Homenaje

Ulyfox | 23 de abril de 2018 a las 10:11

Una cena inolvidable con Margarita en Atenas.

Una cena inolvidable con Margarita en Atenas.

 

Margarita era nuestra amiga en Atenas. Digo era no porque hayamos roto la amistad sino porque ella ya no está, desde hace dos días. Ha muerto de manera impensable, inesperable, imposible. Implacable. Y una parte de nuestra alma griega se muere, si es que el alma tiene trozos mortales.

No hacía demasiado que la conocíamos, fue un encuentro casual, propiciado sin duda por los dioses olímpicos. Pero su nombre queda asociado para nosotros por siempre a la capital eterna de los griegos y los occidentales. Fue nuestra guía allí, llevándonos por amigos y olores con su cuerpo menudo escapado de San Fernando y hecho carne en Grecia sin querer perder nunca el recuerdo de su cárcel isleña añorada. Éramos sus paisanos aquí y allí, y una llamada nos trajo la realidad de que la eternidad sólo se hace real cuando lo temporal desaparece.

Descansa en paz, Marga. En Atenas, alguien de acento homérico seguirá preparando las berzas, los gazpachos y las panizas que a tantos enseñaste con orgullo de patria chica, cuando comprendiste que enseñar español en Grecia era también aprender a comer español. Te buscaremos siempre en el aire que rodea la Acrópolis y en el sonido colorido que baña los mercados allí abajo, cerca de Monastiraki.

Sto kaló panda na pate, agapití Margaritoula!

  • Carmen

    Es un mazazo la muerte de un amigo o una amiga. Lo sé bien. Lo siento, Ulyfox y Penélope. La vida también está hecha de pequeñas y grandes pérdidas y aunque duela, vivimos con ellas.

  • Ulyfox

    Pues muchas gracias, Carmen. Es una gran pérdida por todo lo que significa Margarita para nosotros… En fin

  • Avenger

    Vaya amigos, lo sentimos mucho. HAcía mucho tiempo que por unas razones u otras no podía “abrir esta ventana” que nos ofreceis con el blog, y veo esta triste noticia. No conocía a Margarita más que por vuestra reseñas, pero es triste ver la pérdida de una persona querida, por más que como dice Carmen, es algo a lo que tenemos que hacernos. Un fuerte abrazo.

  • Ulyfox

    Yasas, Avenger
    Me encanta volver a contactar contigo, aunque sea en estas circunstancias como se suele decir. Sí, Margarita era un trozo de nuestro corazón griego. Y ha sido de manera tan inesperada… Pero como suele ocurrir en ciertas ocasiones, quedará para siempre. Abrazo fuerte.