El Muñidor » Archivo » Semana Santa 2013: a olvidar

Semana Santa 2013: a olvidar

José Antonio Martín Pereira | 4 de abril de 2013 a las 11:27

La actitud de Los Panaderos

No por repetitivo deja de colear la actitud de los responsables de la cofradía de Los Panaderos en la noche del pasado Miércoles Santo. El bloqueo a La Lanzada en Cuna quedará, sin duda, como el gesto menos honroso de la Semana Santa de 2013. Por cierto, tan injustificado como esa acción fueron los abucheos de parte del público presente cuando la Virgen de Regla reviraba para enfilar Orfila.

La lluvia

Presente todas las jornadas, salvo Jueves y Sábado Santo (el Lunes Santo, el leve chispeo de la mañana no alteró el orden del día). El Martes Santo suma tres años en blanco, los mismos que dos hermandades del Viernes, El Cachorro y La Carretería. Lo peor en este sentido, las mojadas de las cinco cofradías que se encontraban en la calle cuando sorprendió el aguacero del Domingo de Ramos. A este respecto, de lo que pasó en la Madrugá poco se está hablando, sin embargo basta un análisis rápido para denotar cierta opacidad en cuanto a las decisiones que se tomaron.

Entre flamencos y romanos

La tónica de los últimos años volvió a repetirse. La suerte que tenemos es que los focos, hermandades y bandas en cuestión, están más que localizados, con lo cual la criba se presenta hecha. Marchas que honran a Charlton Heston en Ben Hur, o a Joaquín Cortés cuando pisa un tablao, enturbian el buen hacer que realizan la gran mayoría de las formaciones musicales a lo largo del año. Generalmente, solemos quedarnos con lo reprochable, cuando debería darse todo lo contrario. La cuestión, en el fondo, no pasa más allá que por el alto nivel de permisividad musical que exhiben ciertas cofradías.

Los regresos

Si algo ha vuelto a poner de manifiesto la lluvia de la pasada Semana fue la capacidad organizativa de las hermandades según su interés. Caso llamativo, el de la cofradía de La Estrella, que tras alcanzar con celeridad la Carrera Oficial, después de salir casi dos horas más tarde de su horario previsto, terminó recogiendo su paso de palio a las cuatro de la mañana. Desde Pastor y Landero, los dos pasos de la hermandad de la calle San Jacinto regresaron desprovistos de público. En el mismo orden, la Hermandad de San Gonzalo, demorando hasta el extremo la entrada de sus dos pasos en el templo. Distintos fueron los retrasos del Lunes Santo, con el prejuicio que siempre recae en la cofradía del Museo.

Los inventos, con gaseosa

Que un coro de carnaval cante a un paso de palio en la Semana Santa de Sevilla es, cuanto menos, para que nos planteemos seriamente el rumbo al que estamos haciendo derivar a esta celebración religiosa. Reinventar lo que cuenta su origen por siglos corre el riesgo de convertirse en peligroso.

  • jose

    te equivocas. no seas tan sensacionalista como la mayoria de los pseudoperiodistas que hoy se dedican a cubrir el dia a dia de nuestras hermandades. en la calle pureza no hubo ningun coro de carnaval cantando a un paso de palio. hubo un coro entonando una letra de una marcha durante el pasacalles con las puertas de la capilla de los marineros cerrada aun. contemos las noticias tal cual y no como nos interesa para que la critica este argumentada. y que conste que a mi no me hizo gracia la idea.