Mil sitios tan bonitos como Cádiz » vuelos

Archivos para el tag ‘vuelos’

Un viaje distinto a la Grecia de siempre

Ulyfox | 13 de octubre de 2020 a las 13:40

Primer día en Grecia, ante la Bahía de Argostoli, capital de Cefalonia.

Primer día en Grecia, ante la Bahía de Argostoli, capital de Cefalonia.

Teníamos que volver a Grecia pese a todo, es nuestro impulso, pese al virus, pese al miedo, pese a la mala conciencia de ser potenciales propagadores. Parecía más difícil que nunca, lo fue en cierta forma, pero luego resultó gratificante como pocas veces. Porque encontramos una Grecia sin multitudes, tranquila, más griega que casi nunca, como la recordábamos de aquellas primeras veces e incluso más aún.

IMG-20201011-WA0025 IMG-20201011-WA0023

Vistas del desierto aeropuerto de Barcelona, el 30 de agosto.

Vistas del desierto aeropuerto de Barcelona, el 30 de agosto.

Y eso que, ya lo he dicho, no fue fácil sino más bien al límite. Grecia exigía una prueba PCR negativa para entrar en el país. Nos la hicimos con el temor de un posible positivo. Las maletas estaban hechas pero sin cerrar hasta el último instante. Y el último instante parecía no llegar nunca. Nuestro vuelo salía el domingo 30 de agosto a las seis y media de la mañana, y el sábado a las once de la noche aún no teníamos el resultado de la prueba. Llamamos a la clínica inquietos, y más nos inquietamos cuando nos dijeron que los resultados no estaban porque la máquina ¡se había estropeado! Que estaban intentando arreglarla, que nos avisarían… Empezamos a hacer planes para aplazar la salida, para cambiar los vuelos y los planes…

La isla de Cefalonia desde el aire. Se puede apreciar los puntos azules de sus magníficas playas.

La isla de Zakinthos desde el aire. Se puede apreciar los puntos azules de sus magníficas playas.

Pero afortunadamente, la siguiente llamada a la clínica nos confirmó que todo estaba perfecto y que podíamos emprender el viaje. Itaca nunca ha puesto las cosas fáciles pero al día siguiente ya volábamos desde Sevilla, y luego cogiendo la última puerta abierta a los vuelos desde Barcelona, desde un aeropuerto fantasmagórico y en el vuelo más vacío que hemos tomado nunca, a Grecia. Aterrizamos en Atenas, donde me tocó en suerte otra prueba. Al poco tiempo salíamos para Cefalonia, en cuya capital, Argostoli, debería esperar serenamente el resultado, de la mejor manera posible: en la playa y bebiendo una cerveza. No hubo noticia de la prueba, lo que interpretamos como que todo estaba bien, y nos dispusimos para madrugar al otro día y coger un barco para salvar el corto trayecto hacia la isla de Ulises…

IMG_20200831_114014 IMG_20200831_114637

La playa de Makri Gyalos, junto a Argostoli, nuetra sala de espera del resultado del test.

La playa de Makri Gyalos, junto a Argostoli, nuetra sala de espera del resultado del test.

Iremos contando todo este mes maravilloso, pero con una cierta vergüenza debo decir que esta enfermedad que tanto dolor está causando ha propiciado que Grecia sea mucho más visitable, más amable y más bella a la vista y a todos los sentidos. El fenómeno masivo del turismo que en los últimos años hacía complicado el disfrute de sus bellezas ha desaparecido prácticamente en estos meses. Además, en muchas islas el virus prácticamente no existe, y eso nos dio una extraña sensación de libertad, como de andar metidos en una burbuja libre de infecciones, en muchos lugares sin mascarillas y sin restricciones, o muy leves y que sólo afectaban a camareros o empleados de comercios y hoteles.

IMG_20200831_192719

Primera velada en Argostoli.

Primera velada en Argostoli.

No es que no hubiera gente, pero todo tenía una dimensión más humana. Los barcos y los aviones no iban repletos. La ausencia de cruceros, con sus riadas de gente en horas punta, tuvo mucho que ver en esta impresión positiva.

Una placita de Argostoli, el primero de septiembre.

Una placita de Argostoli, el primero de septiembre.

Ya iréis viendo…

El vuelo más corto del mundo

Ulyfox | 15 de abril de 2018 a las 18:38

El avión de Sky Express, en su escala en Kasos.

El avión de Sky Express, en su escala en Kasos.

Todo está dispuesto a bordo del avión de la línea Sky Express en el aeropuerto de Kárpathos. El avión bimotor de turbohélice con destino a Sitia, en Creta, empieza a rodar por la pista. Despega y a los dos minutos la azafata dice: “Iniciamos el descenso al aeropuerto de Kasos”.

Esta es la cortísima historia del vuelo más corto del mundo. Kasos es casi como una escala inevitable, como un pequeñísimo salto de pulga, pero seguramente le ha dado sentido y rentabilidad a un vuelo entre las islas de Kárpathos y Creta que tal vez no existiría sin esta casi broma. Los pasajeros, apenas una decena, descendimos y esperamos en la pequeña sala del aeródromo, casi sin tiempo ni para ir al servicio si alguien lo hubiera necesitado. El avión vuela a muy baja altura, claro, no tiene tiempo de subir más y uno viaja casi tocando las olas. Es cómodo, tranquilo y todo el pasaje sonríe ante lo singular de esta experiencia, duda de si merece la pena bajarse, pero ahí la tripulación es clara: todo el mundo tiene que hacerlo.

Luego sí, ya el segundo salto hasta Creta es sólo una mijita más largo, y al menos merece el nombre de vuelo. Sin embargo, no merece que se cuente nada sobre él.