El Muñidor » Archivo » El Quinario del Gran Poder

El Quinario del Gran Poder

José Antonio Martín Pereira | 1 de enero de 2012 a las 15:38

En los albores de un nuevo año, coincidiendo con la Solemnidad de Santa María Madre de Dios, y a poco de que la Iglesia invite a celebrar el Bautismo de Nuestro Señor, comunes se han vuelto las interpretaciones relativas al inicio de una Pasión que lejos está aún de tomar sus primeras consideraciones. San Lorenzo y el Quinario del Gran Poder no representan ningún comienzo, por mucho que exista quien se empeñe, sino que más bien sirven para reordenar el Tiempo Litúrgico presente,con la conmemoración de la Epifanía como celebración más cercana. Lo fácil sin embargo viene siendo minar el guión a ninguna parte con falsas conjeturas, dando pie a un horizonte al que únicamente le basta con las escenificaciones superfluas que llegarán de la mano de una intensa Semana, allá por el mes de abril.

No obstante, cierto es lo que tiene que ver con la simbiosis de fenómenos evocadores que se dan cita a partir del inicio de los cultos anuales del Señor del Gran Poder, porque al fin y al cabo nadie en Sevilla concibe al Redentor recién nacido sin los mártires de su condena por hacernos libres. El Quinario del Señor es por tanto un bien espiritual en sí mismo, en el cual la Epifanía se identifica con la salvación y la Palabra con el camino, además de tratarse de la primera llamada que Dios nos hace, porque ‘in manibus ujus Potestas et Gloria‘ (en sus manos están el Poder y la Gloria).

En San Lorenzo daremos culto a Dios como Sevilla lo entiende, acercando nuestro espíritu a Su bondad y Misericordia para vivir la liturgia que nos toca, porque los cultos en su honor que hoy comienzan no significan la cuenta atrás hacia la Semana Santa, sino un tiempo de gracia para disfrute de quienes tantas veces al año acuden a orarle con el diálogo que parte del silencio contemplativo. Señor del Gran Poder, vela por nosotros.