Nombre malsonante

Ulyfox | 19 de junio de 2012 a las 23:29

Llegando a la isla de Spinalonga

Diréis que no, que Spinalonga suena bien, que es un nombre italiano con resonancias marineras o aventureras, y más si divisáis a distancia la isla fortaleza que lleva ese apelativo, a la entrada de la bahía de Elounda, un lugar que además reúne lo más selecto del turismo cretense. Y sin embargo, tiene una historia tan triste que su nombre evoca entre los griegos siempre el sufrimiento y la existencia desgraciada.

Una iglesia del interior de la enfermería-prisión

El islote fue amurallado por completo en tiempos de la dominacion veneciana como los hijos de la Serenísima sabían hacerlo, y de hecho fue una de las cuatro fortalezas que quedaron en su poder muchos años después de que los turcos conquistaran Creta. Pero cuando los otomanos la tomaron por fin su poblacion quedó presa, y peor fue después, cuando ya con la independencia griega fue convertida en leprosería. Los enfermos quedaban confinados de por vida, y morían dentro de sus muros. Allí mismo eran enterrados. Bien es verdad que organizaban su propia vida, que al final consiguieron mejores condiciones y muchos incluso se casaban en esa verdadera cárcel enfermería. Eso, hasta que la leprosería fue cerrada, que no hace tanto, en los años 70 del pasado siglo. Si se mira bien, es un monumento a la desgracia.

La costa de tierra firme, tan cerca y tan lejos de la isla de Spinalonga.

Y sin embargo, hoy es un gran negocio turístico, uno más de los que ofrece el precioso golfo de Mirabello cretense. Decenas de barcos salen todos los días de Elounda, llevando turistas en una excursión que no es barata. La isla, una especie de Alcatraz con muchos más siglos (de hecho ha sido el tema de una serie griega de televisión de mucho éxito), impresiona, sobre todo si se tiene presente su historia, sus historias, y si uno es capaz de ponerse en el lugar de tantas personas condenadas por una pena que no habían cometido, castigados por su enfermedad. Son murallas contra la solidaridad y en defensa de la intransigencia y la ignorancia las que se ven en Spina

El interior de Spinalonga, no tan bello para sus moradores.

longa. Aunque ya sólo sea un recuerdo necesario. Y ahora, un negocio.

 

  • mangasverdes

    Jolín, me voy cuatro días y veo que has estado de lo más productivo. Yo acabo de volver a mi Spinalonga particular después de un periplo muy aprovechado por Madrid y Almería ignorando la prima de riesgo y la evolución del Íbex 35. Y es una felicidad. ¿Llegará agosto? Besos

  • Ulyfox

    Mangas, no me siento yo de lo más productivo en cuanto al blog. Y en cuanto a la guía, ya veremos. De momento, mucho trabajo, y conociendo lugares estupendos. Aunque ahora, el viento desatado en el sur de la isla nos está volviendo locos. Agosto llegará, no te preocupes. Filáki!

  • Paqui

    eeeooo ! pues la guía hay que acabarla hermanito. Tú abre los ojos y ten la cámara preparada como siempre, para seguir contándonos …
    Besos

  • Ulyfox

    Besos, hermana. La guía no va mal, nos estamos dando la paliza de arriba a abajo por esta isla tan grande. Pero muy a gustito. Después vendrá la hora de sentarse a escribirla. Más paliza todavía, pero más a gusto. Nos vemos pronto, y contamos. Y tú, prepárate para lo de Roma.

  • Paco Piniella

    Qué poco os queda, nosotros marchamos hoy para Londres, besitos y nos vemos a la vuelta.

  • Ulyfox

    Paco, por desgracia es así, nos queda muy poquito, pero ha sido intenso y maravilloso. Y el lugar en el que estamos ahora es increíble, Loutro, para no hacer nada que no sea gozar. A la vuelta charlamos, y que lo paséis bien.

  • Carmen

    Me he quedado un poco perpleja, porque mi viaje a Creta ha sido muy parecido al que vosotros hicisteis. Primero Malia, Sissi, Elounda, Palekastro y Kato Zakros.
    Leer sobre Creta siempre es un placer. Me encanta cómo escribes, además se nota que a ti también te apasiona la isla.

    El año pasado estuve en el oeste de Creta y gustó tanto que este año quise conocer la zona oriental de la isla.

