El Muñidor » Archivo » El Cerro: realidad objetiva

El Cerro: realidad objetiva

José Antonio Martín Pereira | 3 de octubre de 2012 a las 14:38

La realidad objetiva es la realidad real, lo que existe verdaderamente, en contraposición con la realidad subjetiva, que es aquella apreciación que hace el sujeto sobre la realidad objetiva. Según Descartes, considerado como el padre de la geometría analítica y de la filosofía moderna, no todas las ideas tienen la misma realidad objetiva: las que se refieren a substancias tienen más realidad objetiva que las que se refieren a atributos; y, de las substancias, las que se refieren a las substancias espirituales poseen más realidad objetiva que las que se refieren a cosas materiales. Concluía afirmando que la idea con más realidad objetiva es la idea de Dios. Marx sin en cambio, atribuyó a la conciencia el reflejo subjetivo de la realidad objetiva. Pero, conciencia es percatarse, ¿y percatarse de qué? De todo lo que esta alrededor. Lo que esta alrededor y es palpable es objetivo.

Lo que no se escapa, y así lo advierten tanto la propia evolución de la Hermandad como la idiosincrasia del escenario urbano sobre el que se asienta, es la impronta que ejerce la Virgen de Los Dolores sobre sus vecinos. La Virgen es en El Cerro del Águila punto neurálgico donde confluyen los más firmes sentimientos de identidad, pieza central de un puzle que comenzara su gestación entre innumerables variables el siglo pasado, y que aún hoy reserva a todo aquel que muestre interés las puertas abiertas al corazón de sus entrañas. ¿El Cerro es Dolores, o Dolores es El Cerro? La pregunta queda abierta, en lo que objetividad y subjetividad se dan la mano…

  • Francisco R

    Mas cofradías y menos enciclopedia sobre Descartes y Marx, ¿eran cofrades?