Aviso de salida

Ulyfox | 31 de agosto de 2013 a las 21:09

Penélope en Nauplia, en aquel lejano 1992.

Penélope en Nauplia, en aquel lejano 1992.

Nos vamos. De nuevo. Cuando muchos (perdonad la petulancia) de vosotros leáis esto, ya estaremos en camino, en el avión o aterrizando en Atenas, o quizá ya habremos pasado nuestra primera tarde en Nauplia, allá en la Argólida, cerca del asombroso teatro de Epidauro.  Nauplia, extraordinariamente fortificada por los venecianos, fue la primera capital de Grecia tras la independencia, y es una de las ciudades más bonitas del país. Allí estuvimos apenas unas horas en el revelador año de 1992. Llena de bares, cafés y restaurantes que prometen largas veladas en maravillosas terrazas. Desde allí os saludaremos en la próxima entrada, si quieren los dioses de internet, que deben existir también.

En las gradas eternas de mámol del grandioso Epidauro.

En las gradas eternas de mámol del grandioso Epidauro.

Nos espera un mes por tierras helenas, por ese histórico, micénico y clásico Peloponeso, por nuestro hogar-Creta, por las Cícladas, y por Atenas a ver a Margaritoula, la cañaílla entusiasta que ha hecho de la capital griega su hogar, y solo pedimos que el tiempo, el meteorológico, no sea inmisericorde con nosotros. Deseamos largos días de playa y atardeceres majestuosos, y ropa ligera, para disfrutar esa tierra en todo lo que se debe.

Otro rincón de la Nauplia de hace 21 años.

Otro rincón de la Nauplia de hace 21 años.

Apenas hemos terminado de contar nuestra visita a Italia del pasado mes de julio, y ya tendremos material griego en pocas horas para desplegarlo ante los ojos de todo el que quiera verlo. Y el tiempo (Cronos) irá diciendo.

Etiquetas: , , ,

  • ana

    Le podremos velas blancas a esos dioses del clima para que sea propicio y a Cronos para que se estire como un gato al sol!!

    Besos grandes y disfrutes largos!!

  • Ulyfox

    Ana, Ana, Ana, te echamos de menos. Ya sé que eso es muy fácil de decir y muy difícil de demostrar, pero es cierto. Acabamos de llegar a Nauplia (o Nafplio, si queréis) y hemos encontrado el mismo pueblo griego de siempre: las terrazas llenas, las plazas repletas de niños jugando, a un lado la antigua mezquita al otro la iglesia y el banco. Y la taberna de vino barato y bueno, la fritura de pescado y la fruta de regalo. Y ese aguardiente (tsípouro) de todos los pueblos auténticos.
    Besos grandes para vosotros. El otro día me encontré a Ramón y Adela y me acordé de vosotros y las malfenecidas Sopranits. No hay que dejar que Cronos lo gobierne todo, ni que nos devore como a sus hijos!

  • Avenger

    Yasas queridos amigos, os deseamos que tengais un feliz viaje; eso seguro, como seguro que nos maravillais con vuestras crónicas viajeras por esas tierras, esas islas y el gran y viejo Meditarráneo. Calo taxidi.

  • Ricardo y Encarna

    Sólo desearos buen viaje,y que Cronos nos permita una comidita en Octubre cuando volváis.
    Hemos vuelto hoy al trabajo y vemos tu post ,eso no se hace Uly.Por cierto ,en Agosto fue imposible ,15 días de trabajo inmisericorde y luego a la Alcarria,ya sabes nuestro retiro familiar donde nos reencontramos con el ritmo de vida humano,los libros pendientes,los ratos con los niños,el románico Soriano con la basílica de San Baudelio,etc que ya te contare,al igual que nuestro viaje a Croacia ,darte tu libro- cumpleaños y para eso hay que quedar y compartir mesa,vino y sobremesa.Tarea de Octubre.
    Pasarlo bien y pioneros más morenos aún.Abrazos fuertes.

  • Ulyfox

    Yasas, Avenger, desde Nauplia, un pueblo lleno de encanto y elegancia, en pleno golfo Argólico. Esperemos que el viaje sea feliz, desde luego. De momento, el primer día lo ha sido. En su momento, lo contaremos. Un fuerte abrazo helénico.

  • Ulyfox

    Bueno, Ricardo y Encarna, me encanta tener ese tipo de tareas pendientes para octubre. Si no ha podido ser, ya será. Tenéis que contarnos muchas cosas croatas y castellanas. Nosotros estamos recién empezando las vacaciones. Ya iremos contando. Abrazos.

  • Paco Piniella

    la palabra GRECIA en la columna de temas se hará más y más grandeeeeee.
    Buen periplo camarada viajero.

  • Ulyfox

    Paco, llegará un momento en que esa palabra lo ocupe todo, pero será entonces el destino. Muchas gracias, y un fuerte abrazo.

  • Carmen

    ¡Qué envidia! Ahora mismo volvería al Peloponeso.

    A nosotros nos gustó especialmente Gerolimenas, Porto Kagio, Trahila, Areopolis, Ageranos, Kámares y los pueblos de montaña de la zona de Kardamili: Kastania, Tseria y Exochorio. El desfiladero de Viros es una de esas maravillas que merece la pena visitar.

    Seguro que nos queda mucho por conocer de la zona de la Península de Mani.

    El año que viene repetimos, como vosotros, pero dudamos entre la zona de Messenia y el lago Gialova o la zona de Monemvasia, Port Ieraka y Leonidion.

  • Ulyfox

    Hola, Carmen. Nosotros estamos tres noches en Nauplia. Precisamente mañana nos vamos con destino a Monemvasia y luego a pasar otras dos noches en Gythion. Queremos visitar también Limeni Gerakas. Es decir, que estamos por otra parte distinta a la que habéis visitado. En total, será una semana por aquí, antes de irnos a Creta y las Cícladas. Nauplia nos ha encantado, tres noches hemos pasado. Se ha convertido en algo muy elegante, y es tan hermosa… Ya iremos contando.

  • Carmen

    Hola, nosotros estuvimos alojados en la playa de Githion: Mavrovouni. Es una playa de 6 kilómetros de largo. Es un poco turístico, pero con un turismo que no invade. Desde allí nos acercamos a Ageranos y Kámares. Las carreteras pequeñas y escondidas son caminos rurales. Desde Kámares llegamos hasta una península pequeña y llena de encanto en la bahía de Skoutari.
    Nos gustó mucho todo lo que vimos del Peloponeso, por eso repetiremos el año que viene.

  • Ulyfox

    Hola, Carmen. Nosotros nos alojamos en el mismo Gythion, en el puerto, y muy bien, dos noches. Fuimos a visitar Areópolis, nos encantó, al igual que Limeni. En la playa de Mavrovouni pasamos una mañana, y luego nos fuimos a almorzar a Kardamili, y nos gustó mucho la zona, pero nos cayó una gran tromba de agua por la carretera. No tuvimos suerte con el tiempo, pero nos quedaron las ganas de volver, y conocer mejor la zona, así como el interior de la Arcadia. Para otro año.