Archivos para el tag ‘orcia’

Pienza, pecorino y Renacimiento

Ulyfox | 1 de marzo de 2019 a las 19:33

La mesa de la Osteria Sette di Vino.

La mesa de la Osteria Sette di Vino.

Algunas veces, o muchas si se está de suerte, se encuentra uno en una mesa el resumen de todo un país, o de la idea que uno tiene de él. Italia está llena de belleza, se la encuentra por todas partes, concentrada en las grandes urbes medievales y renacentistas, o esparcidas por el campo en forma de pequeños pueblos, allí mismo en las suaves colinas de Toscana y Umbría. En nuestra última visita a la península, combinamos los dos tipos de tragos agradables, pero el concentrado del país que he dicho antes lo encontramos en una pequeña trattoria de Pienza, una villa amurallada en el valle de Orcia que está considerada además como “la piedra de toque de la arquitectura renacentista”.

Lardo (tocino) de la Osteria

Lardo (tocino) de la Osteria

La Osteria Sette di Vino es el lugar, en una placita con fachadas estucadas y pozo central, aledaña a la calle principal. Ahí reina Lucianino, su patrón, ese mismo que, al vernos seguramente pinta de turistas, nos advirtió antes de entrar en el reducido local: “No pizza, no pasta, no café”. De acuerdo, de acuerdo. Ni falta que hacía. En la Osteria Sette di Vino el gran protagonista es el pecorino, ese grandioso queso de oveja (pécora en italiano) cuyo mejor exponente se da precisamente en Pienza. El pecorino en forma de surtidos, o a la parrilla, o combinado con panceta, por ejemplo, o en canapés… No sólo eso, también está bien provista de encurtidos, antipasti de todo tipo y legumbres como garbanzos o habichuelas. Nada de lo que entendemos por aquí que es un restaurante italiano al uso, pero en realidad lo más italiano que hay. Sin tener pizza ni pasta, comimos estupendamente, y no hay que hacer de menos el servicio peculiar de Lucianino, que no se privó de dejar a nuestra disposición al final una botella de grappa.

Con Lucianino, dueño de la Osteria.

Con Lucianino, dueño de la Osteria.

La plaza donde se encuentra la Osteria, al fondo.

La plaza donde se encuentra la Osteria, al fondo.

A veces cosas como esa marcan tu recuerdo de un pueblo. Y eso que a Pienza no le faltan cosas para dejar huella. Sobre una colina, extramuros es prácticamente una urbanización de casas unifamiliares. Pero en su estupendamente conservado casco histórico es una delicia. Tras atravesar la puerta fortificada, una larga calle mayor se presenta a la vista. Hay muchas tiendas turísticas, muchas puestas con delicadeza y de algunas sale un intenso olor a queso.

20170627_131508

Dos perspectivas de la plaza de Pio II.

Dos perspectivas de la plaza de Pio II.

El plato fuerte es la plaza Pio II, el papa nativo de Pienza que encargó al arquitecto Rosellino la reconstrucción de su pueblo según los cánones renacentistas a mitad del siglo XV. Y es verdad que todo en esta plaza, muy recogida, respira Renacimiento. En primer lugar, la Catedral con una fachada de mármol travertino espléndida en su sencillez de pilastras y arcos. A su lado, el palacio Piccolomini, que fuera residencia del mismo Papa, impresionante en su clasicismo.

El Palazzo Comunale.

El Palazzo Comunale.

20170627_150834 DSC_0038

Callejeando por Pienza.

Callejeando por Pienza.

Y en la esquina de enfrente, el palazzo Comunale, o sea el Ayuntamiento, con una vistosa torre del reloj de ladrillo rojo. Toda una lección de arquitectura que se recibe con la única condición de girarse sobre sí mismo; todas, auténticas joyas del Quattrocento italiano. Su planificación urbanística sirvió de modelo a otras ciudades italianas.

Vista del Valle de Orcia desde la altura de Pienza.

Vista del Valle de Orcia desde la altura de Pienza.

La ubicación de Pienza permite además unos hermosos paseos con vistas lejanísimas hacia todo el Valle de Orcia. Tanto la ciudad como este Valle están declarados por la Unesco patrimonio de la humanidad. Nosotros, desde luego, la sentimos como nuestro patrimonio después de la comida, el paseo y el helado posterior para rematar la media jornada.

Un gelato italiano, el mejor remate.

Un gelato italiano, el mejor remate.

 

 

Etiquetas: , , ,