Un pueblo con nombre de canción

Ulyfox | 7 de agosto de 2013 a las 1:14

Porto Azzurro, isla de Elba

Porto Azzurro, isla de Elba

 

Me encanta Azzurro, la evocadora, cautivadora canción de Paolo Conte que hizo famosa Adriano Celentano. Los que me conocen, los que comparten mi lugar de trabajo lo saben. Me pongo pesado con ella, repetitivo, pegadizo. Me rindo ante “il pomeriggio é troppo azzurro e lungo per me…” no me canso de cantarlo. A los becarios les obligo a aprendérsela. No me hacen caso. Paolo Conte la grabó también, y tantos artistas italianos, y hasta la selección italiana la grabó, y Jaime Urrutia hizo una voluntariosa versión en español a la que, para mantener el ritmo y la rima, tituló Absurdo. Los más musiqueros recordarán que era la sintonía de cierre del programa de radio ‘Flor de pasión’. Pues bien, hay un pueblo que lleva su nombre, y está en la isla de Elba, un pueblo con nombre de canción y de lugar de película romántica: Porto Azzurro, Puerto Azul. Existe.

La calle y el mar.

La calle y el mar.

Apacible hora de la siesta

Apacible hora de la siesta

 

Una calle interior de Porto Azzurro.

Una calle interior de Porto Azzurro.

Está en el sur de la isla, en una profunda ensenada, un puerto natural, como tantos lo son en el Mediterráneo. Un pueblo a orilla del mar, pequeño, de colores y vigilado por dos castillos montaña arriba. Pocas casas y muchos restaurantes, fachadas pastel, ventanas verdes y calles peatonales. No hace falta más para sentirse bien mirándolo. Desde la capital de la isla, Portoferraio, hay una distancia en coche de menos de media hora. Tiene barcos deportivos en el puerto, y un entorno verde. Sí, definitivamente no está mal.

La sabiduría italiana de Pepa.

La sabiduría italiana de Pepa.

Pero los horarios nos jugaron una mala pasada a la hora de comer. Tuvimos que conformarnos con unos antipasti y una pizza en un local con personal muy joven y agradable que tenían que cerrar corriendo. Una de ellos era española, de Alicante. Era Erasmus en Florencia y había conocido a su novio, el encargado de la pizzería allí. No sabemos si se llevó los apuntes y los libros a Elba. Fue un buen rato, después de todo. Tras la comida, callejeamos, subimos, bajamos, tomamos un helado y un café. Conocimos Porto Azzurro, supimos que a veces las canciones dan nombre a los pueblos. Y ahora, también para vosotros, una tarea: aprendeos esta canción, y tarareadla, sucumbid a ella como yo hice para siempre, disfrutad de este encantador vídeo de los años 60, pinchad ahí : http://youtu.be/nFgtCWw-abE

El pueblo con nombre de canción existe.

El pueblo con nombre de canción existe.

  • Pils

    Que penita, que poco nos ha durado el verano por aquí. En Ithaca les dicen a los forasteros que el verano dura desde el 4 de Julio hasta el 1 de Agosto. Es broma, por supuesto (o no…).

    La cosa es que esto del Azzurro me ha gustado. Me recuerda a lo que es sentarse en una terracita con una cerveza fresquita en un dia soleado de los nuestros (estos de cielo despejado sin una sola nube).
    Y para aprenderse la canción como dios manda, escojo la versión karaoke:

    http://www.youtube.com/watch?v=MqtkxlD8ilk

    Un abrazo

  • Ulyfox

    Pils, tan lejos!! Pero hasta allí llega la grandeza de Celentano y de esta canción, por la que muchos me llaman antiguo. Tal vez lo sea. Me apunto el karaoke.
    Siento lo de vuestro corto verano, desventajas de estar en el norte-norte. Nosotros aún no hemos cogido las vacaciones, las de verdad, no este prólogo italiano que ha estado tan bien. Preparándonos estamos ya para el Peloponeso y varias islas. Ya contaremos.
    Besos gaditanos

  • Avenger

    Ciao amici¡¡¡ que buena pinta tiene este Puerto Azúl, la verdad es que merece una visita tranquila. Celentano y su Azzurro es un clásico de siempre y la verdad es que no se que tiene, que siempre eleva la moral el escucharlo, y la verdad es que siempre terminas al menos tarareandolo. Un abrazo enorme.

