La paja en el ojo ajeno

José Antonio Martín Pereira | 21 de agosto de 2014 a las 12:36

El revuelo en las redes sociales ha vuelto a salpicar a las cofradías sevillanas, en este caso a la Hermandad de la Sagrada Lanzada. El motivo, una publicación en Twitter en la que un usuario respaldado en el anonimato de la red comparaba al cortejo de la cofradía del Miércoles Santo con un desfile militar nazi. La denuncia por parte de la corporación de San Martín unida a la de otros muchos usuarios particulares terminaba por conseguir su objetivo y dicha cuenta, en la que se recogían una larga serie de alusiones a modo de mofa pública contra los católicos en España, desaparecía de la red social en la jornada de ayer.

Por desgracia este tipo de provocaciones que consisten en atacar ofensivamente la libertad religiosa alegando una cuestionable libertad de expresión, ya sea mediante éste u otros medios no dejan de ser un habitual en lo que respecta a la persecución del colectivo católico en los últimos tiempos en nuestro país, como bien dejan buena nota numerosos análisis publicados en torno a la materia. Sin embargo, desde la perspectiva de las cofradías sevillanas como de costumbre mucho más fácil resulta ver la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio. Y no es necesario echar la vista sobre otros escenarios, basta planear sobre Twitter para comprobar la existencia de numerosos perfiles que confunden la guasa con múltiples formas de desprecio o faltas de educación (cívica y religiosa). Y es que, en lo que al ámbito sevillano se refiere, estamos rodeados por jartibles, rancios y otro tipo de especímenes kofradieros que vienen a hacer lo mismo que rápidamente han denunciado, esconder su identidad y armarse de valor para criticar todo lo que les viene en gana sin ningún tipo de tapujos. Pero claro, a estos les reímos las gracias sin pararnos a pensar en que el arduo frikismo ultra que profesan no repercute ni un mínimo de bien sobre las cofradías en particular, y  sobre la defensa de la fe en general. Novelería sevillana en su capítulo de agosto.

BvZ7vmRCUAAEobl

Captura de pantalla de la polémica

Los comentarios están cerrados.