Martes Santo 2014: memorias

José Antonio Martín Pereira | 16 de abril de 2014 a las 11:50

El Martes Santo rebrotó. Tres años, tres largos años después la ciudad escribió por sí misma la crónica anhelada. La nota climatológica, como en pretéritos días, la puso el intenso calor que soportaron las hermandades en las horas centrales del día, si bien ésto no fue suficiente para tumbar la ilusión que derrochaban los hermanos de las cofradías de esta jornada. Por cierto, la ratonera de horarios que condiciona y desestabiliza el Martes Santo dejó un retraso acumulado en Campana entorno a cuarenta minutos, recuperados eso sí por las cofradías en sus itinerarios de regreso.

La nota discordante, que ya cansa, volvió a relacionarse con la plaga de sillitas portátiles que invade la totalidad del perímetro por el que discurren todos y cada uno de los cortejos. Y esta es una circunstancia que seguiremos sufriendo, porque aquí parece que nadie se atreve a coger al toro por los cuernos. Sucederá después de alguna desgracia…

Martes Santo Sevilla 2014

Los comentarios están cerrados.