El Muñidor » Archivo » San Julián, el reencuentro

San Julián, el reencuentro

José Antonio Martín Pereira | 27 de enero de 2013 a las 12:01

El reencuentro con la que ya asoma pero aún esconde matices. Ni siquiera la tarde se vistió de enero, generosa en dádivas como exhibiendo otras telas. Recogimiento y muchedumbre, apresados en la solemnidad propia de un itinerario de otra época. En el interior del Monasterio de Santa Paula, el culmen. Nuevamente la Buena Muerte de Cristo, de San Julián por Sevilla.

  • Moravia

    Los que alguna vez hemos tenido el privilegio de entrar en Santa Paula, somos conscientes de las riquezas que atesora. Y no me refiero a las que están colgadas de sus paredes ni en los retablos, que también. Me refiero a las que hay detrás de la reja de la clausura. El Amor a Dios, la Fe, la alegría de saber cuanto bien hacen al prójimo con sus oraciones desborda las sonrisas de estos ángeles del cielo que te abren las puertas de su corazón, ya que no pueden abrirte las de la clausura, y te acunan en una paz interior que sólo los santos conocen.
    Acerquensé a conocerlas, verán como no se arrepienten y viven una experiencia inolvidable. Acudan a la procesión de palmas del Domingo de Ramos, que realizan mezcladas con los fieles en el interior del claustro de la clausura, uno de los pocos momentos del año en que se permiten un contacto más cercano con las gentes. O acompañenlas en los Oficios del Jueves Santo, o cualquier día del año…
    Y ya de paso, se acercan a ver a la Imagen de mis devociones.

  • José Antonio Martín Pereira

    Qué gran descripción. Ayer, los que acompañamos al Cristo en el interior del templo disfrutamos de una bellísima oración cantada. Grande es la labor humana que realizan las hermanas de Dios, con su Caridad, tan necesaria en el tiempo que nos ha tocado vivir. Me apunto tus sugerencias. Un abrazo amigo!