Reina de La Canea

Ulyfox | 6 de septiembre de 2012 a las 19:49

 

Penélope, en el balcón del hotel Mama Nena de La Canea

 

Ahí la tenéis: en el balcón de nuestra hermosa habitación del hotel Mama Nena, en pleno puerto veneciano de La Canea (o Chania), un lugar evocador como pocos en una ciudad que ya de por sí es la joya de Creta, una isla que es por naturaleza la esencia de Grecia. Nos sentimos como privilegiados en ese balcón, espectadores de la vida que pasa por debajo envidiosa de nosotros, envueltos en nuestros vasitos de raki mientras el atardecer doraba poco a poco la mezquita de los jenízaros y el esbelto faro de piedra, justo enfrente, tantas veces visto y admirado en tantas visitas a La Canea.

Y el faro al fondo...

Llevamos sólo cuatro días en Creta, y los cuatro los hemos dedicado a esta ciudad, a conocer a fondo el barrio de Splantzia, que era el lugar donde vivían los turcos cuando la larga dominación otomana. Intrincado y colorido, desgraciadamente asolado por las feas pintadas en las fachadas, el barrio se renueva, crecen los negocios hoteleros y hosteleros que aprovechan las preciosas casas antiguas e incluso sus ruinas.

Fachada de la iglesia de San Francisco, en la plaza 1821 de Splantzia, con minarete y campanario.

Tiene Splantzia un monumento a la convivencia. Debe ser el único caso en el mundo en el que un templo, la iglesia de San Nicolás, ostenta un minarete y un campanario a la vez, después de haber sido iglesia, mezquita y de nuevo iglesia. Delante, una plaza convivencial, la Plaza de 1821, siempre llena de gente en las terrazas de los cafés y tabernas, a todas horas del día, con poco alcohol y mucha charla. Hombres con larga melena recogida en un moño, a la manera única de Grecia, y mujeres de mirada profunda. Viejos en su papel de viejo, sentados largas horas en la mesa del kafeneion, esa institución social de los pueblos griegos.

En un rincón del barrio de Splantzia.

Creemos en esta forma de vida pausada y sabia, aunque no la estemos practicando mucho: cuatro noches, cuatro hoteles diferentes, así es el trabajo en la guía.

  • Paco Piniella

    Muy guapos y muy bien os veo. Besitos viajeros, aquí pronto nos matarán a ruído unos artefactos aéreos que no se de dónde han sacado. Qué cosas Manué!

  • Ulyfox

    El reino de la tontería, Paco, es lo que quieren construir por ahí. Mientras, en Creta, aún estamos en lo auténtico. Y espero que siga así.
    Besos

  • Cristina Cercas(la melliza de la fotógrafa ciega)

    como siempre…fotos maravillosas,narraciones maravillosas. Ustedes mirando el mediterráneo y más mares…yo y la fotógrafa ciega(que esta vez a la artista la tengo yo,jeje)miramos el inmenso atlántico,dunas,molinos y pueblitos majoreros. Feliz estancia a los dos y nosotras seguiremos echando fotitos a alguna cabra suelta.Besos

  • Ulyfox

    Cristina, aquí mirando el Mediterráneo y viviendo el Mediterráneo. Y por aquí también hay un montón de cabras, por cierto. Y ayer nos comimos parte de una de ellas en un guiso buenísimo, pobrecita. Ahora estamos en lo más parecido al fin del mundo.
    Besos

  • Rakítico Love

    Qué preciosidad de crónica y de fotos, es balsámico visto desde aquí. Qué bien sienta. Había visto una foto desde ese balcón de Mama Nena pero era distinta. La que has puesto, con Pe, gana mucho. La otra versión era, digamos, menor. Había algo que distorsionaba.

    No imaginaba que el fin del mundo fuera tan hermoso y calmante. Que siga la fiesta reposada.

    Besos y abrazos desde esta ruidosa y pringosa parte del mundo. Os mando otra remesa de suspiros de A. F.

  • Ulyfox

    Rakítico, aquí estamos, creo que tomando aire para lo que nos espera a la vuelta. Quién sabe. A ti te veo otra vez en forma después de esas vacaciones. Hasta aquí llegan noticias no demasiado buenas. De momento, vivimos a la manera cretense, por lo que pueda pasar.
    Besos para corresponder a los suspiros de AF.

  • Rakítico Love

    Toma mucho aire Uly, porque creo que con esa bocanada todos (comerciantes, periodistas, asalariados todos, funcionarios…) van a tener que respirar hasta más allá de la primavera.

    Tengo las mismas noticias que tú, pocas, no quiero más, para qué saber si no podemos hacer nada, tienen la sartén por el mango y el mango también. Pero sí, el baile ha empezado y como en la película aquella (¿de Pollack y con Jane Fonda?) creo que no parará hasta que los danzarines vayan cayendo muertos.

    En estas, tu disfrute es casi una cuestión de honor, una misión sagrada, una venganza, un ajuste pero de los buenos. Y un alivio para los que leemos desde aquí, una ventanita a un sitio en el que el aire no huele a podrido. Así que esmérate en no hacer nada más que vivir.

  • Ulyfox

    Querido Rakítico, de momento aquí la medicina del raki y la música es muy aliviadora, lenitiva. La preocupación está, pero la vamos aplazando, y como tú dices, nos esmeramos en vivir, e incluso en beber. Hasta nos ha salido, medio en serio medio en broma, una oferta de negocios. Quién sabe.
    En este caso, prefiero cambiarle el título a la película de Pollack y considerar que bailamos como benditos. He podido canturrear la preciosa canción tradicional griega ‘Sagapó’ con un niño que pasaba el bote, y escuchar a un guitarrista cretense enamorado del flamenco, y otros momentos de felicidad pobre, así que Zeus dirá. Y él sí que sabe manejar el mando de la sartén.
    Filakí!! Besos

  • Paqui

    Que bonitas fotos hermano ! Pe, está guapísima en el balcón, se le ve plena. El puerto muy bonito.
    Hacia un poco de calor , no? jejjeje…
    Nosotros nos hemos quedado impresionados con Roma y Florencia, cuantas maravillas hay en el mundo. Seguid contando. Besos

  • Ulyfox

    Hermana, te ha gustado Italia ¿eh? Es algo increíble. Grecia no está mal tampoco. Para nosotros es incluso mejor, aunque a bonito hay pocas ciudades que le ganen a Florencia y Roma, desde luego. A lo mejor, Praga.
    Aquí estamos, así que seguiremos contando.
    Besos, y a seguir viajando