Mil sitios tan bonitos como Cádiz » Archivo » Esta es la Pensión Taksiyarhis

Esta es la Pensión Taksiyarhis

Ulyfox | 17 de febrero de 2011 a las 15:08

Azotea de la Taksiyarhis Pansiyon, en Aivalyk, Turquía

Azotea de la Taksiyarhis Pansiyon, en Aivalyk, Turquía

Ya os he hablado más de una vez de ella. Fue una de las primeras entradas en este blog que va a cumplir un año. Y es uno de nuestros mejores recuerdos. Si vuelvo a referirme a la Pensión Taksiyarhis de Ayvalik, en la costa turca que se asoma al Egeo, es porque hemos encontrado las fotos, allí dormidas entre los miles de diapositivas que aún tenemos que escanear. Ahí la tenéis, sencilla y espléndida, una limpísima y turquísima pansiyon en la que se vive descalzo por imperativo, en la que se anda libre por encima de suelos brillantes y alfombras sin restos, con varias terrazas y patios, recovecos entre escaleras, y una azotea que domina los tejados y minaretes de esta bella población cuyo nombre significa membrillo. Esa azotea es uno de los mejores lugares para leer del mundo, ya lo he escrito: la vista sólo se levanta cuando se oye la voz del muecín llamando a la oración, para aspirar ese momento y seguir leyendo.

Penélope, en una de las escaleras de la pensión.

Penélope, en una de las escaleras de la pensión.

Ayvalik es un pueblo grande y bello, que yo recuerdo amarillo, turístico a su manera, de calles empinadas y empedradas en las que se mezclan las casas griegas pintadas y neoclásicas con las turcas de voladizos y grandes balconadas de madera, de cuando la convivencia entre estos dos pueblos tan parecidos era posible. Ahora no hay griegos, se refugiaron en la cercana isla de Lesbos después de la cruenta guerra entre los dos estados, hace ya más de cien años. Hace mucho más, cerca de aquí, en la gran Assos enseñaba Aristóteles. Poco más al norte, en la noche de los tiempos se vivió la gran batalla de Troya, donde mi antepasado Ulysses demostró que era fecundo en ardides. Algo más al sur, a una distancia de excursión larga, está Pérgamo, donde nació el pergamino. Más abajo, la sucesión de nombres antiguos es apabullante: Efeso, Priene, Mileto, Halikarnaso… llenos de ruinas marmóreas y hermosas, y enfrente las islas de Lesbos, Quíos, Samos, Kos, Rodas… tesoros de la Humanidad.

Descalzo en uno de los rincones de la pensión.

Descalzo en uno de los rincones de la pensión.

Desde Ayvalik, además se puede visitar en paseos de un día la cercana isla de Çunda, remanso con un gran número de restaurantes en el puerto y un pueblo griego en ruinas arriba, y la llamada Silla de Satanás (Seytan Sofrasi) donde aparece la huella de un pie enorme que se atribuye al demonio. Por la noche, en Ayvalik, con una población amable, un buen mercado y muchos sitios para comer, se disfruta de una excelente comida tradicional turca, una de las más refinadas que se conocen. El servicio es inmejorable, la sonrisa asegurada, y el buen precio, infalible.

PARA LLEGAR a Ayvalik, lo mejor es hacerlo en barco desde la isla griega de Lesbos, pero también está la opción aérea a Esmirna, esa gran ciudad inabarcable y atractiva, y luego en autobús. Nosotros hicimos la travesía desde la isla y luego fuimos bajando en coche alquilado hasta Bodrum (la antigua Halikarnaso) para reembarcarnos a Grecia por Kos, la patria de Hipócrates. Hermanamiento turco-griego fue lo que hicimos ese año 2005. Si queréis intentarlo, hablad con nosotros.

Etiquetas: ,

  • ana

    Esa pansiyon sería mi parasíso! Caminar descalza! Con la de riñas que he tenido con mi madre, que es madre como todas las madres que no quieren que sus churumbeles se enfríen, porque siempre me sobran los zapatos!
    Preciosas fotos, otra vez ;)

  • Ulyfox

    ¡Ana, seguro que sería tu paraíso! Lo es por muchas razones: el pueblo, grande, en el que se encuentra, la costa, la historia, las islas griegas de enfrente, la serenidad que transmite el establecimiento, la excelente cocina (y barata) que se puede gozar en los múltiples restaurantes, los mercados, los puestos de frutos secos… Fueron cuatro días deliciosos, pero igual podría haber estado una semana. Y te aseguro que lo de vivir descalzo es un gustazo inaudito.

