El Muñidor » Archivo » ¿Hasta dónde?

¿Hasta dónde?

José Antonio Martín Pereira | 7 de febrero de 2012 a las 11:57

¿Hasta dónde alcanza la libertad de los que se van? Los que se van, llámense juntas de gobierno, que sin embargo a veces no reparan en dejar atado lo que no corresponde porque, una cosa es el criterio iconográfico o artístico vigente en una determinada corporación, la línea no escrita que ésta guarda y reproduce año tras año, y otra bien distinta es ponderar gustos personales, y además dictarlos a través de la rúbrica de contratos.

Y es que aquí entra en juego lo delicado de las postrimerías en los mandatos de las juntas de gobierno, las cuales, en cualquiera de los casos, parece ser no quedan exentas de una capacidad decisoria, otorgarda eso sí por los hermanos, que no obstante expone enormes diferencias con respecto al estado inicial que las mismas encuentran cuando acceden a los cargos.

En la memoria de todos, suficientes ejemplos relativos a la inmersión de determinados grupos gestores de las cofradías con fecha de caducidad, en aquello que tiene que ver con proyectos de embergadura, o simplemente en cuestiones puntuales, cargadas igualmente de importancia, como pueden ser las sujetas a la firma de un florista, un vestidor o una determinada banda. En este sentido, tal vez no estaría de más alguna revisión de las Normas, básicamente por evitar posibles confrontaciones internas, que haberlas haylas…

Los comentarios están cerrados.