¿Creen ustedes que Venecia huele mal?

Ulyfox | 28 de abril de 2010 a las 0:09

"Las Pirámides, y ya está"

"Las Pirámides, y ya está"

Pues eso es lo que dice mucha gente cuando se le pregunta al volver de su viaje “¿qué te pareció Venecia?”. “Huele mal”, contestan. Por mí, se acabó el diálogo. Ya se sabe, hay gente para todo. Con mis respetos a la libertad de expresión y de gustos, por supuesto. Van a la ciudad más bella, más extraordinaria, más asombrosa del mundo, y lo primero que se les ocurre decir es que huele mal, cuando es un lugar que más bien atonta los sentidos, embotados de gusto. No es lo peor que he oído, claro. También hubo quien nos dijo: “¿Egipto? tiene las pirámides y ya está” ¡¿Cómo que ya está?! Pero bueno, hombre, ¡que son las pirámides! ¡La única de las siete maravillas de la Antigüedad que sigue en pie! Cincuenta siglos que nos contemplan desde su cima, como dijo el mismo Napoleón. Aparte de que Egipto tiene muchas más cosas, qué les voy a contar a ustedes. Pues le da igual. Y de Grecia: muchas piedras. Alguna gente es capaz de volver de alguna de las cunas de la civilización y decir, como primer  comentario: “Mucha pobreza, ¿no? aparte de que no soy capaz de comer nada allí”. Y están hablando, por ejemplo, de la comida turca o egipcia, enormemente refinadas. Hace mucho, en nuestro primer y asombrado viaje juntos, ante un valle plagado de palmeras en el centro de Cuba, uno del grupo lo despreció diciendo que el palmeral de Elche era más bonito.

¿Cómo no quedar mudo ante esto?

¿Cómo no quedar mudo ante esto?

Será que siempre hemos tenido muy buen conformar. Yo más bien diría que es predisposición a dejarnos enamorar. El simple hecho de salir nos hace presas fáciles para que el lugar de destino nos conquiste. Es como una entrega, a lo mejor es como un seguro de viaje que nunca, nunca, nunca nos ha fallado. ¿Todos los sitios del mundo son bonitos? Bueno, tal vez no, pero todos son únicos. Y diferentes de este en el que vivimos.

¡Ah! No sé qué pensarán ustedes, pero Venecia no huele mal. Sólo hay que manejar el olfato adecuadamente. Y en otros lugares la vista, el tacto, el gusto o el oído. Es a lo que llamamos viajar.

Nostalgia de lo no ocurrido

Ulyfox | 25 de abril de 2010 a las 18:56

Cipreses en los campos de Toscana, entre Montalcino y Montepulciano

Cipreses en los campos de Toscana, entre Montalcino y Montepulciano

¿Qué no nos ha ocurrido? Visitar Toscana en primavera. Tengo que imaginarme los campos, que conocimos este invierno, más que verdes, floridos, el sol largo y la niebla disipada, los brazos al aire por la ventanilla del coche señalando sin tocar las colinas sin fin. Pero ya cálido el ambiente. Si fue placentero conocer los pueblos, innumerablemente bellos de esta región, entre ellos el placer se prolongaba por las carreteras del campo domesticado, domado a la medida del hombre. En Toscana se accede a las fincas entre hileras de cipreses, siempre remontando los oteros, siempre en lo alto la casa de color con tejado, algunas con una torre, siempre y a cada paso más bellas, y al alcance de cualquier ojo predispuesto.

Campos de Toscana, vistos desde Montalcino

Fuimos en invierno, y nos emborrachamos de aire y torres almenadas, también de chianti clásico. Volveremos cualquier primavera, pero no ésta. Ya no da tiempo. ¡Cómo debe ser Toscana cuando los trigos encañan y están los campos en flor! Cuánta nostalgia de esos días por venir, en coche entre Montalcino y Montepulciano, luminosos luego por lo que fueron lluviosos Greve, Radda, Castellina in Chianti, por la carretera serpenteante, ya sin tormenta ni niebla. Quedamos emplazados.

