Falcones y La Princesa Descalza

Antonio Lao | 20 de mayo de 2013 a las 12:12

Canta hasta que la boca te sepa a sangre…” En enero de 1748, una mujer negra deambula por las calles de Sevilla. Atrás ha dejado un pasado esclavo en la lejana Cuba, el hijo al que nunca volverá a ver y un largo viaje en barco hasta las costas españolas. Caridad ya no tiene un amo que le dé órdenes, pero tampoco un lugar donde cobijarse, cuando se cruza en su camino Milagros Carmona, una joven gitana de Triana por cuyas venas corre la sangre de la rebeldía y el arte de los de su raza.
Las dos mujeres se convierten en inseparables y, entre zarabandas y fandangos, la gitana confiesa a su nueva amiga su amor por el apuesto y arrogante Pedro García, de quien la separan antiguos odios entre ambas familias. Por su parte, Caridad se esfuerza por acallar el sentimiento que está naciendo en su corazón hacia Melchor Vega. El abuelo de Milagros, un hombre desafiante, bribón y seductor, aunque también firme defensor del honor y la lealtad para con los suyos.
Pero cuando un mandato real convierte a todos los gitanos en proscritos, la vida de Milagros y Caridad da un trágico vuelco. Aunque sus caminos se separan, el destino volverá a unirlas en un Madrid donde confluyen contrabandistas y cómicos, nobles y villanos; un Madrid que se rinde a la pasión que emana de las voces y bailes de esa raza de príncipes descalzos.
Ildefonso Falcones nos propone un viaje a una época apasionante, teñida por los prejuicios y la intolerancia. Desde Sevilla hasta Madrid, desde el tumultuoso bullicio de la gitanería hasta los teatros señoriales de la capital, los lectores disfrutarán de un fresco histórico poblado por personajes que viven, aman, sufren y pelean por lo que creen justo. Fiel reflejo de unos hombres y mujeres que no agacharon la cabeza y que alzaron la voz para enfrentarse al orden establecido.
Esta breve sinopsis de “La Reina Descalza”, último trabajo de Ildefonso Falcones, les aseguro que atrapa, absorbe y casi no te deja hacer otra cosa que leer. Terminas un capítulo y comienzas el siguiente sin tregua. Cuando eso sucede, estoy convencido, de que tengo una buena novela en las manos.
Bajo estas premisas no es de extrañar que Ildefonso Falcones, en Almería de la mano del Diario, lograse atrapar a más de 300 personas que no quisieron perderse la firma de su nuevo libro. Una simbiosis perfecta: un periódico sólido y un escritor de éxito para avanzar en el camino del liderazgo y ser referentes en la sociedad almeriense. Una senda que nos permite ofrecer a nuestros lectores información trufada con aquellos aspectos de la vida como el ocio y la cultura, que nos desarrollan como personas.

 


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber