Archivos para el tag ‘olympic’

Vuelo cancelado

Ulyfox | 17 de abril de 2010 a las 0:50

BRITAIN-ICELAND-VOLCANO-AVIATIONLas cancelaciones masivas de vuelos de estos días en Europa por la nube de ceniza de un volcán islandés me han recordado a aquellas dos voluntariosas azafatas de tierra de la mítica compañía Olympic Airways en el aeropuerto de Mikonos, a principios de octubre pasado. Las pobres no podían hacer nada más. La situación estaba desbordada. El vuelo de las siete de la mañana desde la blanca isla griega a Atenas simplemente había dejado de existir. Nos lo habían comunicado, días antes por correo electrónico, a la treintena de pasajeros que estábamos allí con cara de pasmo. Pero quién iba a mirar su correo: estábamos de vacaciones por Grecia. Para todos, era el peor final de vacaciones imaginado. Todos teníamos un vuelo que conectaba luego Atenas con España, o con Francia, o con Holanda, o con Estados Unidos. Todos perderíamos irremediablemente ese enlace. Pero no podréis creer cómo se portó el grupo. Nadie se puso excesivamente nervioso, si exceptuamos a un norteamericano que incluso amenazó a la azafata con hacerle perder su puesto de trabajo. Lo que no sabía ese turista maleducado era que la muchacha no tenía seguro su empleo, en medio del difícil proceso de privatización de la compañía que ha sido emblema griego durante décadas, desde que la fundara el no menos mítico Aristóteles Onassis.

Nosotros nos volvimos al hotel a dormir hasta media mañana, cuando nos aseguraron que volaríamos a la capital griega y que aún podríamos enlazar con España ese mismo día. No fue así. Hasta pasadas las cinco de la tarde no salió ese avión, y mientras, dio tiempo a que la gente bromeara, a que entabláramos conocimiento con una pareja gallega y a que conociéramos a otra de veteranísimos y bromistas viajeros que hablaban todos los idiomas conocidos. No nos dieron mucha información, no nos dieron muy bien de comer, pero luego nos llevaron a un espléndido hotel en las cercanías de Atenas, donde pasamos la corta noche, y nos proporcionaron otra cosa más que contar cuando volvíeramos a nuestro país. Así se toman las cosas los viajeros ¿no creéis?

¡Ah! de aquí veníamos (como para no tener buen espíritu): Ya hablaremos de Mikonos.

Penélope, en la Pequeña Venecia, en Mikonos capital, también llamada Hora

Penélope, en la Pequeña Venecia, en Mikonos capital, también llamada Hora

Etiquetas: , , , ,

En un lugar de Creta

Ulyfox | 21 de febrero de 2010 a las 14:25

El camarero era muy joven. “Esta taberna la hemos visto en la portada de una revista”, le dije en mi inglés tan malo como el suyo.  O sea, que nos entendimos rápido. “Sí, sí, en la revista ‘Travel’ “, dijo él. No sé si acertó. Era temprano para nosotros españoles, y sólo le pedimos una cerveza (“¿Heineken, Amstel, Mythos?” preguntan siempre en Grecia), que acompañamos con un plato de minúsculas aceitunas, poco más grandes que unos guisantes y sutilmente aliñadas. Las disfrutamos como si fuera caviar iraní, imaginando como debe saber el caviar. La temporada turística en el Este de Creta, mediado septiembre, estaba dando sus estertores, y además el viento golpeaba de manera inmisericorde. Pero había dos parejas de guiris almorzando y mirando el azul y violeta frente a sus ojos, o al revés. Sólo estuvimos una media hora. La taberna solitaria está en la playa de Hionas, y tiene unos pocos apartamentos por si quieres reinar al atardecer. Nosotros, sin embargo, queríamos llegar a Kato Zakros, un lugar sólo creíble cuando llegas. Pero de eso os hablaré otro día.

Taberna en la playa de Hionas, Creta

Si alguno estuviera realmente interesado en visitar Hionas, lo tiene fácil. Sólo requiere tiempo y ganas. Tiene que volar de Madrid a Atenas (en Iberia, pero hay mejores precios en Aegean Airlines fuera de temporada) y luego en la misma compañía o en Olympic de Atenas a Heraklion, capital de Creta; también hay vuelos a Sitia, una ciudad más pequeña pero más cerca de este lugar. En cualquiera de las dos, ya hay que alquilar un coche y recorrer una carretera no siempre en buen estado, digamos una hora y media. ¿Demasiado? Sí, pero una vez que estás en Creta, ¿para qué te vas a perder esta maravilla?. La taberna es familiar, con esa vista la comida debe de ser fabulosa y seguramente te regalarán el postre y el raki, maravillosa costumbre de las tabernas cretenses. No es para ir un fin de semana, es cierto. Pero nadie dijo que el cielo estuviera cerca.