Otra prueba

José Antonio Martín Pereira | 7 de marzo de 2011 a las 16:59

Será el azahar, que está germinando, pero hay más. Un cúmulo de materialidades aventaja a la primavera en sus transformaciones. Solapadas al tránsito del minutero, contribuyen amortiguando la antojadiza dilación, retando incluso a los derroteros por los que fluye la propia prudencia. Curiosa paradoja consumada, atendiendo al pensamiento, en ley positivista: siempre las mismas, cada año distintas.

Sondeando la ciudad, o sencillamente inquiriendo su alrededor, descubrirán la inmediación ansiada, configurada a base de pequeños matices. El cuerpo toma forma, suntuosa e innegable hechura. Y lo mejor es que cualquiera, de una u otra manera, puede ser testigo de la variabilidad con la que los seres humanos moldeamos el marco en el que desarrollar los deseos. Se hacen capirotes en la Puerta Carmona, otra prueba más con la que cubrir el desvanecimiento del anhelo.

SAM_0050

Los comentarios están cerrados.