Mil sitios tan bonitos como Cádiz » Archivo » Los emigrantes

Los emigrantes

Ulyfox | 5 de noviembre de 2012 a las 13:42

 

El puertecito de Makrygialos, al sureste de Creta, en invierno.

 

Ya sabéis como se está poniendo la cosa. Nos están echando, no digo ya de nuestros puestos de trabajo, sino de nuestro propio país. Por todos lados oyes a tus amigos desesperados, hablando de sus hijos y cada vez son más los que les aconsejan que se marchen de esta España de poderosos ingratos, de gobiernos abroncadores y culpabilizadores, fuertes con los débiles y sumisos cuando no comprados con los fuertes.

Vivre comme un clochard à Paris?

Uno ya tiene una edad como para tener dificultad en planteárselo con cierta seriedad, pero cada vez acude con más fuerza a nuestra mente esa terrible frase “si yo tuviera veinte años menos…” Ya sabéis u os imagináis a dónde me iría para ese viaje más definitivo, más estable hacia el lugar en el que uno cree que se sentirá mejor acogido, más querido, más aceptado y respetado. Evidentemente, Creta, porque allí he sentido la generosidad de los pobres, el orgullo sin exclusión, la amabilidad sin servilismo, la buena comida sin abusar de los precios, la hospitalidad gozosa, el amor a la tradición sin folklorismo barato, la sensación en definitiva de que no te vas a encontrar solo y tirado. Tal vez no sea del todo así, pero en los sentimientos apasionados siempre tiene que haber una pizca de autoengaño para que nos los creamos. En la mediocridad ruin que nos rodea, aliviada por los salvadores ejemplos de amistad y amor, ese reino enorme del Minotauro aparece como el refugio a la medida, pequeña, ínfima, del ser humano.

A lo mejor tenemos que quedar en San Gimignano.

Pero no sé, a lo mejor la salvación está al otro lado del charco, quién sabe si de la mano del civilizado este norteamericano o del sur hablador del Río de la Plata; tal vez en una pétrea plaza toscana o en un barrio de París; a lo mejor poniendo cervezas en un pub de Dublín; o en una kasbah cerca del Atlas; ¿y si echáramos mano de ese pariente en Australia?

O un refugio azul junto a la isla de Kekova, en la costa licia de Turquía.

¿Cuál sería vuestra tabla, teniendo en cuenta que este mar en el que habíamos aprendido a nadar más o menos, ha sido tomado por piratas implacables con el sable entre los dientes y que además se entretienen en provocar olas de marejada para los que caen al mar?

  • Avenger

    Yasas queridos amigos, si la cosa esta mal… De hecho acabamos de venir de ver a un familiar que ya va para tres años en Londres; extraordinario arquitecto, joven e ilusionado, que encontro alli lo que aqui no pudo ser. Nosotros a veces nos hacemos la misma pregunta: y donde iriamos de vernos asi? No se, es complicado, pues al menos (de momento) nuestra situacion aunque dificil, es sostenible. Quizas como dices en alguna isla de las Cicladas? Por mi parte me quedo con la opcion italiana, alli donde mis ancestros, cerca del mar, eso si…. O quizas como dices, intentar la aventura americana. Pero eso nos tienta menos. Puede que la vida en el Egeo, sea la que mas nos colmaria, aunque como dices en su sencillez, quizas por eso…. Abrazos. A ver si nos vemos no?