Invierno cerrado en Castellina in Chianti, capital del vino

Invierno cerrado en Castellina in Chianti, capital del vino

El velo cristiano

Ulyfox | 22 de abril de 2010 a las 0:10

Misa en la Iglesia Colgante de El Cairo

Misa en la Iglesia Colgante de El Cairo

No sé por qué quería escribir sobre el caso de la prohibición del velo a una chica musulmana en un colegio de Madrid, si esto es un blog de viajes. Quería decir que me parece una locura que andemos en eso, cuando seguramente a ninguna monja se le impide acudir con el velo a una clase, ya sea a recibirla o a impartirla, en ningún colegio español, religioso, público o concertado. Desde aquí hablamos de sumisión de la mujer dando por supuestas demasiadas cosas. Es precisamente esa muchacha la que está diciendo que se pone el velo libremente, pero claro, no le otorgamos la capacidad de decidir, tenemos que dar por hecho que lo hace coaccionada, porque es musulmana, y ya se sabe que los moros… Justo lo que no diríamos de una monja.

Pero esto es un blog de viajes, y quería ilustrar esto con alguna foto de mujeres en un país musulmán. Y buscando, me encuentro con esa imagen de arriba. No la recordaba. Es un país  musulmán, podría parecer una mezquita, pero no: es una iglesia preciosa, la de la Virgen María en El Cairo, más conocida como Iglesia Colgante porque está edificada sobre una puerta de la antigua muralla romana. En pleno barrio copto (los cristianos egipcios) de El Cairo, cuando la visitamos se estaba celebrando una misa. Las mujeres, cristianas naturalmente, iban con velo, exactamente como en España y en todos los países católicos hasta mediados los 60. Yo tengo bastante edad como para haber acompañado a mi madre a misa, ella con su velo negro de tul cogido con agujetas. ¿De dónde si no viene la más llamativa mantilla?

Viajar tiene estas cosas buenas. Si no aprendes, por lo menos comprendes, y si no, te preguntas cosas. O las preguntas a otros. Mujeres, hombres, Ramadán, ayuno, niños, conversación, paseo, ojos abiertos, que te hacen replantearte tantas cosas, esa costumbre tan sana y revitalizante. Que no acabe el debate civilizado, y que no se lapide a nadie. No es mucho exigir. Andamos con estereotipos: velo=mujer sometida. A lo mejor no es siempre así. Por ejemplo: escote amplio=mujer objeto. Otro: traje chaqueta cara=mujer ejecutiva. Más: chaqueta de estampados brillantes=ministra o consejera socialista.

A lo mejor deberíamos dejar, millones de años después, de juzgar a Eva por la forma en que va vestida. A todas. Y ya puestos, ahí va otra foto, exterior de la enigmática Iglesia Colgante.

DSC_0080

A Egipto desde Chiclana

Ulyfox | 20 de abril de 2010 a las 0:11

Un obrero restaura un relieve en un muro de Medinat Habu

Un obrero restaura un relieve en un muro de Medinat Habu

El viaje al país del Punt

El viaje al país del Punt

Dice Juan de la Torre, presidente de la Asociación Andaluza de Egiptología (ASADE), que las últimas novedades sobre la familia de Tutankamon no son del todo ciertas (ver Diario de Cádiz del sábado). Él, que es un experto y vive en Chiclana (ambas cosas no son incompatibles), tiene sus argumentos de experto. Yo, pobre ignorante, no sé si lleva razón, pero lo que tengo por incontestable es que organiza unos estupendos viajes a Egipto, y que a esa organización debo, por ejemplo, mi primer estremecimiento en el patio del templo de Medinat Habu, en la orilla de los muertos, frente a Luxor, y la admiración por las terrazas de la misteriosa reina Hatshepsut casi a la entrada del Valle de los Reyes.

Una de las terrazas del templo de Hatshepsut

Una de las terrazas del templo de Hatshepsut

Apoyada en una inmensa columna de Medinat Habu

Apoyada en una inmensa columna de Medinat Habu

Comprendedlo: fueron mis primeras salas hipóstilas fuera de los libros de Historia del Arte, o de los Atlas. Ya no leídas sino contempladas en directo, metiendo las manos en las ranuras de los impresionantes jeroglíficos en relieve, levantando la mirada a los cielos estrellados dibujados en los techos de colores, siguiendo en las paredes el relato del viaje de Hatsepshut al país del Punt y las batallas contadas de Ramsés I (o tal vez II ó III, perdonadme, discúlpame Juan, excusa mi ignorancia, buen guía Mohamed), casi mareado de gusto por el vértigo de la Historia.

