El Muñidor » Archivo » Estampas del Vía Crucis

Estampas del Vía Crucis

José Antonio Martín Pereira | 15 de febrero de 2013 a las 12:13

Los malos augurios hacen presagiar que el domingo la cita quedará empañada, irremediablemente, por aquella que tiene por costumbre aparecer cuando menos se la invoca. La lluvia, a la espera de que los pronósticos confirmen la desgraciada tendencia, modificará todo lo previsto, pero no podrá privarnos de insólitas estampas como la presente.

Reluce desde el altar mayor de la Basílica de Triana la Madre del Cachorro, acomodando el cúmulo de nimiedades, dosis perfecta de sensaciones que embelesará cuando el sol de Domingo de Ramos desfile por las azoteas de la ciudad. Ha emergido la primera flor de nieve, abriendo paso a la Cruz de Guía que transita inapelable en las mañanas de Cuaresma. Entretanto, la luz dorada, apoderada de las tardes, imagina una primavera que aún acicala de singular invierno. Se precibe la veleidad, dádiva de una Sevilla que aveza sus muros al servicio de centenares de convocatorias formativas.

Escudriñemos, por tanto, la búsqueda de signos, entendiendo que la mejor forma de mitigar la calma es aquella que revierte el valor de las pequeñeces. El anhelo, más pronto que tarde, acompasará el tradicional resurgir de la divinidad eterna.

Los comentarios están cerrados.