  • avenger

    Buenos días Uly, soy lector de tu blog desde hace tiempo, aunque es la primera vez que escribo. Compartimos (mi mujer y yo) tu pasión por el Mediterráneo, y sobre todo Grecia. este año acabamos de volver de “revisitar” Atenas, Creta (magnifica Chania, las playas de Elafonisi y Falassarnas, “vuelta al BUP” con Knossos y Festos…. en fin). Para el próximo año (si, se queda mucho pero el trabajo nos obliga a ir “futurizando”) queremos hacer un viaje en Goleta por el Egeo Turco y finalizar con visita a Estambul y Capadocia (como en años anteriores queremos dedicar 12-15 días al viaje). Nos puedes ayudar? Un fuerte abrazo y muchas gracia. Sigue escribiendo. Estoy contigo cuanto podríamos aprender en esta tierra gaditana nuestra de como se hacen las cosas en otros lugares (Mykonos, Santorini, Rodas, Paros, Corfú, Florencia, etc….) Gracias de nuevo.

  • Ulyfox

    Avenger, tocas mi corazón ¡Las hermosas goletas turcas! Robustas y a la vez gráciles. No hemos navegado nunca en ellas, pero hemos admirado los muelles de Mármaris, Bodrum o Kas atiborrados de esas embarcaciones de afilada popa, con el barniz reluciente de la madera. Y en una de nuestros viajes a la costa turca, pasamos por algunos astilleros aislados donde las fabricaban, enormes armazones de madera, y nos hacíamos la fantasiosa pregunta: ¿cuánto costará uno de estos barcos de aspecto clásico? Los más bellos del mundo. Desde luego, la llamada Costa Turquesa, con sus decenas de recovecos y calas, entre Fethiye y Antalya, en las cercanias de la isla de Kekova, parece ideal para navegar, parar, darse un chapuzón, acercarse a alguna de las islas griegas como Rodas, Symi o Kastelorizo. Lo que pasa es que Estambul requiere al menos cuatro o cinco días, y Capadocia no está cerca, más bien lejos, así que deberíais procurar el enlace aéreo con Estambul, tal vez desde Ankara. No lo veo fácil, depende del tiempo que queráis estar en cada sitio, pero para 12 días es demasiado precipitado, sobre todo por los traslados. Lo puedo mirar más tranquilamente.
    Lo que me encanta es vuestra pasión por el Mediterráneo y por Grecia. Deberíamos formar un club, o vernos, o algo. A nosotros nos ha enganchado definitivamente desde hace años. Y Creta, ¡ah! Me hablas de Chania. Este año, dentro de poco, volveremos a pasear por sus calles venecianas y turcas y por su puerto único. Es un lugar maravilloso.
    No dejéis de escribirnos, por favor. Yo estoy ahora mismo un poco cogido por el trabajo. Demasiadas horas en él, y pocas para escribir. Hago lo que puedo.
    Un fuerte abrazo

  • avenger

    Gracias por tu información Uly. Por nuestra parte sin problemas. Ya son vaios años los que hemos hecho algún viaje (unos más largos otros más cortos por Grecia) Este año si hemos cometido un “fallo” ir a Mykonos en Julio…. nada que ver con nuestras anteriores estancias (en Junio o Septiembre). Algo nuevo hemos aprendido. Lo que nunca nos decepciona es el Mediterráneo (como concepto), las gentes de Grecia y sus Islas, la paz y tranquilidad (a veces a sólo unos metros del mayor de los bullicios). Pero sobre todo una forma de hacer las cosas (desde el punto de vista del servicio al viajero, la hostelería, el trato….) que por aquí ya no se ven (desgraciadamente) y por el mantenimiento de lugares acordes a las tradiciones. Costaría tanto tener buenos bares, restaurantes y (sobre) todo tabernas por aquí? En fín, mucho para discutir y hablar, pero como dices muy poco tiempo y mucho trabajo. Lo dicho, gracias y lo del Club Pro Mediterráneo-Grecia, cuando quieras, aquí tienes dos incondicionales. Un abrazo igual de fuerte.

  • Ulyfox

    Avenger, gracias a ti. Tienes razón en que hay sitios a los que es mejor no ir en julio o agosto. Mikonos es uno de esos. Sobre la forma de hacer las cosas allí y la imposibilidad de imitarlo por aquí ya he escrito mucho. Creo que es un asunto de educación y de cultura, y de respeto a la tradición, efectivamente. La tradición bien entendida, por supuesto. Afortunadamente, esas cosas siguen siendo posibles en Grecia o Turquía. Es más, yo diría que incluso en Italia y Francia. Por aquí parece que ha pasado un tornado que se ha llevado innumerables buenas costumbres. De pronto nos hicimos ricos y nos creímos todos alemanes, pero perdimos la educación, la serenidad.
    En fin, que tengamos tiempo para charlar, por lo menos algunos.
    A ver si retomo pronto el blog en condiciones, que lo voy actualizando sólo a salto de mata. Cuestión de tiempo libre (Eso qué es?)