Techo pintado en Medina Habut

Techo pintado en Medina Habut

Mohamed el guía  y Penélope, ante el maravilloso templo de Hatshepsut.

Mohamed el guía y Penélope, ante el maravilloso templo de Hatshepsut.

Tiempo, ocasión y motivos habrá para contar cosas de Egipto en este espacio viajero. Ahora, sólo quiero recomendaros la dirección web que aparece abajo. Sólo tenéis que llamar a Juan y decirle qué tipo de viaje queréis y cuánto queréis gastar. Nosotros elegimos uno de superlujo (demasiadas películas de Hércules Poirot-Ustinov), con un crucero espléndido, guías y coches privados, y el mejor hotel de El Cairo. En casos como éste recomiendo no escatimar y viajar como si uno fuera Agata Christie. No nos quedó dinero ni para arrepentirnos, sólo el inigualable placer de una excursión a lo fantástico. Pinchad en la siguiente dirección, y el mundo de los faraones se abrirá para vosotros, desde Chiclana.

http://www.viajesegipto.eu/

Las paredes hablan en el templo de Hatshepsut

Las paredes hablan en el templo de Hatshepsut

Vuelo cancelado

Ulyfox | 17 de abril de 2010 a las 0:50

BRITAIN-ICELAND-VOLCANO-AVIATIONLas cancelaciones masivas de vuelos de estos días en Europa por la nube de ceniza de un volcán islandés me han recordado a aquellas dos voluntariosas azafatas de tierra de la mítica compañía Olympic Airways en el aeropuerto de Mikonos, a principios de octubre pasado. Las pobres no podían hacer nada más. La situación estaba desbordada. El vuelo de las siete de la mañana desde la blanca isla griega a Atenas simplemente había dejado de existir. Nos lo habían comunicado, días antes por correo electrónico, a la treintena de pasajeros que estábamos allí con cara de pasmo. Pero quién iba a mirar su correo: estábamos de vacaciones por Grecia. Para todos, era el peor final de vacaciones imaginado. Todos teníamos un vuelo que conectaba luego Atenas con España, o con Francia, o con Holanda, o con Estados Unidos. Todos perderíamos irremediablemente ese enlace. Pero no podréis creer cómo se portó el grupo. Nadie se puso excesivamente nervioso, si exceptuamos a un norteamericano que incluso amenazó a la azafata con hacerle perder su puesto de trabajo. Lo que no sabía ese turista maleducado era que la muchacha no tenía seguro su empleo, en medio del difícil proceso de privatización de la compañía que ha sido emblema griego durante décadas, desde que la fundara el no menos mítico Aristóteles Onassis.

Nosotros nos volvimos al hotel a dormir hasta media mañana, cuando nos aseguraron que volaríamos a la capital griega y que aún podríamos enlazar con España ese mismo día. No fue así. Hasta pasadas las cinco de la tarde no salió ese avión, y mientras, dio tiempo a que la gente bromeara, a que entabláramos conocimiento con una pareja gallega y a que conociéramos a otra de veteranísimos y bromistas viajeros que hablaban todos los idiomas conocidos. No nos dieron mucha información, no nos dieron muy bien de comer, pero luego nos llevaron a un espléndido hotel en las cercanías de Atenas, donde pasamos la corta noche, y nos proporcionaron otra cosa más que contar cuando volvíeramos a nuestro país. Así se toman las cosas los viajeros ¿no creéis?

¡Ah! de aquí veníamos (como para no tener buen espíritu): Ya hablaremos de Mikonos.

