Archivos para el tag ‘viajeros’

Todo a punto

Ulyfox | 28 de agosto de 2010 a las 22:26

Penélope, en plenos preparativos

Penélope, en plenos preparativos

 

Estamos a horas de emprender nuestro gran viaje del año. Un mes fuera, de visita por Francia, Italia y, naturalmente, Grecia. Y la gran artífice, Penélope. Semanas preparando el recorrido, consultando páginas, reservando billetes y hoteles, memorizando guías, decidiendo rutas y paradas. Todo ella, como si la Penélope de la Odisea le preparara el camino de vuelta al auténtico Odiseo. Domingo 29 empezará el circuito, cuando lleguemos a Toulouse. A partir de entonces, a descubrir el Perigord de castillos, vinos y foies. Después, la visita a dos islas italianas de ese espléndido Golfo de Nápoles, Ischia y Procida, que nos prometen limones, pescado, marisco y pasta, en un entorno azul. Y el colofón griego, la visita a esa casa ausente, soñada y que algún día crecerá a la sombra de una higuera autodidacta. De allí estamos recibiendo noticias diarias de los Piniella, que han hecho una escapada a Atenas y Santorini. Mientras, los Malaguitas han retornado encantados, nos dicen, de su periplo croata con traca final en Venecia la increíble. Recibí hace unos días postal desde Santorini, de parte de Mangas Verdes. Diego ha tocado en crucero puertos venecianos y griegos. Los periodistas de Cádiz se van en grupo a Nueva York (algún día…), Melchor se decide por las nieblas de Escocia. Y tantos… Si el mundo no para de moverse, cómo nos vamos a quedar parados nosotros. Crece el número de viajeros, se amplía la nómina de esta empresa en expansión. Viajemos.

Y nada de ello sería posible sin el trabajo preexplorador de Pe, garantía de que saldrá bien

Estaremos en contacto, espero.

Etiquetas: , , ,

Plus Ultra

Ulyfox | 9 de junio de 2010 a las 1:05

 

Plaza de la Independencia de Montevideo

Plaza de la Independencia de Montevideo

Me dice mi eterno amigo Paco Piniella que me atreva a pasar las columnas de Hércules, que existe el Mundo más allá del Mediterráneo. No es cobardía ni falta de espíritu viajero. Debe de ser que me quedé en los confines del mundo conocido allá por los tiempos de griegos y romanos. Pero bueno, algo de más allá conozco. De hecho, Penélope y yo fuimos de viaje de novios hace ya… ¡tan poco tiempo! a Cuba, antes de que el mundo comunista se derrumbara. Aún existía la Unión Soviética. Y luego ¿vale Canarias, Paco? Y ese inolvidable viaje a Montevideo y sus carnavales. Y más de media Europa, París, Londres, Praga, Viena, Suiza, Austria, Países Bajos, nórdicos… Pasa también que las fotos antiguas no las tenemos digitalizadas y ¡ay, la tecnología! Aunque lo que pasa de verdad es que uno no elige de quien se enamora, y por eso hemos vuelto más de veinte veces a Grecia. Y nosotros somos viajeros antes que coleccionistas de lugares. Es verdad que nos hemos vuelto redundantes con el Mediterráneo, con Grecia, con Italia, con Croacia, con Turquía, con Egipto. Tantas cosas pasan y han pasado siempre alrededor del Mare Nostrum, tantas nos tienen que pasar… Ocurre que sus atardeceres nunca nos cansan, al revés, nos descansan. Ocurre que su gente nos gusta. Ocurre que en una pansiyon turca, descalzos, hemos desayunado aceitunas y requesón. Pasa que en un precioso pueblo de Lesbos, griego pero lleno de casas otomanas, sin conocernos de nada, alguien nos prestó dinero una noche para cenar, y pasó que, cuando yo le pregunté si se fiaba de nosotros, su respuesta llena de lógica antigua me hizo llorar: “¿Por qué no?”

Tengo en mis sueños Buenos Aires, México, Brasil, Jordania (mediterráneo de nuevo, Petra ¿me moriré sin verte?), Siria (Palmira, dios), Nueva York por qué no, China, India, África negra, la Polinesia francesa. Siempre terminamos diciendo por el mismo precio de un día, una semana en una isla griega. Que los dioses nos sean propicios y nos concedan vidas para tantos mundos.

Pero, Paco, como prueba ahí van algunas muestras antediluvianas, digitalizadas de aquella manera, de nuestro primer viaje a la perla de las Antillas: “Cuba, qué linda es Cuba; quien la defiende la quiere más” nos cantaban. Ese soy yo, lo juro, y la que tiene pinta de Ava Gardner en Mogambo, en una postura incómoda pero ya armada con su cigarro, es Penélope recién casada, hace ya ¡tan poco tiempo!

cuba3

 

cuba2