El Muñidor » Archivo » La pista principal: 1991

La pista principal: 1991

José Antonio Martín Pereira | 14 de octubre de 2012 a las 11:20

Desde el martes y hasta ahora, el anuncio de monseñor Asenjo es tema estelar en todo aquello que concierne a las cofradías sevillanas. A estas horas quien más, quien menos, ha tenido tiempo ya para labrarse su propia opinión al respecto de lo que la cita vendrá a significar para la ciudad en general, y los cofrades en particular. Amplia es la gama corocromática de impresiones, y ardua la responsabilidad que recae en estos momentos sobre los miembros del Consejo, los cuales trabajan a marcha forzada de cara a cerrar lo antes posible los detalles del magno evento.

Hasta ahora, incognitas completan multitud de quinielas. Cierto es que algunos pasajes están claros, así como los aires de predisposición que rondan por numerosas juntas de gobierno. La idea que barajan en San Gregorio es que todos los días de la Semama Santa (Vísperas incluidas) estén representados. El deseo: contar con el Gran Poder… y con la Macarena cerrando, a lo JMJ. Rumores sobran.

Pero para intuir algo más, o bien para posicionar un juicio de opinión correcto acerca de la mencionada cita, se determina necesario acudir al nuevo formulario de Vía Crucis que hiciera público el por entonces pontífice Juan Pablo II el Viernes Santo de 1991 en el Coliseo de Roma. Lo novedoso de este Vía Crucis es que todas las estaciones poseen una base bíblica; por lo tanto no hace referencia a algunas de las estaciones tradicionales y las sustituye por otras, que en el mismo ambiente de la Pasión y Muerte de Jesús, se leen en la Biblia. En el antiguo Vía Crucis, junto a las estaciones que tienen base en los relatos evangélicos, surgieron otras que no se deducen directamente de la Sagrada Escritura, como por ejemplo, el episodio de la Verónica limpiando el rostro de Jesús, o el del encuentro de Jesús con María, su madre, camino del Calvario. La reforma litúrgica, promovida por el Concilio Vaticano II, quiere que todas las expresiones de oración se basen en la Sagrada Escritura. Por esa circunstancia Juan Pablo II en este Vía Crucis utilizaba un formulario en el que todas las estaciones tienen un fundamento evangélico y sus episodios están recogidos por alguno de los cuatro evangelistas.

Así las cosas, éstas son las estaciones:

Primera estación: Jesús en el Huerto de los Olivos (Mc 14, 32-36).
Segunda Estación: Jesús es traicionado por Judas y arrestado (Mc 14,43-46)
Tercera Estación: Jesús es condenado por el Sanedrín (Mc 14, 55, 60-62,64)
Cuarta Estación: Jesús es negado por Pedro (Mc. 14, 66-72).
Quinta Estación: Jesús es juzgado por Pilato (Lc 23, 1-4,23-24).
Sexta Estación: Jesús es flagelado y coronado de espinas (Mt. 27, 26-30).
Séptima Estación: Jesús carga con la cruz (Jn 19, 16-17).
Octava Estación: Jesús es ayudado por el Cirineo (Mc 15,21)
Novena Estación: Jesús encuentra a las mujeres de Jerusalén (Lc 23, 27-28).
Décima Estación: Jesús es crucificado (Mc 15, 24-26).
Décima Primera Estación: Jesús promete su Reino al buen ladrón (Lc 23, 39-43).
Décima Segunda Estación: Jesús crucificado, la Madre y el Discipulo (Jn 19, 26-27).
Décima Tercera Estación: Jesús muere en la cruz (Lc 23, 44-46).
Décima Cuarta Estación: Jesús es depositado en el sepulcro ( Jn 19,41-42).

El comienzo, hoy.

Hoy domingo, 14 de octubre, la Santa Iglesia Catedral acoge el arranque del año de la Fe en la ciudad de Sevilla con una Eucaristía en el Altar del Jubileo presidida por el arzobispo monseñor Juan José Asenjo Pelegrina desde las seis de la tarde. En la misma estarán representadas todas las parroquias, movimientos, congregaciones, instituciones, hermandades y comunidades de la Iglesia de Sevilla.

 

  • Ramiro

    Señores esta tarta ya está repartida, veremos solo a las Hdades de primera división y algunos misterios se van a encajar a la fuerza. No me equivoco en decir que las de visperas, sabado santo y domingo de resurrección ni van a contar para nada.