Penélope, en la Pequeña Venecia, en Mikonos capital, también llamada Hora

Penélope, en la Pequeña Venecia, en Mikonos capital, también llamada Hora

Etiquetas: , , , ,

P y MJ emprenden un viaje con niños

Ulyfox | 15 de abril de 2010 a las 0:25

Una niña en la playa de Paranga, Mikonos

Una niña en la playa de Paranga, Mikonos

P acaba de tener una niña y MJ está a punto de tener gemelos. Ése sí que es un viaje. Todo bien para la primera, esperemos que igual de bien al menos para la segunda, más nerviosa. Una engordó de manera asombrosa, la otra ha guardado su eterna delgadez de manera milagrosa. La primera es también primeriza, pero parecía haber nacido para esto durante todo su embarazo, lento, digerido, naturalmente cansino, sonreído. En la segunda, ni en la risa han dejado de reír los nervios.

En la misma playa, grupo de niños al atardecer

En la misma playa, grupo de niños al atardecer

Ahora vendrán las frases manidas, aunque dichas con su mijita de razón: olvídate de los viajes, les dirán a los heroicos padres. Siempre, Penélope y yo hemos sostenido la tesis contraria, y siempre nos han replicado que es porque no tenemos hijos. P engendró muy probablemente a su niña en un viaje a Grecia. Y en la Hélade, hemos visto disfrutar a niños como en ningún sitio: en sus viajes en barco, en la playa, comiendo souvlakis, en la playa calmada y sin olas, jugando con los pequeños griegos en la plaza, en la playa dorada al atardecer. Sin peligro, el mar no sube, los padres están a un metro, con la hamaca rozando el agua.

El grupo se dispersa

El grupo se dispersa

Nosotros mismos hicimos uno de nuestros mejores viajes hace casi dos años a Grecia, con unos amigos y su hija de cuatro años, M, dormilona y la que menos come del mundo. Fue delicioso, gozoso, enseñar las islas a alguien tan pequeño y tan insistente en sus juegos, exigente como la vida, que te hacía estar alerta y se te subía a los brazos de un brinco, su cuerpecito tan ligero. Un aliciente más para el viaje, nuevo, un destello naciente en el azul del Egeo. Así. ¡Y buen viaje a las dos madres, acompañadas de los padres!

M y un amigo de su viaje, en la inmensidad azul de la playa de Elafonisi, Creta

M y un amigo de su viaje, en la inmensidad azul de la playa de Elafonisi, Creta

Meliá me copia: ha montado algo en Creta

Ulyfox | 13 de abril de 2010 a las 0:15

Es lo malo que tenemos los pioneros. Que la historia nunca reconoce nuestros méritos. Pero para evitar que me ocurra a mí, voy a dejar constancia de un hecho sorprendente: Meliá, la gran cadena hotelera española se dispone a abrir, ya mismo, el 22 de abril, un hotel espectacular en Creta ¡Ja! ¿Dónde? ¡A una hora escasa en coche de mi higuera! En este enlace lo podéis ver:

http://es.solmelia.com/hoteles/grecia/creta/gran-melia-resort-&-luxury-villas-daios-cove/home.htm?idPrm=MAO060410&idONg=NES&utm_source=MAO060410&utm_medium=email&utm_content=NES&utm_campaign=BOLETOFER

Evidentemente, hay una pequeña diferencia de inversión, unos cientos de millones, la misma distancia que media entre Meliá y yo. Pero es la única. Si abrís el mapa de ubicación del hotel, y dirigís la vista al Este de la isla y un poco al Sur (es decir, al sureste, je) encontraréis un rótulo que dice ‘Makrys Gialós': ¡ecco lí quá! por ahí anda mi higuera con sus cien metros de solar alrededor. Es una higuera modesta, pero no me podéis negar que está bien situada.

Y bien ¿qué os parece? El hotel, ya lo véis, es espectacular. La zona en la que se enclava, frente al golfo de Mirabello, os puedo asegurar que es preciosa, con unas calas azules impactantes. Los precios de oferta de apertura superan ventajosamente a lo que podéis encontrar, mismamente, en el Novo Sancti Petri. En la misma página están. En temporada alta, ya no sé qué deciros. Pero está a unos pasos, como quien dice, de la cueva donde nació Zeus, de la calmada bahía de Elounda, del agradable pueblo turístico de Agios Nikolaos, algo más alejado de la visitadísima playa de palmeras de Vaí, al Este, y del palacio de Cnosos, al oeste y con todos los ecos de las pisadas del Minotauro. Es una zona bastante menos turística que otras, y con un montón de sitios por descubrir: pueblecitos encaramados sobre el mar, monasterios bizantinos, calas recónditas… En Mochlos, no muy lejos, se refugió Manolo García para grabar su último disco. 

