Luz de Cobre » Archivo » Urge una limpieza en la vida municipal

Urge una limpieza en la vida municipal

Antonio Lao | 16 de diciembre de 2014 a las 19:01

Hace cuatro años Francisco Camps ganó con mayoría absoluta las elecciones en la Comunidad Valenciana, pese a esta imputado. Los ciudadanos fueron capaces de otorgar su respaldo a un político señalado por el dedo de la Justicia, que luego tuvo que dimitir. Hoy esto es impensable. Eran otros tiempos.
A seis meses de las elecciones municipales nos encontramos en la provincia de Almería con más de una decena de alcaldes, concejales y demás fauna política condenada, imputada o denunciada por asuntos más o menos turbios, que atañan a la gestión de los municipios. Antes de argumentar quiero dejar claro que abogo, sin ambajes, por una limpieza absoluta de la vida pública y nada mejor que llevarla a cabo en el mes de mayo, en las elecciones municipales. Ni un solo concejal, alcalde o cargo público debe ir en las listas sobre el que pese condena, denuncia, juicio o la más leve sospecha. Es tarea de los responsables de cada partido ejercer una labor, seguro que ingrata en muchas ocasiones, pero que se hace inevitable para adecentar la vida política, la vida pública y la democracia.
No me valen los argumentos que esta semana que acaba ha esgrimido, por ejemplo, el que fuera secretario general del PP de Andlaucía y alcalde de Tomares, José Luis Sanz, haciendo distingos entre imputados. A su juicio no es lo mismo uno que lo sea por el ERE de la Junta u otro, como es su caso, “por procesos administrativos o similares”. Este argumento, defendido y compartido por muchos de sus compañeros y por los de sus rivales políticos, no es sostenible en ninguno de los casos. Siempre he creído, y estoy abierto a que me convenzan de lo contrario, que es igual de ladrón el que es capaz de robar un euro que aquellos de guante blanco, pajarita y buenos modales, a los que admiramos por sus éxitos empresariales, y que luego son capaces de detraer cientos de millones de las arcas de su empresa o gastarse varios cientos de miles de euros en tarjetas que no declaran a Hacienda.
A buen seguro que la discusión daría para mucho y que sería complicado

y complejo buscar el término medio que fije un acuerdo razonable en una discusión coherente, seria y democrática. Pero ya les digo que en materia de elecciones, del juego político, de la coherencia y del sentido común, bien harían aquellos que gobiernan los partidos en sentar las bases sólidas que permita un acuerdo que pasa, y no hay paños calientes, para que todos aquellos que estén implicados en presuntas corruptelas o condenas por corrupción, ya sea por haber detraido una caja de cerillas o haber dejado las arcas municipales de su pueblo como un solar, sacarlos de este mundo por decencia política, por salud democrática y, lo que es más importante, para evitar que enmierden más la ya más que putrefacta vida pública.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber