Paralela realidad

José Antonio Martín Pereira | 29 de abril de 2012 a las 11:30

Feria (que se va) y tardes de Maestranza aparte, la perenne borrasca que ceba intenciones sobre los cimientos de España desde 2007 volvía a dejar caer un nuevo azote en la mañana del pasado viernes. Emulando al Viernes Santo, por aquello de las nubes, y manifestado con la inapelable virulencia que desprenden los números, infranqueables guadañas en la conciencia humana, la lacra del paro continua escalando peldaños en el inexacto medidor que aglutina estados de ánimo conjuntos.

En estas, Sevilla como ya es costumbre no se viste de excepción, más bien experimenta lo contrario resultado de una cifra ajena desde 1998 que viene a engrosar la tendencia al alza, en términos relativos, prácticamente identica a la media andaluza (6,5%) y algo inferior, no mucho, que la española (+6,94%).

Paralela realidad, adversidad a la que la Archidiócesis en general, y las cofradías en particular, hacen frente a diario a través de finitas bolsas de caridad que ahora incluso se determinan insuficientes. La cuestión será comprobar hasta dónde son capaces de sostener la caída estas ayudas, y qué pasará el día que verdaderamente no puedan hacerlo. Tal vez, en el escenario que el sistema financiero y la burbuja inmobiliaria han dispuesto, la Iglesia, sevillana o española, juegue ahora uno de los roles más relevantes de su historia.

Los comentarios están cerrados.