Cohen y Lorca

Miki y Duarte | 12 de noviembre de 2016 a las 9:28

  • rosa vidal

    Que grandes los dos grandes . Que grande el amor. Que grande el pudo ser. Una guitarra española enamoró a Cohen en Montreal. Tres días después esa guitarra ya no sonaba más. Par los que creen en el cielo que grande debe ser. Saber que allá, muy alto. Se oirán los poetas ingleses mezclados con el flamenquito de Cordoba. Que poderío mi alma.

  • Uno que estaba arando...

    Pues debe verse estupendamente la MAREA de granadinos, protestando contra la SANIDAD DE LA JUNTA DEL PSOE…