Golfo de Mirabello, muy cerca del hotel de Meliá

Golfo de Mirabello, muy cerca del hotel de Meliá

Ahora sólo espero que Meliá me agradezca la publicidad con una invitación a la apertura. Ya os lo contaré. La higuera va a traer cola. Otro día os contaré la búsqueda de una propiedad en Creta, sin ser Meliá.

Definitivamente, más bonito (va por ti, Galle)

Ulyfox | 11 de abril de 2010 a las 0:31

Casas encaramadas en Riomaggiore

Casas encaramadas en Riomaggiore

Sí, Galle, ahí no cabe duda. Los (o las) Cinque Terre italianos son más bonitos que Cádiz. Cinco pueblecitos colgados, sobrevolando casi, sobre el mar en un trayecto de menos de 30 kilómetros. Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore, cinco manchas de color entre empinadas laderas de viñedos y olivares que mueren en la orilla. La estampa mediterránea ideal, que no falsa. “Per me, la piú genuina é Vernazza”, decía en el tren un hombre mayor a unos excursionistas franceses. Puede ser. No estuvimos en las cinco. Nos quedó pendiente (nunca mejor dicho) Corniglia, lejana en lo alto. El tren es de hecho la forma más cómoda de conocer la región. La línea Génova-La Spezia recorre la costa cada 15 o 30 minutos, y se puede sacar la tarjeta Cinque Terre Card para usar el tren de manera ilimitada en segunda clase. Pero si se dispone de más tiempo, lo ideal es visitar las Cinco Tierras andando. Una red de senderos perfectamente organizada y controlada, con un sistema de precios asequibles, mantiene el Parque Natural en estado de revista, pese al enorme trasiego de excursionistas. Además, no se puede entrar en los pueblos con el coche. Sería una locura, por otra parte. La misma línea férrea está hecha sobre todo de túneles, tanta montaña hay.

Vernazza, 'la piú genuina'

Vernazza, 'la piú genuina'

 

Manarola, ¿firme? en la roca

Manarola, ¿firme? en la roca

 Galle se va a Italia el mes que viene. Vuela hasta Milán. Me pregunta si merece la pena acercarse. No hay pena ninguna en visitar el barranco con casas que es Riomaggiore, el espolón con castillo de Vernazza, el circo de colores sobre la calita de Manarola, la Via dell’Amore para ir andando de la manera más cómoda desde este último hasta Riomaggiore (sólo un kilómetro), la playa civilizada y de pago de Monterosso. Nosotros lo hacíamos en tren, y volvíamos al atardecer a Sestri Levante, la agradable población donde teníamos el hotel, más económica para pernoctar. Fueron cinco días que compartimos también con la excursión a la espléndida Portofino. ¿Bellos los Cinque Terre? ¡Sublimes!

La Via dell'Amore, camino en la roca entre Manarola y Riomaggiore (al fondo)

La Via dell'Amore, camino en la roca entre Manarola y Riomaggiore (al fondo)

Riomaggiore, el muelle es la calle

Riomaggiore, el muelle es la calle

Desde el mar, Vernazza

Desde el mar, Vernazza

PISTAS: Nuevamente, quizá la mejor opción para llegar a estas cinco maravillas de la costa de Liguria sea en vuelo desde Sevilla a Pisa, aunque tampoco es mala la de volar a Milán. A ambas se llega en líneas de bajo coste desde Sevilla. Pero Pisa tiene una magnífica conexión por tren, en dirección Génova, con una frecuencia insuperable y paradas en casi todos los pueblecitos. Pernoctar en Sestri Levante es recomendable por estar entre Cinque Terre y Portofino. Eso fue lo que hicimos nosotros, aunque no lo habíamos visto en ninguna guía. Y nos salió bien.

