Archivos para el tag ‘Fútbol’

Tres deseos para mi jeque

Antonio Méndez | 9 de agosto de 2011 a las 9:50

Hace unos días almorcé con un grupo de tuiteros entre los que figurábamos tres periodistas descreídos que en estos últimos meses hemos publicado nuestras dudas de que Al Thani, accionista mayoritario del Málaga CF, sea la reencarnación de los tres Reyes Magos del Oriente. No he variado mi opinión, pero advertí a mis colegas que estaba en un tuit de sumarme entusiásticamente a esa gran mayoría de malagueños que en estas semanas de convulsión se pasean tranquilos por las calles con ínfulas de nuevo rico porque tenemos un jeque. Aunque en realidad creo que es un genio.

Se trata de puro egoísmo. ¿En qué líder político o social puedo confiar en estos momentos para que nos ayude a salir de este atolladero? Personalmente, en ninguno. Pero nuestro Sheikh local, al que debemos malagueñizar cuanto antes o que él nos facilite a todos la nacionalidad catarí si cree que así engañamos a la prima de riesgo, sí que ha debido descubrir que esta provincia guarda un tesoro de valor incalculable que desconocemos. Si no, ¿cómo se explica que haya invertido hasta ahora casi 100 millones de euros, gasodólar arriba o abajo, en la conquista de nuestros corazones blanquiazules, ahora bañados con ribetes de oro?

Todos los que han tratado con Al Thani, o en su defecto con el subjeque Abdullah Ghubn, insisten que sólo es un hombre de negocios que quiere ganar dinero y que, como muchos árabes, es un apasionado de Marbella. Así que supongo que el desembolso deportivo sólo representa la calderilla.

Sin más, me encomiendo a nuestro genio y una vez que le regale al alcalde un delfinario en la Academia de Arraijanal, y mientras coloca las grúas en la Bajadilla marbellí y su entorno y espera a que Aviación Civil autorice más plantas en las torres de Repsol, le pido que cumpla mis tres deseos: que construya el Metro al centro, el auditorio y que acabe el saneamiento integral de la Costa del Sol.

Final de temporada

Antonio Méndez | 22 de mayo de 2011 a las 17:49

Acaba la competición. Para unos ha durado nueve meses, para otros, cuatro años. Los primeros, por los pelos, ya conocen cuál será su premio. Los segundos deberán todavía aguardar unas horas y esta noche sabrán el veredicto de la afición. Y desde mañana, todos a trabajar desde su División correspondiente para la nueva temporada que se avecina.

Con el Málaga estamos encantados. Ha salvado la categoría y seguirá en Primera. Pero el año ha sido pésimo. Después de una inversión multimillonaria por parte de los nuevos accionistas mayoritarios, con un proyecto hasta diciembre y otro antagónico luego, sólo la irrupción goleadora y a tiempo de Baptista, el gran fichaje del invierno que llevaba dos años penando por los campos italianos, ha obrado este auténtico milagro. Aquí hay poco que discutir. Estamos en manos del jeque y de su decisión de cómo administrar su fortuna o de cuánto tiempo le durará la afición oquizá su filantropía. Si quiere emular a su homólogo del Manchester City, en esta moda de los poderosos que ahora les ha dado por medir sus fuerzas económicas en un terreno de juego, con el aliciente de que el azar evita que los goles sean directamente proporcionales a los millones invertidos o existan otras razones todavía desconocidas para explicar este partido.

Siempre pensé que la adquisición del Málaga formaba parte de una estrategia de intercambio de sentimientos por negocios. Desde esta semana ya tenemos algunos ingredientes del cóctel con la adjudicación al grupo catarí de la ampliación del puerto deportivo de La Bajadilla en Marbella, en alianza con el mismísimo Ayuntamiento de Marbella, lo que ha dejado estupefactos y, por el momento, mudos al resto de los competidores en este concurso de la Junta. Pero a su vez el club ha pactado un acuerdo de patrocinio con la Unesco, una pieza del puzzle que desconozco dónde encajar. La euforia reina y esta ciudad no se caracteriza por hacer preguntas, menos cuando los riesgos los corren bolsillos ajenos.

También los Ayuntamientos acaban hoy su temporada. Tendremos la lista de los ganadores del campeonato y la de los competidores descendidos por las urnas. A veces la política es menos compleja que el fútbol.

Etiquetas: , ,