Y lo que no son sillas

José Antonio Martín Pereira | 1 de abril de 2011 a las 7:23

Permítame decirle, sigo sin ver claro el entramado «sillas» que pretende disponer el Ayuntamiento la próxima Semana Santa, así que de momento prefiero guardar cautela. Y no es que no haya hecho por entenderlo, es que ni ellos mismos terminan de ajustar las líneas del Proyecto («Palio»). Da la sensación de que alrededor revolotean votos y euros, recubiertos eso sí de una fina lámina de acción social (como si estuvieran vendiendo el helado del verano) de dudosa convicción.

El sistema, recuerde, se complementa con un Consejo ausente públicamente, con lo cual desde el Consistorio sobrentienden la validez de sus acciones al no encontrar otro punto de vista a sus planteamientos. La cuestión es que poco a poco la ciudadanía (o los cofrades en particular) también va asimilando esas intenciones como dialécticas, terminando por exhibir un camino despejado. A eso añádale las elecciones del mes de mayo, lo digo por depurar responsabilidades en un hipotético caso de que el experimento no saliera como prevén.

Aunque, dejando a un lado una planificación expuesta a la altura de lo sublime que ya veremos como consuma, los detractores del ensayo sostienen su disconformidad (sin hacer ruido en su defensa) al amparo de los «tapones» que pudiera ocasionar la colocación de asientos en la vía pública. Cierto es que a estas alturas (dos semanas escasamente separan del Domingo de Ramos) aún no ha comparecido nadie de la Delegación de Fiestas Mayores a exponer una serie de medidas para al menos intentar paliar los problemas de congestión en determinados puntos de la ciudad a lo largo de los días de Semana Santa, por mucho que se hablara de ello al término de la pasada. Particularizando en la zona de la Alfalfa quizás entienda mejor por donde van los tiros. Auténticos campamentos levantados en las aceras (con sillitas de los chinos o sin ellas) imposibilitando el paso de viandantes desde horas antes al paso de las Cofradías. Evidentemente estamos ante una falta de civismo tremendamente difícil de corregir por parte de las autoridades públicas, pero se echan en falta intentos antes de que alguna desgracia obligue a ejecutarlos.

Tan preciso es deshabilitar como habilitar…

sillitas

  • Zapat

    Si no teníamos bastante con la privación de espacios con la carrera oficial para la ciudad y las personas que por ella transitan, ahora las iluminadas cabecitas pensantes que andan por la Plaza Nueva pretenden seguir secuestrando espacios públicos de todos los ciudadanos. A este paso van a conseguir que el centro se convierta en un gueto y que los cofrades de a pié tengamos que limitarnos a ir a los barrios. ¡Manda narices!

    Pero aquí todos calladitos y que nos las den todas y después en Semana Santa a armarla con las procesiones delante cuando se formen los tapones y los cortes. Todo muy bonito y muy cívico, sí.

  • reme solis

    Buenos no se muy bien que problema hay con el ayuntamiento y las sillas, pero yo soy una de esas personas que se llevan la sillita y se sientan a esperar a ver nuestras cofradias, ya que es imposible para mi presupuesto familiar coger sillas del ayuntamiento o de reventa que aun es mas impensable, le digo por que me llevo la silla, por que mi salud no me permite estar durante hora ver la esperanza por ejemplo por la calle pureza o al cachorro a la salida o a la entrada, por eso me cojo mi sillita y me planto alli hasta que pase,y me diran pues no vaya si no puede estar de pie, pero las respuesta es sencilla, la semana santa no esta hecha solo para personas que no tienen salud suficiente para estar de pie hora, ni tampoco para los adinerados que pueden pagarse cinco sillas para toda la familia. Un saludo y perdon si por mi desconocimiento del tema mi opinion no ha sido correcta para este caso

  • anonimo

    Es cierto que en caso de evacuación en los lugares donde mas aglomeración de sillas ahi, no lo quiera Dios, el problema sería importante…pero si es cierto, que en la mayoría de los casos las personas que se quejan de estos “campamentos” son los sevillanos, del centro, si señor, los que por suerte o por desgracia han tenido la posibilidad de alquirar, comprar o lo que sea una sillita en la campana, en sierpes…etc, que sólo necesitan salir de sus casas con 20 minutos antes del paso de la cofradía,que van entrajados y entaconadas…Pero lo que pasa es que la gente de los barrios de sevilla y de los alrededores no podemos permitirnos eso!!!!y de momento nos tenemos que aguantar todos con lo que ahi.Y lo que ahi, es miles de personas, fieles, a una hermandad, a una imagen, que lleva todo un año esperando para poder verla en la calle, igual, nada mas y nada menos que los riquitos del centro, pero con menos posibilidades.Eso es lo que hay señores.Sillitas.

  • […] municipales afirmaban en la jornada de ayer miércoles que se montará el «Palio». Un «Palio» incierto desde su concepción, y en el que a escasas horas de que se despliegue el telón que dejará paso a […]

  • […] todos conocidos. Empezando por ahí sería posible asimilar el uso de los polémicos escabeles de mano siempre y cuando fuesen usados por personas a las que la salud demandara el invento. Cualquier […]