  • Ulyfox

    Ciao, Avenger. Porto Azzurro nos dio la impresión de vacaciones antiguas, quizá del tiempo en que Celentano cantaba aquello. Muy bonito, muy tranquilo a la hora de la siesta y supongo que serenamente animado a la hora de la cena. Otro abrazo para vosotros.

  • Samantha

    Hola!
    Me gusta mucho tu blog, es muy interesante :)
    Para saber más sobre todo lo que hay y lo que pasa en Tarragona, hay un sitio web genial que se llama http://pueblolleno.com/portal-web/cadiz/
    Echále un vistazo!
    Besito

  • Paco Piniella

    Bella Italia !!!
    Dentro de unos día nos vamos a la Bretaña francesa y seguimos sin coincidir,… ains

    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

  • Ulyfox

    Samantha, bienvenida al blog.

  • Ulyfox

    Paco, no paras hijo mío, no paras de darme envidia, quiero decir. ¿A la Bretaña francesa cuándo? Igual podemos sacar unos días antes o a vuestra vuelta. Ya me dirás!!

  • antoniodlr

    Yo era de Celentano; en realidad era de casi todos los italianos. Estaban de moda a finales de los 70 y primeros de los 80. Era la oportunidad de bailar pegado a la chica. Y con esa excusa tocar piel con piel. Me acuerdo también de Nicola Di Bari. Es más, mi mujer y yo tenemos nuestra canción (pido perdón por lo cursi que pueda parecer), aquella que nos recuerda el empiezo de nuestro amor. Y era de Nicola. Los días del Arco Iris:

    Eran los días de un
    lindo arcoíris
    se iba el invierno
    volvía el sereno
    brillaban tus ojos
    de luna y estrellas
    mientras una mano
    rozaba tu piel
    te volvía loca el olor
    de la flores
    la noche brillaba
    con sus mil colores,
    tendida en la hierba
    como una que sueña
    primero eras niña
    te alzaste ya otra
    y tu ahora te ves
    más grande, más fuerte
    y segura ….

    Y qué decir del Jardín Prohibido de Sandro Giaccobe. Las de rozonassos que le debo. Del Celentano me gustaba mucho otra, aquella de Pregaré. Y mira que yo de religioso tengo poco. Caso curioso ese, no crees en Dios, pero desearía que en realidad existiera. Que hubiera alguien, divino o humano, que fuera juez, y pusiera las cosas en orden. Será que no. Mientras tanto nos conformamos con Celentano.

  • Ulyfox

    Erano i giorni del arco baleno
    finito l’inverno
    tornaba il sereno…
    ¡Sí, sí! Yo en realidad era más de Nicola di Bari que de Celentano, demasiado rockero para el niño de pueblo que era yo y para las emisoras de mi juventud en San Fernando. Me encantaba otra de Nicola, ‘Vagabondo’ y una que empezaba ‘Chitarra suona piú piano, qualcuno puó sentiré…’ intentaba aprenderlas en italiano. La gran canción melódica italiana, ya ves. Dices Sandro Giacobbe, claro, y Gianni Morandi, y voy más atrás, al gran Doménico Modugno y el inmenso Renato Carosone. Quiero aprenderme ‘L’italiano’, una preciosa de Toto Cutugno… en fin
    Celentano tiene además el aire canalla de feo atractivo. ‘Pregheró’, la gran versión en italiano de ‘Stand by me’, aunque le cambia todo el sentido a la original, creo…
    Muchas gracias por la letra del Arcoíris.
    Tu idea de Dios es la ideal, valga la rebuznancia. Evidentemente es que no. Yo creo que Dios es precisamente un ideal, un sueño, como una meta para hacer que la organización social se le parezca. Pero incluso eso tiene demasiados enemigos. No creo nada en Dios, pero tengo toda mi esperanza en esa idea. O tal vez Celentano y otros sean como dioses sin sacerdotes.
    Salud!