El Muñidor » Archivo » El Consejo de Cofradías, en evidencia

El Consejo de Cofradías, en evidencia

José Antonio Martín Pereira | 26 de enero de 2013 a las 11:28

Ayer se convirtió en uno de esos días en los que la información quedaba diluida entre tantos supuestos sin fundamento. Se nota que cada vez se contrastan menos las cosas. La cuestión en sí, es que a primera hora de la mañana fuentes oficiales de la Subdelegación del Gobierno alertaban acerca de la seguridad del público durante la celebración del Vía Crucis de la Fe previsto para el domingo 17 de febrero. Por consiguiente, desde este organismo desaconsejaban que existieran tres lugares de acceso de pasos a la Avenida, estimando que lo más conveniente es que todos los pasos lleguen a la misma por la zona del Banco de España, o lo que es lo mismo, uno detrás de otro.

El nuevo planteamiento modifica sustancialmente los horarios determinados hasta la fecha, tan aireados, por cierto, durante la última semana. Así las cosas, la Hermandad del Santo Entierro será la primera en llegar, y Montesión la última. Del mismo modo, terminado el rezo de las estaciones, y una vez que los 14 pasos salgan de la Catedral, el cortejo continuará hasta la Plaza Nueva donde cada corporación tomará camino hacia su templo.

Con estas modificaciones, queda en evidencia la gestión hasta ahora desarrollada en referencia al acto por parte del Consejo de Cofradías. La pregunta, sin respuesta, es qué llevan haciendo desde noviembre los miembros de la junta superior, si en una cuestión trascendental como es la de la seguridad, en la susodicha Administración autónoma, cuyas competencias en esta materia se atribuyen directamente, no se tenía constancia de los movimientos ejecutados.

Con ello, lo que parece evidente es que, si finalmente, como se estima, el evento programado sigue su curso y el día 17 Sevilla se inunda de pasos, fieles, curiosos y friki-frades, será la madrurez de las propias hermandades la que salve más de una cabeza.

  • Nazareno de negro

    Pues es que, mi querido Muñidor, y salvando la innegable buena voluntad de las personas implicadas, este asunto del Viacrucis “grande” no tiene ni pies ni cabeza. Organizar a catorces hermandades en todos los sentidos para, faltando un “cuarto de hora”, te enmienden la planilla es de nota. Ya se han celebrado los cabildos (o de oficiales o extraordinarios generales y no hay posibilidad de reacción. Y, además, ¿qué hacemos ahora con ese público que posiblemente iba igualmente a organizarse para contemplar y acompañar a las Imágenes de su devoción?. Esto puede ser un patio de comedias, saltando entre bolsas de basura apiñadas y con los huelguistas de la policía…adivino que para estos no va a regir nada de lo dicho y se meterán por donde vean “oportuno” conforme a sus reivindicaciones…Menos mal que la sospecha de agua puede hacer que alguna no salga y, con ello, nos ahorramos el bochorno. Y rezamos esa tarde dentro de las iglesias, que hace el mismo o mejor efecto y nos vemos todos el Domingo de Ramos en la “rampla” del Salvador que es lo “mandao”.

  • José Antonio Martín Pereira

    No puedo añadir nada más, porque has expresado todo lo que pienso (y a veces no puedo decir por este medio, por respeto). Se nos ha ido de las manos lo que desde el principio sabíamos era una locura, y para colmo nos encontramos con esos condicionantes externos los cuales, a día de hoy, parecen complicados de subsanar. Al final como he manifestado, serán las hermandades, con su madurez, las que salven a Sevilla del ridículo.

    PD: intentaré estar el sábado en el solemne Quinario dedicado a tu Cristo, que tanto me gusta.

  • antonio carballo garcia

    SEÑOR MUÑIDOR.NO TENGO QUE DORARLE NINGUNA PILDORA.SI EN SU MOMENTO LO CRITIQUE,HOY LE DIGO QUE ES USTED DE LOS MEJORES COMENTARISTAS DE NUESTRA SEMANA SANTA,Y NO ME DUELEN PRENDAS EL RECONOCERLO.ME MERECE LA PENA MUY MUCHO EL LEERLO,SIMPLEMENTE ENHORABUENA.

  • José Antonio Martín Pereira

    Estimado Antonio, la crítica, tanto si es positiva como negativa, va en consonancia con los medios. Suelo ser muy agradecido con la primera, y respetuoso con la segunda, e intento seguir una línea que enriquezca de algún modo este difícil mundo de las cofradías. Me alegra que hayas cambiado de opinión, toda opinión siempre enriquece. Un abrazo!

  • Moravia

    Cada vez estoy más convencido de que los pasos yienen que salir en Semana Santa y punto. Y mira que la idea es bonita, y mira que yo soy de los que la defiende. Pero es que lo ponen muy dificil…
    Bueno, olvidémonos de temas organizativos y pensemos en gozar de los bienes espirituales que este Via Crucis nos dará. Saludos.

  • José Antonio Martín Pereira

    Me apunto a tu reflexión amigo Moravia, pero sigo pensando que los pasos se impondrán al sentido litúrgico del acto. Lástima que la marea de friki-frades anule la importancia real de todos los actos.