Maricar, ya conoces Bologna

Ulyfox | 9 de abril de 2010 a las 0:05

 

Detalle de una fuente en la Piazza Maggiore de Bologna

Detalle de una fuente en la Piazza Maggiore de Bologna

Me pides, inconformista y guapa Maricar, una sugerencia para una escapada cortita (también de dinero). Y se me ocurre el Algarve, asequible y donde acabamos de estar. Pero de eso ya tienes abundante información en mis recientes entradas. ¿Y Bologna, capital de la Emilia Romagna? Me acabas de decir que conoces bien Bolonia la Roja, llamada así por sus sucesivos gobiernos de izquierda pero anteriormente y de siempre por el color de sus casas de ladrillo y piedra.  Y mucha gente más sabe de la Universidad más antigua de Europa, punto de cita de miles de Erasmus ¿La de los de kilómetros de arcadas, columnas y soportales? ¿La de las Torres Gemelas y encima inclinadas, de curiosa historia? ¿La del ambiente culto, la ciudad de Umberto Eco? ¿La de los mercadillos dominicales, las rutilantes, asombrosas tiendas de alimentación, con embutidos, quesos, carnes y pastas recién hechas? ¿La de los bares de vinos y tapas a tutiplén?

Cerca del hotel, en pleno centro

Cerca del hotel, en pleno centro

Junto a Piazza Maggiore

Junto a Piazza Maggiore

Si ya la conoces, te sobra todo lo que he escrito antes. A los que no, píllense un vuelo desde Sevilla con Ryanair. Por menos de 100 euros puedes ir y volver en mayo, con horarios algo tempranos, sobre todo el de vuelta el domingo, con lo cual se pierde casi un día de estancia. Hay muchos hoteles, claro, pero nosotros estuvimos en uno estupendo http://www.albergodrapperie.com/ el Albergo Delle Drapperie, en pleno centro, estupendamente arreglado, con techos pintados diferentes en cada habitación, un desayuno bastante bueno, y un personal amable. Por poco más de 80 euros la noche la habitación doble (camera doppia) está muy bien para ser Italia. En la ciudad se come estupendamente (¿dónde se inventó la salsa boloñesa?), y por todos los precios, por el ambiente estudiantil. La Piazza Maggiore es lo más, y las zonas cercanas.

Ambiente de mañana de domingo en un mercadillo de Bolonia

Ambiente de mañana de domingo en un mercadillo de Bolonia

Las torres gemelas de Bologna

Las torres gemelas de Bologna

P.S.: También puedes irte a las ferias de por aquí, pero comprenderás que no es lo mismo. O igualmente, los amigos de este blog podrían hacerte otras sugerencias no muy caras. Para eso está este espacio. Ánimo.

Etiquetas: , ,

Las pistas de Vasca (un juego)

Ulyfox | 8 de abril de 2010 a las 12:14

Ambiente ante el Víctor Montes de Bilbao

Ambiente ante el Víctor Montes de Bilbao

 

Hace unas cuantas entradas (este es el lenguaje blog), Vasca daba una serie de pistas a Galle para su excursión por el País Vasco. Entonces no pudieron entrar, por motivos técnicos ajenos a nuestra voluntad por supuesto, las fotos y los mapas que acompañaban al estupendo texto. Intentamos subsanar ahora este fallo, poniendo los mapas y las fotos de los sitios recomendados. Vaya desde aquí las gracias a Vasca de nuevo, por su estupenda colaboración. Y por Galle (si no ha realizado ya la excursión), a la que espero que sirva igual que a todos los que tienen a bien seguir estas invitaciones al viaje. El juego consiste en buscar la anterior entrada (‘De una Vasca para una Galle’) y casar el texto con las fotos. A divertirse.

La suculenta barra del Víctor Montes de Bilbao

La suculenta barra del Víctor Montes de Bilbao

 

Para no perderse nada, según Vasca

Para no perderse nada, según Vasca

 

Esa ruta propuesta por Vasca por su país

Esa ruta propuesta por Vasca por su país

Así luce Bermeo

Así luce Bermeo

El puerto de Lekeitio, norte puro

El puerto de Lekeitio, norte puro

Mundaka, la ola más famosa

Mundaka, la ola más famosa