  • Cristina Cercas(la melliza de la fotógrafa ciega)

    Uli, yo emigré-creo-hace ya 15 años, a las Islas Afortunadas(eso dicen),afortunadas o no aquí sigo,sin lujos,con el sueldito “mileurista”,como todo español y con mi forma de vivir minimalista, simplemente con lo básico que un ser humano necesita. Sólo me queda contemplar algún amanecer o atardecer,como a tí te gusta, y vivir tranquila sin que me falte ese “sueldito”. Y si me faltara?…uf, mal asunto. Por ahora, aquí sigo, aunque, a veces, siento la necesidad de marchar a mi Gran Isla…

  • Ulyfox

    Yasas, Avenger. Evidentemente, es complicada la decisión de irse. Solo la perentoria necesidad impulsó a millones a hacerlo desde España a tantos sitios. Lo malo es que nos están empujando, a base de destruir nuestras esperanzas en el futuro. Ellos no tienen problema, cada vez que viajan es por placer o para ganar más dinero.
    Sobre lo de vernos, está difícil ahora porque casi todo nuestro tiempo libre lo estamos dedicando a redactar la guía, que tiene bastante trabajo, pero habrá que buscar un hueco, evidentemente. Abrazos

  • Ulyfox

    Cristina, ese ‘sueldito’ es el que nos permite vivir y también por el que sacrificamos tantas voluntades e ideas. Pero es así. Lo que tú haces, vivir con lo básico, es a la fuerza pero hay que adaptarse. Todos tendremos que hacerlo pronto. Si antes no nos rebelamos contra este inmenso robo a escala planetaria. Besos.

  • Ricardo y Encarna

    Hola Uly,pues yo …que sabes que soy viajero de vocación y que odio cualquier nacionalismo y chovinismo cateto creo que voy a quedarme a intentar aportar mi granito de arena por levantar esto pues pienso que un país lo hace la gente y en ese grupo no entran los políticos,grandes empresas,bancos ni todo lo que te venga a la cabeza.,que por cierto estarán en todos los países a los que emigres.Si no me quedo,quien gastara en la tienda de la esquina,en la de ropa,en el mercado,en los restaurantes, y ellos son los que me dan de comer a mi…..y además tengo dos razones de tres y siete años por las que quiero luchar para que pasado este ciclo impuesto desde la macroeconomía,tengan su propio futuro lo más cerca posible de mi.Este es mi deseo ,pero si una guerra me hiciera irme, lo intentaría en Australia ,que no lo conozco pero todo lo que escucho es bueno y sería como empezar en otro planeta……pero veranearía en las islas griegas para ir a verso. Besos.

  • Ulyfox

    Claro, Ricardo, si casi nadie quiere irse. Yo estoy hablando de necesidad, que puede ser de muchos tipos, material o espiritual. Y nos lo están poniendo muy difícil. Estoy hablando de jóvenes sin futuro claro, de todo lo que están preparando contra nosotros. Naturalmente que Grecia, por ejemplo, no es el modelo de futuro, más bien es el modelo que se está experimentando para aplicarlo aquí y en muchos más países. El problema es que, como tú bien apuntas, no hay donde meterse. Nos persiguen. Y para gente de una cierta edad, como yo, es terrible comprobar que estamos en una situación que no hubiéramos ni imaginado, y terrible mirar hacia el futuro y verlo peor, y más terrible es ver cómo los que planean ese futuro tan bueno para ellos mismos son los que están mandando. Aquí y en muchos más sitios. Pero digo yo que habrá que buscar una esperanza… ¿Quedarse aquí? ¡qué remedio!

  • Paco Piniella

    Creo que a estas alturas casi todos nos planteamos un lugar donde se reconozca nuestra valía profesional en caso de que nos den la patada. Incluso los funcionarios tenemos un plan de contingencias que el mío pasa por otras Universidades donde creo que podría ser acogido. Y pienso en castellano, en Argentina, en Chile, nunca se me ocurriría volver a la Europa poderosa de extrañas lenguas, mi experiencia como becario hamburgués no fue grata. Amen.

    p.d. El 14N todos a la calle a gritar y resistir.

  • Ulyfox

    Sí, Paco, estoy de acuerdo contigo: mejor en un país al que se pueda llamar hermano, sin caer en el tópico. Tal vez el llamado Occidente esté ya demasiado contaminado por el dinero y sus esclavitudes. ¿Quién nos lo iba a decir? Eso, a gritar.