El Muñidor » Archivo » Porque la verdadera razón es ésta

Porque la verdadera razón es ésta

José Antonio Martín Pereira | 21 de junio de 2012 a las 13:34

Dejemos a un lado las denigrantes manifestaciones en pos de la vara dorada, sucedidas a lo largo de los últimos meses en varias corporaciones de Penitencia sevillanas, porque la verdadera razón es ésta, la del compromiso con quienes lo necesitan, la de la ayuda al prójimo, la de la contribución social a base de buenas obras. Si por algo de caracterizan las Hermandades en Sevilla es por cuestiones del tipo a la sucedida en el día de hoy, primero de verano, en el que 350 niños bielorrusos han llegado al aeropuerto de San Pablo para su acogida por parte de numerosas familias no solo de la de la capital, sino también de la provincia y de la vecina ciudad de Cádiz.

He aquí por tanto una situación que es más Semana Santa que aquella que pueda nacer de un Domingo de Ramos de sol radiante, y lleva siendo así desde que en 2001 la Hermandad del Cachorro respondiera a un a una llamada de socorro lanzada por la Sociedad de Pediatras de Bielorrusa por la tragedia de Chernóbyl en 1986. Por aquel entonces, la nube tóxica hizo que enfermedades degenerativas se cebaran en la población. Estas estancias cortas fuera de la zona actúan favorablemente sobre el organismo de los pequeños gracias al aire limpio, el sol y la alimentación sana, siguiendo las directrices de la Organización Mundial de la Salud, en un mes se les alarga la vida más de un año.

Hermandades como la citada del Cachorro, La Cena, San Isidoro, El Baratillo, la Estrella, El Cerro, La Amargura, La Sagrada Mortaja, La Paz, Cigarreras, Monte-Sión, Los Panaderos, Los Estudiantes, El Gran Poder, Santa Genoveva, La Macarena, La Soledad de San Buenaventura y Montserrat, en Sevilla, o la parroquia de la Algaba (Sevilla), la Cofradía de la Salud de Rota, El Consuelo de Cantillana, La Vera Cruz de Cádiz, y La Amargura de Carmona participan en este programa de la Confederación de San Cirilo y Metodio. Todo un ejemplo de buen hacer.

Foto: Archivo Hermandad del Cachorro

  • juanma_gv

    Gran proyecto que comenzó allá por 2001 y que debe seguir siendo una realidad tal cual, o mejor en la Hermandad del Cachorro. Desde aquí mi felicitaciones a todas las familias de acogida y a esos hermanos que hacen posible que año tras año unos 25 rubitos bielorrusos tengan cuarenta y pocos días de vida en nuestra tierra. Francis, Yeyi, Bea, Luis, Luis Enrique, Pepe Miquel, Alejandra y otras tantas monitoras que colaboran desde el segundo uno con una labor incansable para que brillen 25 sonrisas trianeras en los rostros de estos pequeños…

    Hago extensible mis felcicitaciones a todas las demás hermandades que hacen un alabor tan exquisita.

  • Beatriz.

    Y lo mejor de todo es que este año, en unas horas de hecho, vuelve a hacerse realidad.

  • […] al igual que otras tantas de la capital, concluyó ayer felizmente la reciente acogida temporal de niños bielorrusos, en la que participaba por noveno año consecutivo, y que en esta ocasión tuvo lugar del 21 de […]