Archivos para el tag ‘Griñán’

Sin prisioneros

Antonio Méndez | 10 de febrero de 2012 a las 20:41

El secretario provincial del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, defendió ante los 200 miembros del comité provincial, reunidos en Mijas, que la lista de candidatos que instantes después se pasaba a votar estaba consensuada con el secretario regional del partido, José Antonio Griñán. Conclusión, que la decisión de excluir a cualquier miembro del grupo Socialistas Hoy, el denominado sector crítico del partido, no era solo cosa de él. La propuesta aprobada sólo suscitó el respaldo del 64% de los asistentes,  incluidos los votos de los casi 50 miembros de la ejecutiva provincial designada por el propio secretario provincial socialista. Una contestación que hace muchos años no se recordaba.

Nada de integración ni algo que se le parezca. La guerra se ha desatado y no hay que disimular con el enemigo. Una candidatura en clave interna de ajuste de cuentas. Si los críticos podían presumir de victoria en el Congreso Federal con el triunfo de Rubalcaba ahora los oficialistas con el poder que ostentan en la provincia sencillamente los han laminado y se han repartido  los últimos puestos que quedan por distribuir. Al fin y al cabo están en plena huida ante la que se les avecina el 25 M.

Otra cosa es si a la vista de lo que sucede, Rubalcaba se estará ya arrepintiendo de haber ofrecido a Griñán el puesto del presidente del partido en vez de haber forzado su caída junto a la de Carmen Chacón tras la derrota en el cónclave de Sevilla. Porque algunos pueden pensar que en Málaga y en otras provincias hay patadas por elevación.

El comité provincial se ha desarrollado en Mijas y en pura esencia democrática. Como no figuraba en el orden del día, la presidenta del organismo y del partido en Andalucía, Rosa Torres, no ha dejado ejercer el uso de la palabra a ningún disidente. Para qué debía discutir la concurrencia la candidatura y más si ella misma figuraba de número 2.

En cuanto a la lista de marras, la presencia menos cuestionable es la de quien la encabeza, el consejero de Turismo, Luciano Alonso. Es cierto que su área ha sido muy atractiva y en esta provincia, crucial. Se está pendiente de cada gesto o de cada anuncio porque nos va la economía en ello. Y además, porqué no reconocerlo, los medios de comunicación salimos beneficiados directamente porque somos los vehículos naturales para transmitir las campañas de promoción para atraer visitantes. Pero además es el único de todo el Gobierno que ha tenido una presencia constante, a veces incluso excesiva, en esta provincia durante estos cuatro años.

De 2, como he dicho, va Rosa Torres, su mérito, perder la Alcaldía de Antequera a manos del PP. De tres, el delegado de Obras Públicas, Enrique Benítez, aparte de que le encanta leer, poco se puede decir de su trayectoria, incluido los años como delegado de Economía. Ha pasado totalmente desapercibido. De 4 Marisa Bustinduy, el reconocimiento a que durante su etapa de secretaria provincial del PSOE el partido avanzó con celeridad para ocupar la meta que por fin está a punto de alcanzar:la nada.

De 5, el último que puede salir si se cumplen las encuestas más optimistas de ahora, el consejero de Cultura, Paulino Plata, admirable por su capacidad de supervivencia durante tantos años pese a que siempre ha jugado en los equipos contrarios. Ahora le han dejado en ese puesto para que sufra. De 6, la delegada de la Junta, Remedios Martel. También debe ser la recompensa por la gran imagen que en Málaga ha logrado el Gobierno andaluz en esta legislatura, después de incumplir todas sus grandes promesas. Eso sí, en otro comité provincial defendió que Heredia era de los mejores secretarios que había tenido el PSOE de Málaga en su historia. Y de 7, por citar los escaños que ahora ostenta el PSOE de Málaga, José Bernal, también entre sus méritos la derrota en Marbella ante Ángeles Muñoz en las últimas municipales, pese a que no tuvo el más mínimo pudor de utilizar la empresa pública Acosol que dirigía.

La lista es sólo una escaramuza con la guerra declarada en el PSOE andaluz. Heredia ya ha mandado un mensaje claro, no se hacen prisioneros.

Sin señales de vida

Antonio Méndez | 6 de septiembre de 2011 a las 16:15

Tiene claro el PP desde hace tiempo que Málaga es una circunscripción clave para materializar sus objetivos de mayoría absoluta tanto en las elecciones generales del 20–N como en las autonómicas, que todos los indicios apuntan a que se convocarán en la recta finales del mes de abril de 2012, apurando los plazos que permite la ley y con la intención de alejar el máximo el recuerdo de lo que sucederá este otoño en las urnas.

La presencia del líder nacional popular en la provincia es constante, como promedio una vez cada 45 días. Y en octubre la capital malagueña será escenario de la gran conferencia que Mariano Rajoy utilizará de trampolín para alcanzar la Moncloa. Por su parte, Javier Arenas ha transformado la Costa del Sol en base de cruceros para surcar la región.

El interés popular contrasta con la desidia al otro lado. Las dos visitas de Rubalcaba anunciadas desde mayo resultaron frustradas. Da la impresión de que a Griñán hay que traerlo a rastras y no me extraña, las promesas incumplidas de la Junta en la última década suponen una losa. La preocupación socialista, una vez más, se centra en recuperar el terreno perdido el interior de Andalucía, llámese por ejemplo Sevilla, tras la debacle municipal. El valor refugio del PSOE que carece de alternativa para las zonas. Ni plan A ni B para el litoral. Y si el estandarte es el río Guadalquivir para despertar al nacionalismo andaluz, en Málaga se alistarán pocos voluntarios para la cruzada.

Ante este páramo, la única ocurrencia de Madrid ha sido intentar, al menos, situar al frente de las listas al Congreso en algunas provincias candidatos con cierto gancho, ya que los locales sólo arrastrarán los votos de sus familiares, caso de Málaga. De ahí la razón del nombre de la ministra de Exteriores, la malagueña Trinidad Jiménez. Es lo que le puede suceder a una organización que hace meses que da pocas señales de vida.

Postdata: Suena a sarcasmo leerle al secretario de Organización del PSOE malagueño, Francisco Conejo, que la candidatura al Congreso se hará con la participación de todos los militantes, que “van a poder expresar su opinión”. Faltaría más. Otra cosa es que los que mandan la tengan en cuenta. Mira que si deciden que la lista socialista por Málaga figure en blanco.