El Muñidor » Archivo » El nombre propio: Nuria Barrera

El nombre propio: Nuria Barrera

José Antonio Martín Pereira | 21 de octubre de 2012 a las 12:46

Sin duda alguna, el nombre propio de la semana en lo que a las cofradías se refiere ha sido el de la artista Nuria Barrera. El pasado lunes, el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla hacía pública su designación oficial (que no oficiosa) como cartelista de la Semana Santa 2013. Desde entonces, y como es costumbre en estos casos, una vorágine de felicitaciones y reconocimientos acompaña a esta carmonense Licenciada en Restauración y Conservación de Obras de Arte por la Facultad de Bellas Artes.

Lo curioso aquí es la poderosa unanimidad con la que en el seno de las cofradías se ha acogido la decisión. Nuria Barrera, sus obras así lo atestiguan, es a priori y según las valoraciones generalizadas, la candidata idónea para reforzar mediante pinceladas de aires nuevo, el desgastado papel que ha adquirido en los últimos años el pórtico gráfico de la Semana Santa. No hay que olvidar, además, que sus trazos serán parte de los primeros eslabones en la cadena del turismo, de ahí la responsabilidad que descansa desde ya sobre sus pinceles. Lo que está claro, y basta simplemente escucharla y charlar con ella, es que a ilusión y sentimiento nadie la supera ahora mismo, dicho lo cual el primer logro está cumplido.

Simplemente desearle suerte públicamente. En sus manos queda puesto el sueño de primavera de toda una ciudad…

La segunda mujer cartelista

Nuria Barrera será la segunda mujer a la que el Consejo de Cofradías le encarga la ejecución del cartel de Semana Santa. La primera fue la artista, también sevillana, Isabel Sola, en el año 2007.

La exposición en el Mercantil

Actualmente, la pintora sevillana se encuentra inmersa en los preparativos de la exposición de temática cofradiera que inaugurará, el próximo 14 de marzo de 2013, en el Círculo Mercantil de Sevilla.

  • juanma_gv

    “En sus manos queda puesto el sueño de primavera de toda una ciudad…” No hay que decir nada más.