Archivos para el tag ‘Esmirna’

La gota mágica de Quíos

Ulyfox | 5 de marzo de 2010 a las 1:08

gota mastika

vieja mastika quiosSus habitantes griegos la llaman mastija, pero a los españoles nos llegó con el arabizado nombre de almáciga. Sólo en la isla de Quíos, en el Egeo nororiental, enfrente de la majestuosa Esmirna de dolorosos recuerdos, se produce esta sustancia pegajosa que lo mismo se convierte en goma de mascar que en cosmético, que aromatiza un delicado aguardiente o da sabor a los postres tradicionales. Sólo en Quíos se cultiva el lentisco, el arbusto de cuya resina se obtiene este resultado extraordinario.

Yo aún no sé si la palabra masticar viene de ahí o si es esta acción la que da nombre al producto. Lo cierto es que en estos extraños campos, los lentiscos brillan con multitud de perlas doradas al mediodía de septiembre, pero sobre todo al atardecer. Quienes los explotan hacen una y otra vez pequeñas incisiones en su corteza y esperan pacientemente a que la savia aflore y caiga al suelo, donde solidifica y es recogida.

Y desde hace siglos, las mujeres mayores de la región de la Mastihohoria (pueblos de la almáciga) componen una estampa común y tertuliante a las puertas de su casa, con las bolsas o barreños de resina a un lado y una especie de cedazo donde separan con las manos la mastija de hojas y otras impurezas. La selección del blanco fruto queda en cualquier envase, por ejemplo una tarrina de yogur. Una de esas mujeres nos explicó el proceso, que entendimos todo lo que nos permite nuestro elemental griego, de selección, lavado y elaboración. Luego se dejó hacer fotos, y nos dio a probar con una sonrisa la sustancia al natural. Es como un chicle pegajoso cuyo perfume arresinado y agradable permanece horas, y ha sido la base de la riqueza de la isla desde que se recuerda, al menos desde que en el siglo XIII los genoveses se apoderaron de su explotación y crearon pueblos fortificados para defender este tesoro.

Hoy los singulares y bellísimos pueblos de la almáciga son un atractivo turístico para viajeros especiales. Pero eso queda, de momento, para otro día.