Archivos para el tag ‘málaga’

El sexo de las colillas

Antonio Méndez | 22 de julio de 2011 a las 16:24

Málaga acaba de fulminar uno de los chascarrillos más populares de todos los tiempos. En la capital de la Costa del Sol cuando los agentes de la Policía Local encuentran una colilla tirada en la calle ya no dicen aquello de “aquí han fumado” sino “aquí han practicado sexo”.

Desde que hace seis meses entrara en vigor la nueva ordenanza municipal de Convivencia Ciudadana, que prohibía las prácticas sexuales cerca de zonas habitadas, los policías han impuesto 467 sanciones supuestamente a prostitutas y clientes, a éstos los menos. Por contra, apenas se contabilizan 130 denuncias por ensuciar las aceras con todo tipo de desperdicios, como pipas, chicles y restos de cigarrillos. Está claro que a los mandos policiales les preocupan sobremanera estos asuntos del sexo porque sólo hay que darse un paseo por cualquier vía de la ciudad para observar que el incivismo a la hora de respetar la limpieza no se corresponde con el mínimo número de sanciones computadas.

No me gustó la parte de la ordenanza municipal que intentaba atajar el problema de la prostitución en áreas sensibles de la ciudad. Entiendo que su resolución era una cuestión harto compleja. Y que bahía que erradicar las prácticas en puntos como la Alameda Principal. Pero como la interpretación de las normas las carga el diablo, he escuchado incluso a ciudadanos amenazar con llamar a una patrulla porque entendían que les amparaba la ordenanza si sorprendían a una pareja besándose dentro de un coche frente a su casa. Y no están los tiempos como para desaprovechar un beso.

Y luego, como hay que contentar a todos, asistimos al esperpento de concejales que rastrean lugares para que las prostitutas pueden proseguir con el viejo oficio. Un solar público, comunicado, iluminado y alejado, para que nadie se escandalice. Me preocupan más las colillas, pero como no tienen sexo.

Final de temporada

Antonio Méndez | 22 de mayo de 2011 a las 17:49

Acaba la competición. Para unos ha durado nueve meses, para otros, cuatro años. Los primeros, por los pelos, ya conocen cuál será su premio. Los segundos deberán todavía aguardar unas horas y esta noche sabrán el veredicto de la afición. Y desde mañana, todos a trabajar desde su División correspondiente para la nueva temporada que se avecina.

Con el Málaga estamos encantados. Ha salvado la categoría y seguirá en Primera. Pero el año ha sido pésimo. Después de una inversión multimillonaria por parte de los nuevos accionistas mayoritarios, con un proyecto hasta diciembre y otro antagónico luego, sólo la irrupción goleadora y a tiempo de Baptista, el gran fichaje del invierno que llevaba dos años penando por los campos italianos, ha obrado este auténtico milagro. Aquí hay poco que discutir. Estamos en manos del jeque y de su decisión de cómo administrar su fortuna o de cuánto tiempo le durará la afición oquizá su filantropía. Si quiere emular a su homólogo del Manchester City, en esta moda de los poderosos que ahora les ha dado por medir sus fuerzas económicas en un terreno de juego, con el aliciente de que el azar evita que los goles sean directamente proporcionales a los millones invertidos o existan otras razones todavía desconocidas para explicar este partido.

Siempre pensé que la adquisición del Málaga formaba parte de una estrategia de intercambio de sentimientos por negocios. Desde esta semana ya tenemos algunos ingredientes del cóctel con la adjudicación al grupo catarí de la ampliación del puerto deportivo de La Bajadilla en Marbella, en alianza con el mismísimo Ayuntamiento de Marbella, lo que ha dejado estupefactos y, por el momento, mudos al resto de los competidores en este concurso de la Junta. Pero a su vez el club ha pactado un acuerdo de patrocinio con la Unesco, una pieza del puzzle que desconozco dónde encajar. La euforia reina y esta ciudad no se caracteriza por hacer preguntas, menos cuando los riesgos los corren bolsillos ajenos.

También los Ayuntamientos acaban hoy su temporada. Tendremos la lista de los ganadores del campeonato y la de los competidores descendidos por las urnas. A veces la política es menos compleja que el fútbol.

Etiquetas: , ,

El PSOE a examen

Antonio Méndez | 6 de mayo de 2011 a las 11:55

Sí a día de hoy preguntamos privadamente a los dirigentes del PSOE de Málaga en cuántos importantes municipios de la provincia gobernarán después de las elecciones del 22-M, es posible que no puedan citar uno solo. Ésta es la realidad de partida a la que se enfrentan los socialistas con la sombra de emular la debacle que sufrieron en los comicios de 1995, donde acabaron por perder el control de la mayoría de las grandes ciudades españolas. En el caso de Málaga, barridos de casi todo el litoral de la Costa del Sol occidental, excepto en Mijas, y con la entrega de la capital al PP tras el sorpazzo de Antonio Romero y la imposibilidad del pacto de IU con el PSOE, después de que el luego alcalde moral se hubiera pasado aquella legislatura como azote de Felipe González, al que acusó de tener manchadas las manos de sangre con el asunto de los GAL.

Hoy por cierto he conocido al candidato del PP de Mijas, Ángel Nozal. El popular se confiesa de centro izquierda y si vence, quiere fichar al ex alcalde socialista, Antonio Maldonado, para que dirija el hipódromo y al ex director de la Confederación Hidrográfica del Sur, Rodríguez Leal, otro socialista, para que se haga cargo de la empresa de aguas. Nozal admite que si hubiera tenido que enfrentarse en las urnas al alcalde Antonio Sánchez lo hubiera tenido más difícil.

La gran esperanza blanca del PSOE es el blaugrana Javier Carnero. Pese a los esfuerzos y años invertidos por el PP para intentar reunificar las múltiples familias de la derecha en Benalmádena, de nuevo, el cóctel de formaciones de esta cuerda ideológica provocarán la dispersión del voto. Carnero está seguro de que liderará la formación más votada, otra cosa es si eso le servirá para gobernar.

En Vélez y Rincón, los populares Francisco Delgado Bonilla y Francisco Salado parten como favoritos. En Marbella, a falta de saber si resucita el movimiento en San Pedro Alcántara que Gil sepultó tampoco hay exceso de confianza en que José Bernal logra darle la vuelta a la hegemonia de Ángeles Muñoz. En Ronda, los propios socialistas están divididos y el alcalde y candidato no reúne todas las simpatías de la militancia. Estepona es una incógnita. David Valadez denunció toda la presunta corrupción del propio gobierno del PSOE del que formaba parte, pero al final se quedó él de alcalde. Difícil saber si incluso los suyos le aplauden ambas cosas. Queda Antequera, en teoría el valor más seguro con Rosa Torres, pero con una marca de partido en clara regresión. Curioso, con la que ahora le cae a Manuel Chaves,  la aspirante le ha pedido que venga para apoyarla.

En Málaga creo que la dirección del PSOE se conforma con retroceder menos puntos que en el resto de España o en Andalucia. En menos de dos semanas salimos de dudas.