Mil sitios tan bonitos como Cádiz » Archivo » Casi tocando el Monte Olimpo, el hogar de los dioses

Casi tocando el Monte Olimpo, el hogar de los dioses

Ulyfox | 11 de agosto de 2020 a las 12:10

Ahí está...

Ahí está… al fondo a la izquierda

Si queréis ir a visitar a los dioses griegos, podéis hacerlo. Tienen su casa, como sabéis, en el Monte Olimpo, la montaña más alta de Grecia, a casi tres mil metros de altura. No es un lugar mítico, a pesar de ser la morada de los dioses olímpicos, los más importantes en la mitología. Existe, y es posible verlo, recorrerlo y escalar el pico más alto entre todos los que tiene. Se encuentra prácticamente en la linde entre las regiones de Tesalia y Macedonia, en la Grecia Central (Stérea Ellada).

Ruinas de la Antigua Dion, con el Olimpo al fondo.

Ruinas de la Antigua Dion, con el Olimpo al fondo.

Nosotros tuvimos que limitarnos a verlo de lejos, como siempre lo vieron los mortales en la Antigüedad, cuando hicimos un alto a sus pies en nuestro camino hacia el aeropuerto de Salónica, o Thesaloniki. Paramos porque no podíamos dejar de hacerlo. A los pies de esta montaña, que es parque natural (aunque habría que llamarlo quizá sobrenatural dado su carácter divino), se encuentran las ruinas de la Antigua Dion.

Parte de las murallas.

Parte de las murallas.

Calle principal de Dion, con el pavimento original

Calle principal de Dion, con el pavimento original

Dion fue uno de los primeros y más importantes santuarios en la antigua Macedonia, y como corresponde a la cercanía del monte sagrado, albergaba un gran templo dedicado a Zeus Olímpico, pero también se han hallado restos de otros dedicados a Isis y Deméter, además de una basílica paleocristiana y un teatro helenístico. Aunque todo está bastante devastado por inundaciones, seísmos y por el paso del tiempo, resultan especialmente llamativos los pavimentos de varias calles, unas letrinas públicas y los vestigios de la antigua muralla.

Panorámica del yacimiento de la Antigua Dion.

Panorámica del yacimiento de la Antigua Dion.

Una escultura utilizada como parte de un muro.

Una escultura utilizada como parte de un muro.

Las letrinas públicas.

Las letrinas públicas.

Otra vista del yacimiento.

Otra vista del yacimiento.

Los hallazgos de la excavación, así como de algunos yacimientos de la zona, están expuestos en un pequeño y no muy bien organizado museo muy cerca, en la nueva Dion. Allí, aparte de las esculturas, la cerámica y los mosaicos, lo más llamativo es un órgano hidráulico, uno de los instrumentos musicales más antiguos conservados, aunque no está completo naturalmente.

El órgano hidráulico, uno de los instrumentos más antiguos conservados.

El órgano hidráulico, uno de los instrumentos más antiguos conservados.

Mosaico y escultura en el Museo.

Mosaico y escultura en el Museo.

Enterramiento, en el Museo.

Enterramiento, en el Museo.

La otra joya se encuentra en un edificio anexo, donde se sitúan los talleres de los restauradores y el almacén del Museo: un maravilloso mosaico que representa el triunfo de Dionisos, y que fue hallado en una villa llamada, por eso mismo, Villa de Dionisos. Existe un precioso vídeo que cuenta sin palabras el traslado y conservación del mosaico al Museo.

Vista general y detalles del gran mosaico de Dionisos.

Vista general y detalles del gran mosaico de Dionisos.

DSC_0735 DSC_0733 DSC_0732

Teníamos que continuar viaje hacia Salónica, para tomar un avión a nuestro siguiente destino, Lesbos, pero antes tomamos una cerveza en un desierto bar frente al Museo. Allí, los responsables no perdieron la oportunidad de comentar los temas de actualidad con nosotros, mientras la nieta, una expresiva jovencita, no paraba de admirarse por la melena rizada de Penélope y preguntaba una y otra vez si era natural. “Né, né eine fisiká…“, ‘Sí, sí es natural’

Otra etapa nos esperaba…

Los comentarios están cerrados.