Escenarios perfectos, para un Año importante

José Antonio Martín Pereira | 25 de octubre de 2012 a las 11:03

La oportunidad ideal para acercar la institución a los fieles. El Año de la Fe, recientemente inaugurado, distinguido por Benedicto XVI como «impulso a la misión de toda la Iglesia, para conducir a los hombres lejos del desierto en el cual muy a menudo se encuentran en sus vidas a la amistad con Cristo que nos da su vida plenamente». Año de la Fe que llega como balón de oxígeno al Concilio Vaticano II (coincidiendo con su cincuenta aniversario), que fuera promulgado por el beato Juan Pablo II «con la intención de ilustrar a todos los fieles la fuerza y la belleza de la fe». Sevilla no podía faltar, y es por ello que desde la Archidiócesis han preparado un extenso programa de actividades, algunas de las cuales especialmente significativas, por su contenido y por los lugares en los que serán desarrolladas.

La muestra La Fe es Vida

Con motivo de la celebración del Año de la Fe, el tradicional Encuentro Diocesano de Laicos se transformará en una serie de actividades dinámicas orientadas a mostrar los carismas, acciones de solidaridad y la vida de las diversas realidades eclesiales sevillanas.

El fin de semana del 17 y 18 de noviembre, se celebrará en la plaza de San Francisco la muestra La Fe es Vida, un espacio en el que tendrá cabida el testimonio, la música y la exposición de realidades eclesiales. La Palabra de Dios, el Credo y el Catecismo de la Iglesia Católica, serán los hilos conductores de toda la muestra. El punto culminante será la noche del sábado, con el rezo del Santo Rosario de forma participada y festiva. Como lugar singular, se destinará un espacio para la celebración del sacramento de la Reconciliación, en el que diversos sacerdotes estarán disponibles para confesar a quienes lo deseen.

Santoral sevillano en el Salón del Apeadero

En el cercano Salón del Apeadero del Ayuntamiento de Sevilla, entrando por el arquillo de la plaza de San Francisco, se expondrá la Cruz de la Evangelización. Una cruz tallada en madera de olivo, del Monte de los Olivos de Jerusalén, que contiene las reliquias de cinco santos y beatos sevillanos contemporáneos: santa Ángela de la Cruz, beato Cardenal Spínola, beato obispo Manuel González, beata Victoria Díaz y beata María de la Purísima. De todos ellos se expondrá una referencia de sus vidas, así como objetos que utilizaron a lo largo de la misma. Además, como homenaje al beato Juan Pablo II, se proyectará de forma continuada el vídeo homenaje, Testigo de Esperanza.

La exposición Biblia y Cultura

Otro ámbito de la Muestra será la exposición Biblia y Cultura, que se celebrará en el cercano patio de la Fundación Cajasol. A través de una explicación sistemática y divulgativa se acercará la Palabra de Dios de una forma sencilla y atrayente, y se expondrán ediciones de la Biblia en más de cuarenta idiomas, así como otras Biblias históricas y reproducciones de los primeros siglos del cristianismo.

Los comentarios están cerrados.