Montepulciano sin vampiros (Toscana II)

Ulyfox | 12 de marzo de 2010 a las 14:28

PULCINELLA

No lo supimos hasta que volvimos. Seguramente, no somos lo bastante jóvenes. Es decir, no hemos leído la saga vampírica Crepúsculo, y lo primero que nos comentaron cuando contamos que habíamos estado en Montepulciano era que en el bello pueblo toscano se había rodado la película, y que si habíamos visto el Pulcinella del reloj. Sí, claro, pero no conocíamos nada de esos vampiros, ni vimos ninguna huella de ellos en sus empinadísmas calles. Sólo sabíamos que habíamos descubierto uno más de los innumerables pueblos-monumentos de Italia.

calle

Montepulciano es una larga cuesta de colores tostados, ladrillo, piedra y estuco, diversificada en decenas de rampas llenas de palacios y bodegas, que lleva hacia la Piazza Grande, un lujoso recinto medieval en el que destaca el Palazzo Comunale con su alta torre almenada y visitable, y el lujoso Palazzo Contucci. 

La Piazza Grande

La Piazza Grande

Fuente en la Piazza Grande

Fuente en la Piazza Grande

 Su fama, antes del libro para adolescentes, le viene de su extraordinario vino nobile uno más de los fabulosos tintos de la Toscana. Varias extraordinarias bodegas y cantine pueden ser visitadas. Es menos conocido que la vecina Volterra, donde la novela sitúa realmente la acción draculil, pero la hermosura de su casco amurallado y las vistas desde su fabulosa altura justifican que los productores la eligieran como escenario de la película, que probablemente no veremos.

campo toscano

vistas desde montepulciano

vistas desde montepulciano

Queríamos habernos albergado en el Meublé Il Riccio,  http://www.ilriccio.net/  pero llegamos tan tarde y tenía tan  difícil acceso que optamos por uno más accesible, el Albergo Il Marzocco. Nos encontramos con una recepcionista de 80 años, todavía guapa, sentada al final de una habitación ante una mesa de caoba. Hizo la inscripción en una nota a mano y nos dio una habitación como de hace 100 años. De hecho, el hotel está abierto hace 140, y siempre lo ha llevado la misma familia. El cuarto era amplio, con una cama antigua y una terraza con pérgola y vistas de película de época. Nos gustó. Esta es su dirección: http://www.albergoilmarzocco.it/

Para comer, casi no tuvimos más elección (todo cerrado acabada la temporada navideña) que el restaurante Borgo Buio, en la calle del mismo nombre y cercano al hotel. Y fue extraordinario. El amable encargado conocía Cádiz (Cadice en italiano) porque había venido a visitar a su hija cuando estaba de estudiante Erasmus, el año pasado. Conocedor también de los vinos que servía, nos ayudó en la elección para acompañar el excelente queso pecorino y el risotto con aroma de trufas. En Italia, como aquí dentro de poco, no se puede fumar en ningún local público. Penélope no quiere abandonar ese placer, y se vio forzada a salir a la fría noche. Pero el amable encargado la hizo entrar a una salita contigua, donde estaban ¡oh sorpresa! la mayor parte de los comensales que ocupaban las mesas. Grazie mille: esta es la dirección   http://www.borgobuio.it/ y esta es la foto de la calle:

borgo

Ya he contado en una anterior entrada que es muy fácil llegar a la Toscana en un vuelo de Vueling desde Sevilla a Pisa, pasando por Barcelona, eso sí. Y luego, a disfrutar en coche.

  • Manolo Guerrero

    Montepulciano e un ottimo vino.

    Io Capisco che il Velletri di Roma non e paragonabile, ma la citá comunque merita un tuo articolo.

    Un abbraccio

  • Ulyfox

    Se volete, io parleró di Roma, ma questo sará un prossimo articolo. Devo trovare le fotografie, Manolo, perche sonno diapositive e dopo devo fare la digitalizazione. Un buon italiano il tuo!
    Ci vediamo!!

  • Manolo Guerrero

    Ti ricordo che mia moglie é di Roma!

    Pero ha revisado lo que hemos escrito tu y yo y nos ha suspendido en ortografía ;)

  • Ulyfox

    Y yo te recuerdo que nunca he estudiao italiano. Que lo que sé lo he aprendido escuchando canciones y porque me encanta. Y porque al fin y al cabo son lenguas romances. Así que me considero bien suspendido. Bacci a la tua moglie!!

  • Macondo

    Quien pudiera…

  • Maricar

    Una escapadita a Italia… Te acuerdas Macondo? Qué bien lo pasamos. Si tuviera que elegir un lugar en el mundo creo que no sería Italia, pero el caso es que ya he ido tres veces. Algo tiene. La primera vez tuve que pedirle permiso a Uly, allá por 2005. Me enamoró. Besos.
    PD: Me voy a buscar un seudónimo en honor a Macondo, pero mis neuronas hoy están en lo que están.
    Besos.

  • Ulyfox

    No desesperes. La vida es (habitualmente) larga. Italia, eterna.

  • Ulyfox

    Hay que volver siempre a Italia… y para vivir, Grecia. Sin olvidar los paseos por Turquía.
    ¡Viva el mundo!

  • Maricar

    Supongo que cada persona al igual que una canción tiene un país. Yo el mío creo que aún no lo he encontrado, aunque parte de mi se ha quedado en Belfast. No desespero, Uly. Lo mejor de encontrar algo es el camino. Tú, para mí, eres eso, Grecia, Italia y Turquía. Muy mediterráneo. Aunque sigue buscando…así nos tendrás vivos en este blog.

  • Macondo

    Uly es el Zorba el griego de la bahía, jejejeje

  • Macondo

    Rubia chiquita, me encanta que mi Italia sea, por lo menos, una de tus tres italias. Fue un viaje increíble.

  • Ulyfox

    Si yo lo que quiero es que me dejen tiempo para vivir en todo el mundo. A lo mejor descubro otro sitio con el que dé regustito serle infiel a Grecia.

  • galle

    ufffff q ganas…

  • Ana

    Un apunte gastronómico: los helados de la primera heladería que hay al adentrarse en el casco histórico de Cortona, el pueblo donde se rodó Bajo el sol de la Toscana.
    Ah! Y de camino a Montepulciano, no hay nada como coger de manera furtiva algunas uvas de los viñedos, pero sólo unas pocas, eh?

  • Ulyfox

    Cortona, Cortona. No pudimos probar los helados. Ni se nos ocurrió, con el frío del pasado mes de enero. Eso sí, a tu apunte gastronómico te responderé con otro, cuando logre encontrar el nombre de aquel restaurante donde disfrutamos de un carpaccio de cerdo autóctono y de un sangiovese exquisito. En una próxima entrada: Cortona. Alguien que sabe disfrutar de sitios como la Toscana seguro que es especial. Espero que me sigas escribiendo.