El Plan de Movilidad da un nuevo paso

Sebastián Sánchez | 1 de agosto de 2011 a las 8:56

S. Sánchez/ Málaga

Casi impoluto. De este modo acaba de culminar el Plan de Movilidad Sostenible de Málaga su paso por el periodo de información pública al que ha estado expuesto en los últimos meses, intervalo en el que sólo se han presentado dos alegaciones a un documento que busca transformar radicalmente el modelo de la capital de la Costa del Sol.

Se da la circunstancia, según explicó a Málaga Hoy el concejal de Movilidad, Raúl López, de que ambas observaciones, que serán tenidas en cuenta, han sido puestas sobre la mesa por dos áreas municipales: Smassa y la Fundación Deportiva. Este paso adelante allana la senda por la que habrá de transitar el planeamiento, elaborado por la firma granadina Contorno, antes de su ratificación definitiva y su entrada en vigor.

El trabajo es uno de los más ambiciosos de cuantos se han diseñado a nivel nacional en esta materia, al punto de que se marca, entre otros objetivos, rebajar casi un 30% el peso de los desplazamientos en vehículo privado en el espacio urbano, priorizando el transporte público y medios alternativos, como la bicicleta y el caminar, como referentes.

López mostró su satisfacción por la escasa respuesta que ha tenido el documento y porque los que han hecho observaciones sean miembros del propio organigrama municipal. Según explicó, la Fundación Deportiva propone incorporar a los itinerarios peatonales demandados en el nuevo plan las sendas ya existentes para las actividades deportivas y a las que les falta conexión, mientras que la Sociedad Municipal de Aparcamientos pone a disposición los edificios ya existentes y su colaboración en materia de aparcamientos disuasorios en la periferia de la ciudad, por los que apuestan los técnicos responsables del documento municipal como medida para frenar la entrada masiva de vehículos al centro de la urbe.

Tras superar este trámite, la intención del Ayuntamiento es abrir un amplio escenario a la explicación y al conocimiento de colectivos vecinales y profesionales. “La idea es que tras la aprobación definitiva se organice
una serie de presentaciones sectoriales, de forma fragmentada”, expuso el edil del PP.

Un idea con la que se busca reducir al máximo cualquier oposición al documento. “Lo que genera rechazo social es lo que no se conoce”, añadió López. ¿Pero qué es lo que propone el Plan de Movilidad Sostenible?

ALAMEDA Y PARQUE
Una de las acciones más ambiciosas pasa por blindar al tráfico de paso el eje integrado por la Alameda Principal y el Paseo del Parque, así como por el Paseo de los Curas, Muelle Heredia y el lateral del Guadalmedina. Todas ellas se convertirán, según las previsiones del plan, en vías para el transporte público y al paso de residentes, aunque para que ello sea posible los técnicos admiten la necesidad de dibujar un gran cinturón de aparcamientos disuasorios e intercambiadores en los que los poder dejar el coche para transbordar en autobuses o líneas de Metro. Una de estas edificaciones quedaría localizada, por ejemplo, en la Plaza General Torrijos, punto que sería frontera para la continuidad hacia el Parque.

TRANVÍA SIN RAÍL
Otra medida más que ambiciosa pasa por proyectar un tranvía sin raíl para cruzar la ciudad de este a oeste, con capacidad para desplazar a unos 27.000 pasajeros a la hora. Pero este corredor de alta capacidad, como se conoce, habrá de necesitar de la reserva de una plataforma exclusiva para su paso.

APARCAMIENTOS
El plan municipal pone en cuestión la política de aparcamientos que hoy rige en la capital de la Costa del Sol, en especial en lo que al mantenimiento de edificios en rotación en el centro histórico se refiere. La apuesta es tal que los técnicos abogan por reconvertir estos estacionamientos a residentes, impidiendo de este modo el importante tráfico de atracción que las plazas en rotación generan en este punto de la urbe. La medida afectaría a corto plazo (unos cinco años) a parkings como los de La Marina, Alcazaba, Camas y Tejón y Rodríguez.

MEDIOS ALTERNATIVOS
A las medidas tendentes a rebajar la intensidad del tráfico privado se suma la apuesta por la bicicleta, el autobús y por el caminar. En el primero de los casos, los redactores del documento dibujan una gran malla de carriles bici dispuesta para que los ciudadanos que así lo quieran puedan usar la bici como medio de desplazamiento y no como objeto de ocio. Con un claro fin: dejar 25.000 coches diarios en el garaje. Algo similar ocurre con la creación de itinerarios peatonales con los que dar respuesta a la mala situación en la que se encuentran buena parte de los ejes de la ciudad, donde se detectan espacios insuficientes para el paseo.

EFECTOS DEL PLAN
La aplicación de las de propuestas incluidas en el plan, cuyo horizonte de prolonga al año 2025, posibilitará, según los cálculos realizados, un ahorro al año de 415 millones de litros de combustible, al reducirse los desplazamientos en 4.614 kilómetros anuales. Un paso que, a su vez, tiene evidentes beneficios medioambientales que se traducirían en la no emisión a la atmósfera de un millón de toneladas de emisiones al año.

Los comentarios están cerrados.