En la previa

José Antonio Martín Pereira | 25 de marzo de 2012 a las 23:45

Pregón y elecciones andaluzas aparte, el Domingo de Pasión exhala su último aliento entre el frescor propio de las noches de marzo. Se marchan pues los bisoños compases de la previa, reseña fiel de la intensidad con la que las vísperas retoman el contacto con la imperecederamente compleja ciudad de los dos semblantes. No es novedad ratificar, toda vez que la noche ha tomado el mando de las emociones, que los templos desde primera hora de la mañana desbordaban existencia de fieles y curiosos, en correspondencia a uno de los días señalados en la particular liturgia del calendario cofrade (que no católico) sevillano. Asimismo, no faltaron las clásicas manifestaciones de desconcierto de aquellos que seguramente hoy habrán pisado por primera vez en lo que va de Cuaresma, y tal vez de año, un lugar de culto y oración, expuestas en las numerosas faltas de respeto, tradición también acorde a una jornada siempre masiva.

A partir de ahora pide la venia el calendario de las horas, porque ya se cuentan…

Los comentarios están cerrados.