Archivos para el tag ‘Burbuja Inmobiliaria’

Ni a Dios ni a la Constitución

Antonio Méndez | 25 de agosto de 2011 a las 13:15

Reconozco que mi interés por la economía es reciente y crece en relación directamente proporcional al extravío que nos causa desde hace años esta insobornable crisis. Hasta entonces los periódicos especializados me parecían sumamente tediosos y sustanciaban la mayoría de los titulares con la inclusión de la palabra millardos.

Con la bolsa sin embargo mantengo una relación más antigua y con conocimiento de causa. A finales de la década de los 90 realicé mi primera y única incursión con unos ahorros, convencido de que tenían más futuro ahí que en el sector inmobiliario. Uno de los valores que compré fue Terra, los adquirí a 48 euros y creí sin la menor vacilación al asesor del banco que me aseguró que era “imposible” que las acciones pudieran bajar más de su precio de salida, unos 41 euros. Me marché entusiasmado con la tranquilidad en la que vivían los inversores en el mercado bursátil. Terra desapareció, no he regresado a la sucursal a la espera de que se jubile el empleado. El único alivio es que como fui víctima de la burbuja de las puntocom, me libré de serlo después de la inmobiliaria.

Pero me siento capacitado como el que más para disertar de economía, un misterio similar al de la Trinidad sólo que aquí desconocemos en qué fondo de inversión se refugia el espíritu santo financiero. Hasta un buen economista echa un borrón.
Dicho esto y después de seguir dos años los artículos del Nobel Paul Krugman, pregunto: ¿Si el sector privado está asfixiado por la falta de liquidez y  maniatado por la ausencia de préstamos para invertir porque a los bancos se les obliga a provisionar fondos para maquillar sus balances ante las agencias y con unas administraciones públicas sólo preocupadas en reducir el déficit para alcanzar en dos años el 3%, un porcentaje sin razón científica alguna, y tranquilizar a los mercados, alguien me puede decir quién reactivará la economía? Y no vale invocar a Dios.

Postdata: Y ahora tampoco a la Constitución, una vez que a Zapatero le acaban de entregar más cerca de la Selva Negra que del monte Sinaí la tabla sagrada del crecimiento cuyo primer y único mandamiento dice: No gastarás más de lo que ingresarás. Es decir, déficit cero por los siglos de los siglos. Ya sabe, usted se compra un coche cuando lo pueda pagar en efectivo y un piso al jubilarse, que se supone que ahora a los 67 años tiene margen de sobra para ahorrar lo suficiente. Así se han construido los grandes países, al contado. Lástima que no recuerde un ejemplo. Perfecto este sacrificio humano  para calmar la sed insaciable de los desconocidos y modernos dioses de los mercados.

Pero con ZP convertido en Moisés y sabedor como éste que su camino llega al fin, ¿a que Tierra Prometida nos conducirá su sucesor Rajoy?. Y con las existencias de maná agotadas.