El Muñidor » Archivo » Reordenando pareceres

Reordenando pareceres

José Antonio Martín Pereira | 19 de julio de 2011 a las 15:09

Casualmente el 75 aniversario del inicio de la barbarie, la Guerra Civil española, con su correspondiente multitud de alusiones, refrendadas en la jornada de ayer 18 de julio (fecha concreta en la que comenzara el conflicto), coincidía para un servidor con la relectura del libro de Jaime Passolas Jáuregui, “Doce Imagineros de la Semana Santa de Sevilla”. Sin ánimo de alimentar viejas batallas puestas en relieve a favor de los intereses del (des)Gobierno y sus secuaces desde hace algunos años, la conmemoración de tan trágico episodio a la vez que se descifra el susodicho y recomendable ejemplar me han producido una enorme lástima, no ya por los macabros efectos que un conflicto de ésas características indistintamente siempre genera (eso se sobrentiende), sino por el legado que perdimos. Cientos de miles de partidas de registro, así como otras tantas materialidades de la Sevilla que hoy contemplamos fueron pasto de injustas y crueles llamas, de criminales saqueos. Quiera El de San Lorenzo que las actuales corrientes extremistas no desaten futuras oleadas de terror.

Además de lo anterior, el segundo repaso al citado vademécum devuelve por enésima vez a mis pensamientos la percepción del antes y el después del utrerano Ruiz Gijón. Es ésa una opinión (quede resaltado) tan estrictamente personal como inadmisible según quien pretenda aproximarse, e incluso imprudente si así lo quiere usted ver, pero a la misma vez irrefutable atendiendo a partir de las máximas pautas del arte. La imaginería procesional tocó techo a la finalización del Barroco, por los aspectos humanos, expresividad y sentimentalismo que las imágenes poseían, cosa que a partir de ahí únicamente es posible encontrar en muy contadas obras puntuales, y no precisamente contemporáneas. Que no sean tomados a mal tales pareceres.

Los comentarios están cerrados.