje claro, no se hacen prisioneros.

El PSOE a examen

Antonio Méndez | 6 de mayo de 2011 a las 11:55

Sí a día de hoy preguntamos privadamente a los dirigentes del PSOE de Málaga en cuántos importantes municipios de la provincia gobernarán después de las elecciones del 22-M, es posible que no puedan citar uno solo. Ésta es la realidad de partida a la que se enfrentan los socialistas con la sombra de emular la debacle que sufrieron en los comicios de 1995, donde acabaron por perder el control de la mayoría de las grandes ciudades españolas. En el caso de Málaga, barridos de casi todo el litoral de la Costa del Sol occidental, excepto en Mijas, y con la entrega de la capital al PP tras el sorpazzo de Antonio Romero y la imposibilidad del pacto de IU con el PSOE, después de que el luego alcalde moral se hubiera pasado aquella legislatura como azote de Felipe González, al que acusó de tener manchadas las manos de sangre con el asunto de los GAL.

Hoy por cierto he conocido al candidato del PP de Mijas, Ángel Nozal. El popular se confiesa de centro izquierda y si vence, quiere fichar al ex alcalde socialista, Antonio Maldonado, para que dirija el hipódromo y al ex director de la Confederación Hidrográfica del Sur, Rodríguez Leal, otro socialista, para que se haga cargo de la empresa de aguas. Nozal admite que si hubiera tenido que enfrentarse en las urnas al alcalde Antonio Sánchez lo hubiera tenido más difícil.

La gran esperanza blanca del PSOE es el blaugrana Javier Carnero. Pese a los esfuerzos y años invertidos por el PP para intentar reunificar las múltiples familias de la derecha en Benalmádena, de nuevo, el cóctel de formaciones de esta cuerda ideológica provocarán la dispersión del voto. Carnero está seguro de que liderará la formación más votada, otra cosa es si eso le servirá para gobernar.

En Vélez y Rincón, los populares Francisco Delgado Bonilla y Francisco Salado parten como favoritos. En Marbella, a falta de saber si resucita el movimiento en San Pedro Alcántara que Gil sepultó tampoco hay exceso de confianza en que José Bernal logra darle la vuelta a la hegemonia de Ángeles Muñoz. En Ronda, los propios socialistas están divididos y el alcalde y candidato no reúne todas las simpatías de la militancia. Estepona es una incógnita. David Valadez denunció toda la presunta corrupción del propio gobierno del PSOE del que formaba parte, pero al final se quedó él de alcalde. Difícil saber si incluso los suyos le aplauden ambas cosas. Queda Antequera, en teoría el valor más seguro con Rosa Torres, pero con una marca de partido en clara regresión. Curioso, con la que ahora le cae a Manuel Chaves,  la aspirante le ha pedido que venga para apoyarla.

En Málaga creo que la dirección del PSOE se conforma con retroceder menos puntos que en el resto de España o en Andalucia. En menos de dos semanas salimos de dudas.