  • Ulyfox

    Carmen, me encanta encontrar un espíritu hermano en la sangre cretense. Es verdad que la isla nos apasiona. Ahora estamos de nuevo en ella, dispuestos a recorrer ese Oeste que tanto te encantó. Todo, todo, pasó por aquí, desde los minoicos hasta los invasores nazis. Espero que la guía que estamos preparando recoja todo lo esencial. Un placer

  • Carmen

    Para mí, las playas del oeste son únicas. Balos, Falasarna y Elafonisi poseen una belleza y unas dimensiones que no encuentras en otros lugares. También me gustó mucho el interior de Creta, sobre todo los alrededores del Cañon de Therisso. Comimos en Therisso, de maravilla, en un restaurante tipo rural. En sus paredes habían fotos antiguas muy interesantes.

    Sobre las playas, me apasionó la playa de Triopetra y también la de Agios Pavlos, las dos en el sur, pero me defraudó un poco la playa Preveli (quizá porque estaba abarrotada de turistas que venían en barco)

    No sé que tiene Creta que engancha, seguro!

    (Te digo un secreto, pero que sólo vale para los apasionados por Creta, si vas al oeste, en la playa de Radvoucha, existe un restaurante increíble The waves rock, el dueño es un pescador)

  • Ulyfox

    Carmen, ya conocemos Falasarna y Elafonisi, y es verdad que no tienen parangón. Mañana visitaremos Balos, pasando por una visita a Polyrhinnia y te puedo confirmar que al día siguiente vamos a comer en esa taberna The Waves on the Rock. Ya la teníamos apuntada y tenemos muchas ganas de conocerla. Evidentemente, somos apasionados de Creta.
    Tienes razón en lo de Preveli. Nosotros veníamos desde el monasterio, que tampoco nos impresionó y concluimos que bajar hasta la playa y volver a subir por esa enorme y costosa pendiente no valía la pena, teniendo en cuenta las playas tan impresionantes que tiene esta isla. Pero había, eso sí, un montón de gente, y eso que era junio y el lugar es difícil como pocos.
    Y me apunto lo de Therisso, por si tenemos tiempo. Tenemos que pasar cerca, de todas formas.
    Un placer saludarte.
    P.S. ¿Eres de Cádiz?

  • Carmen

    No, pero mi abuela paterna era de San Fernando y mi abuelo paterno del Puerto de Santa María…

    (fuimos a Preveli por otro camino mucho mejor y menos costoso que el del monasterio. Llegamos a Preveli por un camino de tierra desde Triopetra)

  • Carmen

    Si vas a la Península de Ravdoucha merece la pena acercarse hasta la playa de Afrata…

  • Ulyfox

    Carmen, pues nosotros somos los dos de San Fernando, aunque creo que en una vida anterior tuvimos que ser cretenses, porque aquí nos ocurren cosas maravillosas.
    Conocemos ese camino que dices pero no lo hicimos. Lo que sí tenemos pendiente es Triopetra, por cierto, de la que sabemos que es maravillosa. No sé si nos dará tiempo esta vez.
    Saludos, casi paisana. Y si vienes por el Sur, a ver si nos vemos

  • Ulyfox

    Allí estaremos mañana mismo. Hoy hemos estado alucinando en Valos y Gramvousa. Estoy pensando que deberíamos formar una asociación de amigos de Creta. Es posible que nos juntáramos unos cuantos.
    Saludos

  • Carmen

    ¿es Valos? yo pensaba que se escribía Balos… Nosotros fuimos por la tarde a Valos, y se nos hizo de noche allí. Fue todo un espectáculo.

    Es que en Creta la vida es más relajada y se come de maravilla. Yo engordé varios kilos con el pastel dulce de queso de Kissamos y me hice adicta a la ensalada de berenjenas y yogourt.
    Saludos a los dos.

  • Ulyfox

    Carmen, yo creo que se escribe indistitamente, porque la ‘beta’ griega se lee con el sonido ‘v’ antiguo. Pero vamos, que yo lo he visto de las dos formas.
    Ah, y tranquila, que cuando nosotros estuvimos el pasado junio también engordamos. Y ahora estamos ya temiendo los kilos que cogeremos en esta estancia. Serán kilos de felicidad, no importa.
    Saludos